01.12.2020 |
El tiempo
martes. 01.12.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

110 millones para la línea de avales

Una persona hace cola a la puerta de un estanco en Santander en el día de ayer. / José Ramón
Una persona hace cola a la puerta de un estanco en Santander en el día de ayer. / José Ramón
110 millones para la línea de avales

El Gobierno de Cantabria va a plantear a los agentes económicos y sociales, complementar, a través del Instituto Cántabro de Finanzas (ICAF), la línea de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) con un máximo de 110 millones de euros para ayudar a las empresas a afrontar gastos por el Covid-19.

Esta medida llega tras el compromiso adquirido el pasado martes con los agentes de la Mesa del Diálogo Social, a la que hoy, viernes, se le presentarán todos los detalles de la propuesta para que puedan debatirla.

El vicepresidente cántabro, Pablo Zuloaga, ha dado a conocer esa nueva decisión del Ejecutivo regional ante la crisis sanitaria, en la comparecencia telemática en la que ha trasladado los acuerdos del Consejo de Gobierno, celebrado este jueves. En esa reunión, la consejera de Economía y Hacienda, María Sánchez, ha informado de que por el aplazamiento de tributos se ha producido una reducción de los ingresos de la comunidad autónoma de 29 millones, además de que en el encuentro se ha autorizado habilitar la cuenta bancaria para recibir las donaciones que se ofrecen.

La cuenta, que ha sido denominada ‘Cantabria contra el coronavirus’, viene a responder a las aportaciones que, según Zuloaga, «constantemente» se están ofreciendo al Gobierno para que el Servicio Cántabro de Salud adquiera material sanitario y haga frente a los sobrecostes generados por la crisis sanitaria.

Zuloaga ha señalado, sobre la complementación de la línea de avales del ICO, que la previsión es movilizar en Cantabria hasta 1.200 millones de euros (1.000 del ICO) de financiación hasta el 30 de septiembre.

El objetivo de estas ayudas a empresas, pymes, micropymes y autónomos es financiar nóminas, facturas de proveedores pendientes de liquidar, alquileres, gastos de servicios, costes de servicios externalizados y en definitiva otros gastos.

Ha precisado, además, que la consejera de Economía y Hacienda ha dado traslado al resto de miembros del Gobierno que la reducción de ingresos registrada en la comunidad autónoma corresponde al primer trimestre y se debe a las primeras medidas adoptadas, referentes al aplazamiento de los principales tributos, por la crisis sanitaria.

Antes de comenzar a detallar las medidas, Zuloaga, como ya es costumbre en cada una de las ruedas de prensa posteriores al Consejo de Gobierno desde que comenzó el estado de alarma, ha agradecido y ha reconocido su labor a quienes, «día a día, se baten el cobre» en centros sanitarios y residencias frente a la enfermedad y también a todos los que garantizan los servicios esenciales. «El Gobierno de Cantabria sigue centrado en la gestión de la crisis sanitaria que ha causado el coronavirus», ha enfatizado el vicepresidente, quien ha lamentado las «duras cifras» que se desprenden de la crisis sanitaria, al tiempo que ha trasladado un «cariñoso» mensaje de ánimo a quienes han perdido a seres queridos.

el Gobierno recibe 2200 solicitudes del ‘cheque resistencia’. En cuanto a los ‘cheques resistencia’ puestos en marcha por el Gobierno de Cantabria para ayudar a los autónomos y micropymes que hayan tenido que cerrar por el estado de alarma por el coronavirus a pagar gastos generales como alquiler, agua, luz u otros, Zuloaga ha recordado que el plazo de solicitud se abrió el miércoles y en el primer día se han registrado 2.200 solicitudes.

El Gobierno de Cantabria destinará, inicialmente, 10 millones para estas ayudas que serán inmediatas y retroactivas a partir del cierre de la actividad. La cuantía que reciban los beneficiarios variará en función de sus empleados.

Los beneficiarios se deberán comprometer a reanudar su actividad en un plazo no superior a 10 días contados desde el cese de la suspensión y a mantener el empleo que tenían en la fecha de la suspensión durante un periodo de 6 meses contados a partir de dicho cese.

110 millones para la línea de avales
Comentarios