05.12.2021 |
El tiempo

Un partido de otro tiempo

Los Campos de Sport se visten de gala este mediodía para acoger el duelo entre el Racing y el Deportivo | Fernández Romo no podrá contar con Unai Medina y su puesto lo podría ocupar Mantilla | Ambos equipos llegan en un buen momento

Los jugadores del Racing celebran un gol en Los Campos de Sport. / Hardy
Los jugadores del Racing celebran un gol en Los Campos de Sport. / Hardy
Un partido de otro tiempo

s había de un partido así, de disfrutar de un gran ambiente de fútbol con más de diez mil personas en la grada, con una nutrida presencia de aficionados visitantes siempre necesarios para adquirir la certeza de estar disfrutando de una cita especial y de tener delante a un rival de los buenos, de los que tienen historia, de los que hace que parezca un duelo de otra categoría. Durante noventa minutos, los aficionados y jugadores verdiblancos tendrán la sensación de que no ha sucedido nada, de que la pandemia nunca existió y de que el Racing no está en la categoría de bronce. Si alguien se presentara este mediodía tras haberse pasado en coma la última década, pensaría que todo sigue igual y que hoy habrá un partido de Primera División en Los Campos de Sport.

Se enfrentan el Racing y el Deportivo. Palabras mayores. Ambos se han cruzado muchas veces pero lo han hecho, sobre todo, en la máxima categoría. Conocen el barro, pero consideran que ellos están hechos para otras lides. Son dos clubes históricos con una importante masa de seguidores detrás, que es, en definitiva, lo que les hace grandes. Por eso habrá mucho en juego. Porque un partido así siempre vale más que tres puntos. Cántabros y gallegos se disputan la hegemonía de la categoría y, en el caso de que Unionistas fallara, el vencedor en la mañana de hoy podría incluso colocarse en lo más alto de la tabla. Son innumerables los alicientes que tiene la cita.

Ambos equipos llegan en un buen momento. El Deportivo había pasado octubre con algunas dudas pero recuperó sensaciones el fin de semana pasado, cuando ganó al San Sebastián de los Reyes con un solitario gol de Miku, el tipo más peligroso a quien vigilar de cerca hoy. Lo hizo ante los 14.000 aficionados que hicieron acto de presencia en Riazor, por lo que nadie puede pensar que alguien vaya a sufrir miedo escénico hoy en El Sardinero. No, al menos, por parte blanquiazul. Por los locales aún está por ver. Lo cierto es que las últimas veces que el Racing ha acogido uno de estos partidos tan esperados ha acabado defraudando. No es fácil gestionar cosas que van más allá de lo futbolístico.

Llega el conjunto cántabro con una buena dinámica de resultados que le ha colocado a un solo partido de clasificarse para la Copa del Rey y a tiro de piedra del liderato liguero. Hace apenas tres semanas, el Deportivo doblaba en puntos al Racing. Tenía doce por seis los cántabros. Sin embargo, ahora ya avanzan a la par. Las ligas suelen tener su secreto en salir lo mejor posible de los malos momentos y lo cierto es que el Racing ha conseguido sumar mientras pensaba qué quería ser de mayor y mientras fallaba continuamente a domicilio. El pasado fin de semana cortó de lleno con ello tras ganar en el campo de un rival de tanta entidad como el Badajoz pero ahora ha de tener cuidado, ya que después de un gran éxito, suele llegar una gran decepción. Que no suceda.

Será el primer partido de este apretado mes de octubre que el Racing puede afrontar su haber jugado entre semana. Eso ya es buen paso inicial. Aún así, Fernández Romo perderá un hombre importante en sus filas como es Unai Medina, que tuvo que pedir el cambio en sus dos últimas apariciones por unas molestias en el gemelo. No se ha roto pero los médicos han recibido el aviso y le han hecho parar antes de que la cosa vaya a mayores. Por eso el entrenador necesita una alternativa para el lateral derecho. Su primera opción siempre ha sido Jorrín pero es poco probable que hoy juegue de inicio. Quien tiene más papeletas es Mantilla. Por la izquierda, Satrústegui ha entrado en la lista tras estar esta semana entre algodones pero también lo ha hecho Simón Luca. Vía libre a las elucubraciones previas a todo partido de fútbol.

Mantilla se hizo mayor jugando en el carril del dos, por lo que no hay miedo. Es un futbolista, además, que puede ayudar a contener las habituales acometidas del Deportivo por su banda izquierda y, además, cuidar bien las espaldas de un Soko que rara vez baja a echar una mano en defensa. Una vez lo hizo en Badajoz y aquello acabó con un gol que ha superado las habituales limitaciones mediáticas de la Primera RFEF. El camerunés es el hombre de moda y lo mejor es que no tiene pinta de que se le vaya a subir a la cabeza. El Racing depende mucho de él y de sus compañeros de ataque. De hecho, su juego se basa en contener las cosas atrás y conseguir que el balón llegue a ellos lo más rápido y en las mejores condiciones posibles para, a partir de ahí, esperar a que pasen cosas.

La gran duda que puede presentar la alineación del entrenador verdiblanco, más allá de la del lateral derecho, está en la posición de medio centro. Incluso ha ganado una baza para dicha posición al recuperar a Sergio Marcos, convaleciente en las tres últimas jornadas. Le gusta la pareja que forman Borja Domínguez e Íñigo pero también le gusta mucho Fausto Tienza. Sobre todo, ante este tipo de rivales tan poderosos como el de hoy. La semana pasada hizo sitio a los tres enviando al canterano a la banda izquierda, pero aquello no funcionó ni ofensiva ni defensivamente. Además, eso supone sacrificar a Álvaro Bustos, un lujo que, sobre todo jugando en casa, cuesta ver que vaya a repetir.

No hay que descartar nunca alguna sorpresa por parte del técnico madrileño pero tampoco por parte de su homólogo en el Deportivo, un Borja Jiménez que maneja la plantilla más cara de la categoría y que, por ahora, ha conseguido lo que a veces parece más complicado en este tipo de proyectos, que es poner la maquinaria en marcha. Es el equipo gallego un transatlántico con mucho potencial en todas sus líneas, con gente de enorme calidad cerca del área y que, además, se adapta a diferentes maneras de jugar. Se miden dos técnicos que suelen hacer patente sus manos en sus equipos y, como ya sucediera en Badajoz, se anuncia también un interesante duelo táctico. El de hoy puede ser un gran partido. A disfrutar.

Borja Jiménez aún no ha ganado al Racing

El partido de este mediodía será el octavo de Borja Jiménez, entrenador del Deportivo, contra el Racing y todavía no conoce la victoria. El balance para él es de seis derrotas y un solo empate. Antes de partir hacia Santander, anunció en rueda de prensa que su equipo se iba a medir a un «rival directo por proyecto, entidad y masa social».

Eso sí, como suele hacer todo entrenador, aseguró que afrontaban el envite «como uno más porque está muy lejos lo que pueda pasar en mayo». El técnico reconoció, eso sí, que «es un partido de los más bonitos de la categoría». «Va a ir mucha gente de aquí y allí su afición sigue mucho al equipo, va a ser bonito», insistió en sala de prensa. El conjunto coruñés se medirá a un adversario complicado que además atraviesa un buen momento de juego. Borja lo definió así: «Es un equipo con jugadores muy potentes a nivel ofensivo, con desequilibrio por fuera de uno contra uno. Jugadores de talento en el centro del campo y también con experiencia.

Tiene muy buen equipo, como nosotros. Hace cosas muy bien con pelota y transita muy bien sin ella, y no le importa defender en campo propio». Detalle este último que invita a pensar en un mayor protagonismo visitante. «Nosotros vamos a intentar tener la pelota. El estilo no va a cambiar, independientemente del rival. Queremos que predomine nuestra fase ofensiva y está claro que cuando eres dominador, el rival te ataca en transición. El que pueda tener el dominio de la pelota dominará el partido», pronosticó el entrenador del Dépor. De cara a la cita, el míster anunció un par de altas en sus planes: «Trilli ha entrenado con normalidad esta semana y podría jugar. Valín también podría participar y Trigueros y Benito siguen lesionados, no están disponibles».

Un partido de otro tiempo
Comentarios