12.11.2019 |
El tiempo
martes. 12.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

RACING

Óscar Gil: «El parón nos ha venido bien»

  • El Racing recuperará a su defensa titular para visitar Las Gaunas. 
  • Óscar Gil reconoce que el equipo está ante un mes exigente pero cree que servirá «para conseguir un margen de puntos más amplio con rivales directos»
Óscar Gil fue uno de los jugadores que en mejor forma acabaron el 2018. / J.R.
Óscar Gil fue uno de los jugadores que en mejor forma acabaron el 2018. / J.R.
Óscar Gil: «El parón nos ha venido bien»

El cambio de año servirá, previsiblemente, para que el Racing recupere su defensa titular, de la cual apenas había podido disfrutar en los dos últimos meses del 2018 por lesiones, cansancios o rotaciones. Jordi Figueras está demostrando esta semana que está apto para volver a ser de la partida tras superar esa rotura de fibras que el club, por alguna extraña razón, mantuvo en secreto y Óscar Gil verá de nuevo su nombre en la pizarra tras no poder jugar contra el filial del Oviedo por acumulación de amonestaciones. Los dos comenzarán el 2019 limpios de tarjetas y sin más preocupaciones que las ligueras, ya que la Copa del Rey ha quedado atrás convertida en un bonito recuerdo. Sólo algún imprevisto les bajará del barco durante, por lo menos, un mes de enero que se antoja exigente y que debería servir para confirmar tanto los vicios como las virtudes de una plantilla que cogió las vacaciones navideñas con más ganas que los demás.

«El parón nos ha venido bien». Óscar Gil no lo duda. Dio la sensación de que el equipo llegó más justo que los demás al parón invernal quizá porque comenzó la pretemporada diez días antes o bien porque tuvo que afrontar más partidos que el resto. En el caso del central navarro, que se incorporó al proyecto ya mediado el verano, sólo puede ser lo segundo. Por eso recuerda que las obligaciones coperas les han hecho acumular más minutos en las piernas que los habituales para la amplia mayoría, ya que se tomaron «muy en serio» la competición del KO. «Tuvimos muchos partidos en los que disfrutamos pero sabiendo siempre que lo importante es la liga», recalca. Y es ésta la única obligación a la que van a tener que hacer frente en los próximos seis meses.

«La primera vuelta que acaba este fin de semana ha pasado volando, lo que significa que hemos disfrutado mucho», asegura Óscar Gil. Y eso es bueno y ha ayudado a asentar el proyecto porque genera confianza y seguridad. Al final, disfrutar o no es una cuestión de resultados y es innegable que el Racing los ha tenido buenos porque llegó al descanso vacacional con los mejores de toda la categoría prácticamente en todos los aspectos evaluables. Sólo dejó escapar sus primeros puntos en casa en el último partido del año, que, a su vez, también supuso enlazar una segunda semana sin ganar por vez primera en lo que se llevaba desarrollado de temporada. El juego también parecía haber decaído porque lo había hecho la circulación del balón y por eso en el vestuario tuvieron claro que era bueno parar. «Todos teníamos ganas de volver a casa para estar con las familias una semana y, visto ahora, queda claro que ha venido bien para cargar las pilas», sostiene el defensor de Peralta.

Con ganas. Según Óscar Gil, no ha habido síndrome postvacacional en el vestuario racinguista. «La gente, quieras que no, estaba con ganas de volver y de recuperar la sensación de fútbol», asegura. Por eso son futbolistas. Quizá más aún en su caso particular, ya que se perdió el último partido por sanción. Por vez primera tuvo que seguir un partido desde la grada y la conclusión a la que ha llegado es la de que, desde allí, «se sufre mucho más». Ya han pasado página y están en plena preparación y puesta a punto de unas semanas en las que tocará afrontar exámenes complicados que se pueden interpretar desde dos puntos de vista: «Por un lado, son rivales difíciles ante quienes va a costar sacar los puntos y, por otro, puede suponer una buena oportunidad para sacarles más distancia».

Tiene claro Óscar Gil que la temporada no se va a decidir en el próximo mes porque, además, «las notas se ponen en junio». A parte de esto, el Racing lo ha venido haciendo tan bien en los primeros cuatro meses de competición que está a punto de atravesar el ecuador con cinco puntos de renta que suponen un buen colchón que concede cierta seguridad y garantía. Con todo, el objetivo de un equipo que ha demostrado llevar la ambición en las venas ya advierte de que va a ser el de cosechar «buenos resultados para conseguir un margen más amplio» del que ahora mismo tiene el Racing respecto a sus más inmediatos perseguidores. De hecho, si el conjunto cántabro es capaz de ganar el sábado en Las Gaunas, habrá conseguido alejar a un equipo al que todo el mundo considera candidato al campeonato a 16 puntos. Y esos son muchos puntos.

Conforme avancen las semanas se irá acercando también el final de la fase regular y, por lo tanto, los puntos irán adquiriendo más valor y se harán todavía más difíciles. Es el precio a pagar por percibir la llegada de lo bueno, lo que todo futbolista del Racing quiere vivir y jugar cuando ficha por el club verdiblanco. En el seno del equipo tampoco se quieren precipitar y apuestan por tomarse las cosas con cierta calma y sin mirar más allá del «partido a partido saliendo siempre a competir y lograr la victoria para, luego, ver cómo vamos y cómo están las cosas». Funcionar así les ha ido bien hasta la fecha. Tampoco hay otras maneras de afrontar una temporada tan larga.

El partido del sábado es importante porque será una buena prueba del nueve para evaluar el verdadero nivel del Racing. Se enfrenta el equipo de Ania al Logroñés, que, como recuerda Óscar Gil, es, «en teoría, uno de los equipos que estará peleando por el primer puesto junto al Mirandés». Mucho se ha escrito del potencial del conjunto riojano por mucho que esté arrastrando un mal inicio de temporada que tampoco les volvió locos. No son pocos los que destacan su enorme potencial ofensivo pero tampoco está marcando goles con demasiada facilidad. Da la sensación de que es una criatura que puede despertar en cualquier momento y el conjunto cántabro intentará que no sea a su costa. Lo bueno es que, como recuerda el central de Peralta, tanto él como sus compañeros los conocen bien porque se midieron «en el partido de Copa, lo que va a servir para conocer bien cómo juegan». «Intentaremos preparar lo mejor posible este partido para traernos los tres puntos y comenzar bien el año», añade. En ese sentido, recuerda el defensor verdiblanco que, aunque sea «importante saber cómo plantear el partido, luego lo fundamental es adaptarse a lo que ellos estén haciendo o ellos propongan para mejorarlo y contrarrestarlo».

Desde el pasado lunes, día en el que los jugadores volvieron al trabajo tras disfrutar de ese deseado parón, hay un jugador nuevo en el equipo que ha ocupado el sitio que había venido ocupando Juanjo desde el primer día de la pretemporada. Se trata de Alberto Noguera, que, además, es factible que ya disponga de minutos en Las Gaunas por la lesión de Álvaro Cejudo. Óscar Gil reconoce que apenas le conocía más allá de «algún partido por televisión». Va a tener tiempo a partir de ahora porque está seguro de que ayudará a mejorar el nivel del equipo, que difícilmente podía ser mejor de lo que lo ha venido siendo hasta ahora.

Comentarios