02.04.2020 |
El tiempo
jueves. 02.04.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

RACING

«Estoy donde quiero estar»

Yoda, durante su presentación oficial ayer como jugador del Racing. / J.R.
Yoda, durante su presentación oficial ayer como jugador del Racing. / J.R.
«Estoy donde quiero estar»

Karim Yoda va a cumplir 31 años el próximo mes de octubre pero está empezando un tiempo nuevo. Después de ser víctima de la situación económica del Reus el curso pasado, tuvo que hacer las maletas para irse al fútbol ucraniano. Él no quería, pero su intención era exprimir cualquier oportunidad de volver a sentirse futbolista tras unos meses para olvidar. Sin embargo, no cerró la puerta al salir. Atravesó los Pirinéos con la firme intención de volver y por eso pidió a su agente este verano que le buscara un equipo en España. Tenía buenas ofertas e incluso ofertas superiores económicamente en otros países, pero eligió el Racing. Quizá cobrará algo menos, pero le gustó lo que le presentaron. Y lo más importante: creyó a Chuti Molina. Después lo que vivió en Reus hace unos meses, era normal que sospechara de todo y de todos.

El nuevo jugador francés del Racing completó ayer su primer entrenamiento con sus nuevos compañeros, después fue presentado oficialmente y por la tarde acompañó a su nuevo equipo a Sarón para ver en directo el amistoso contra el Cayón. Hasta allí se trasladó también un recién llegado Nico Hidalgo que, en el fondo, fue recibido como uno más de la familia. Entre ambos, hicieron que no sólo hubiera interés en lo que estaba pasando sobre el terreno de juego, sino también en la grada por la presencia de los dos últimos fichajes cerrados por Chuti Molina.

Yoda llega con las ilusiones de quien quiere reivindicarse. Con sus primeras palabras y utilizando un correcto castellano, afirmó estar «muy contento» por la decisión tomada de fichar por el Racing. Tanto es así, que no dejó pasar la oportunidad de agradecer tanto al director deportivo como al entrenador la apuesta que habían hecho por él. «Han hecho todo lo posible para que yo esté aquí y ahora sólo espero poder responder  aportando todo lo que pueda», afirmó el futbolista galo.

«Vengo aquí para encontrar mi mejor nivel», aseguró el nuevo futbolista verdiblanco después de haber sufrido la peor parte del fútbol la campaña pasada. No lo pasó nada bien en Reus y, de esta manera, dejó bien claro que pretende «volver a disfrutar del fútbol» con la camiseta del Racing. Y cree que ha elegido bien porque, como bien recordó, el club cántabro es «un club histórico» que, a pesar de ser un recién ascendido, parece tener un estatus diferente. Los futbolistas se mueven a menudo por referencias a la hora de tomar una decisión y preguntan a otros que han pasado por ahí sobre el club que les ha lanzado una apuesta. En su caso, de quienes echó de menos fue de Mehdi Lacen, que coincidió con él en Getafe, y de Mario Ortiz, con quien jugó en Reus. Ambos le hablaron «muy bien» de la entidad verdiblanca y, además, percibió que Chuti Molina e Iván Ania hicieron «todo lo posible» para que fichara y por que, una vez tomada la decisión se sienta «muy bien».

«Estoy muy cómodo aquí y sé que es el sitio donde quiero estar», aseguró Yoda. Éste aclaró que puede jugar tanto en la media punta, como por banda izquierda a pie natural, ya que es zurdo cerrado, o por la derecha. «Todo dependerá de dónde me quiera el míster», afirmó. Con Iván Ania ha tenido ya varias conversaciones tanto antes de fichar como después y ha sido muy claro a la hora de expresarle qué espera de él: «Me ha dicho que sea como soy. Sin más. Me ha pedido que ayude al equipo con mi experiencia, sin presión y jugando como sé». A partir de ahí, falta conocer cuándo podrá empezar a intuirse cuál puede ser su verdadero nivel y qué puede aportar al equipo y él mismo reconoció que cree que necesitará «diez días» para enseñar ya una versión más válida sobre lo que puede dar. «He estado con un entrenador personal para mantener la forma y por eso creo que no necesitaré mucho más tiempo», explicó. Lo cierto es que sólo hace falta echarle un vistazo para ver que, verdaderamente, físicamente no le falta demasiado.

Es algo que ratificó Chuti Molina recordando que, aunque es cierto que su nuevo jugador sí sufrió un par de lesiones graves hace unos años, «no hay ninguna duda de su estado físico». «Obviamente, cualquiera de nosotros se puede lesionar mañana, pero estamos muy contentos porque pensamos que realmente ha hecho un esfuerzo por estar aquí», destacó el director deportivo verdiblanco. Éste reconoció que el Racing no llegaba «a las cotas, económicamente hablando, que él ha manejado, pero él también ha apostado». «Quería un año en España, le hemos presentado un proyecto, nos ha creído y ha decidido venir», se felicitó el máximo responsable del área deportiva del Racing.

Aseguró Chuti Molina que su intención era realizar «un fichaje que marque diferencias». Entiende que Yoda ha llegado parea reforzar «un puesto en el que estábamos necesitados, sobre todo de zurdos». Y ayer mismo durante el entrenamiento ya hizo evidente el futbolista francés que es zurdo cerrado. «Es muy difícil contratar zurdos específicos», abundó el director deportivo del Racing. Con todo, puso en verdadero valor a su nueva adquisición y recordó que, además de por el carril del once, también se puede desenvolver «por dentro y por fuera a pierna cambiada». «Fue un objetivo claro desde el principio y, aunque no fue fácil, ya le tenemos aquí», resaltó.

Sobre su trayectoria reciente, recordó que el pasado año «le atropelló la situación del Reus». Una vez que el club fue expulsado de la competición y él se buscó las habichuelas por otra parte, recaló en el Karpati ucraniano, donde «se puso en forma y jugó todos los partidos, ya que no es lo mismo entrenar que jugar». Con todo, destacó que venía de hacer «un año espectacular» siendo, en su opinión, «decisivo para que el Reus mantuviera la categoría» a pesar de llegar mediada la temporada en calidad de cedido por el Getafe.

Yoda es el segundo fichaje ofensivo que cierra el Racing tras el de Nuha. Los demás, son laterales (Abrahan Minero, Moi Delgado, David Carmona) o porteros (Luca Zidane). En el caso de este último, Chuti Molina aprovechó para lamentar la lesión de Iván Creso, la cual cogió a contrapié a los propios doctores del club, que habían descartado una rotura y, finalmente, se encontraron con una fisura en la parte de abajo del pie que va a impedir al capitán empezar la temporada. Y es que, como recordó, las lesiones son las que se puedan producir durante la pretemporada pueden mar las decisiones a tomar en el mercado.

Comentarios