22.09.2019 |
El tiempo
domingo. 22.09.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

El zoo digital de Okuda San Miguel llega a Hong Kong en su primera exposición

La exposición se exhibe en La Galerie Paris 1839 en la ciudad china y se podrá disfrutar hasta el 28 de abril de 2019

‘Los amantes del zoológico digital’del artista cántabro Okuda San Miguel. / JEROME FAVRE
‘Los amantes del zoológico digital’del artista cántabro Okuda San Miguel. / JEROME FAVRE
El zoo digital de Okuda San Miguel llega a Hong Kong en su primera exposición

El artista español Okuda San Miguel llega por primera vez a las galerías de Hong Kong con la exposición "Zoo Digital", una muestra que cuenta con obras de arte de animales, elementos bien presentes en la escultura y la pintura a lo largo de su carrera.

"Está teniendo una gran acogida, especialmente por la iconografía animal que encaja mucho con la filosofía local. Aparecen figuras como el panda, la cabra o el cerdo, este último el símbolo de este año", contó el artista en una entrevista telefónica sobre esta muestra inaugurada hace unos días en la gran urbe asiática y que durará hasta el próximo 28 de abril.

La galería Paris 1839 es el lugar donde el artista se ha estrenado en Hong Kong a puerta cerrada, pues ya realizó una intervención en un edificio y otra obra para exteriores, una pintura sobre un autobús de dos pisos que durante tres meses paseará su arte por la urbe.

Okuda, que nació en Santander en 1980, pasó de pintar grafitis en fábricas y estaciones de tren abandonadas a esculpir figuras geométricas llenas de color, que representan un canto a la libertad y la multiculturalidad.

Según contó a Efe, el artista considera que con su presencia en Hong Kong aporta la esencia de su país de origen, España: color, calor, energía, positivismo y sobre todo, libertad.

"Creo que la razón del arte, además de romper las fronteras entre las personas, las culturas y las religiones, es básicamente hacer que la gente sienta", apuntó.

En Hong Kong, el artista español es conocido por transformar un edificio residencial ordinario en la calle Tai Nan, el Sham Shui Po, en una obra de arte como parte del festival de arte callejero HKWalls 2016.

Okuda utilizó toda la fachada para pintar un deslumbrante patrón geométrico que culmina en un retrato de un perro sonriente.

En su obra, que se podría calificar de "surrealismo pop", las arquitecturas geométricas de color arco iris se mezclan con formas orgánicas.

El arte del cántabro, no exento de controversia, a menudo plantea preguntas sobre el existencialismo, el universo, el infinito, el sentido de la vida y las contradicciones de la falsa libertad del capitalismo, mostrando un conflicto entre la modernidad y nuestras raíces.

"Me fascina Hong Kong, especialmente por su tipografía china. Es una ciudad moderna que me ofrece contemporaneidad, donde se mezcla la tradición del pasado con el futuro y donde construcciones antiguas súper sucias se combinan con rascacielos ultramodernos", afirma.

Okuda (cuyo nombre es Óscar), es un nombre que creó de niño inspirado en un cómic japonés y comenzó como artista grafiti a mediados de los años 90, antes de dedicarse al arte callejero a principios de 2004.

El autor a veces busca inspiración en grandes obras clásicas como el Jardín de las Delicias de El Bosco o la Mona Lisa de Leonardo da Vinci.

Como influencias, cita a René Magritte, Max Ernst, Yayoi Kusama, Takashi Murakami y Hieronymus Bosch.

Comentarios