03.08.2021 |
El tiempo

La Sala Robayera inaugura con la exposición 'El tiempo siempre corre hacia atrás'

El álbum de fotografías de Javier Vila abre la temporada en la Sala Robayera

Fotografía de la exposición de Javier Vila, Santander.
Fotografía de la exposición de Javier Vila, Santander.
La Sala Robayera inaugura con la exposición 'El tiempo siempre corre hacia atrás'

El fotógrafo Javier Vila inaugura el programa expositivo de la Sala Robayera de Cudón (Cantabria) el sábado 19 de junio de 2021. Con el apoyo del Ayuntamiento de Miengo y la Consejería de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria, la muestra, que lleva por título “El tiempo corre siempre hacia atrás”, reúne un total de 36 fotografías en blanco y negro pertenecientes a la serie “Las heridas de la memoria”, realizada entre 1983 y 1999 en distintos lugares de la geografía española y otros países, inéditas en su mayoría, que han sido revisadas y copiadas en los últimos meses para mostrarse en esta exposición individual.

En un momento en que los espacios vitales se han visto reducidos al espacio de las pantallas, el proyecto parte de la idea de revisitar el álbum personal y volver a fijar la mirada en imágenes de origen analógico que han sufrido el paso del tiempo, pero que constituyen los apuntes de un diario íntimo que, con el poso de los años transcurridos, han ido tomando la forma de un documento poético.

Se trata, por tanto, de mostrar una selección de fotografías que capturan pequeños instantes cotidianos de la vida familiar que, vistas en su conjunto, despiertan una profunda reflexión sobre el tiempo, la memoria y la relación que mantenemos con lo vivido.

Javier Vila narra su vida capturando fragmentos que nos permiten asomarnos a la intimidad de lo que ya se fue, tal como explica Marcos Díez en el texto que acompaña el catálogo de la exposición, “porque la vida es esa cosa rara que siempre se está marchando y hay en Javier Vila un intento de apresar aquello valioso que le sucede, de retenerlo, de profundizar a través de la mirada en los acontecimientos”. Las imágenes captan, libres de artificios y con sencillez, la naturalidad del momento, toda su verdad y su belleza; de ahí su fragilidad y también su capacidad para despertar en nosotros emociones latentes desde otra gramática: “Nos identificamos con la vida que narra Javier porque nos está hablando de lo que es esencial en la existencia de casi todos. Es decir, de la proximidad, de la intimidad, de la ternura y del afecto de la gente que uno más quiere. Es en esas miradas de los otros donde acabamos encontrándonos y reconociéndonos”.


Javier Vila (Santander, 1961) se considera fotógrafo aficionado por voluntaria imposición. En 1982 finaliza sus estudios universitarios de Magisterio, momento a partir del cual realiza un itinerario formativo de la mano de fotógrafos como Manolo Laguillo, Manel Serra, Toni Catany, Koldo Chamorro, Manel Esclusa, Humberto Rivas, Daniel Canogar, Joan Fontcuberta, Bernard Plossu, Carlos Canovas o Javier Vallhonrat, entre otros. A principios de los noventa inicia su trayectoria expositiva y participa en numerosos proyectos individuales y colectivos en diferentes espacios de Cantabria, Pais Vasco, Madrid y Barcelona. Ha sido reconocido con algunos premios y sus fotografías son parte de los fondos del MAS-Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander y Cantabria, la Colección Norte del Gobierno de Cantabria, la Fundación Comillas o la Fundación Caja Cantabria, entre otras colecciones públicas y privadas. En 2010 pone en marcha La Caverna de la Luz en su estudio laboratorio de la calle del Sol de Santander, un proyecto expositivo y editorial orientado a la difusión de la fotografía como medio de expresión personal (www.lacavermadelaluz.es).

A lo largo de los últimos treinta años, la Sala Robayera ha celebrado una decena de exposiciones monográficas de fotografía, protagonizadas por Pedro F. Palazuelos (1990), Darya von Berner (1992), Ian Wallace (1995), Juan Uslé (1998), Jorge Fernández Bolado (2002), Chema Madoz (2007), Alberto García Alix (2008), José Lamarca (2010), Amparo Garrido (2017) y Montserrat Soto (2020). La obra de Ciuco Gutiérrez se mostró también en el contexto de una colectiva de la Colección de Arte Contemporáneo Ciudad de Pamplona en 1997 y en 2001 se organizó otra colectiva que llevaba por título Fotografía Internacional en las Colecciones Privadas de Cantabria. Asimismo, la fotografía ha estado presente en las propuestas multidisciplinares de otros muchos artistas que han ido pasado por la sala dirigida por Juan Manuel Puente desde que el espacio abriera sus puertas a finales de los ochenta del pasado siglo.

La Sala Robayera inaugura con la exposición 'El tiempo siempre corre hacia atrás'
Comentarios