03.08.2021 |
El tiempo

PALACIO DE FESTIVALES

El Palacio de Festivales cierra la temporada con Natalia Lacunza y Miguel Poveda

La última semana de la programación comenzará el miércoles por la tarde y en la Sala Pereda, con la representación de ‘Recuerda que no pueden cancelar la primavera, el jardín’, a cargo de Babirusa Danza
Miguel Poveda en concierto.
Miguel Poveda en concierto.
El Palacio de Festivales cierra la temporada con Natalia Lacunza y Miguel Poveda

El Palacio de Festivales de Cantabria cerrará la actual programación la próxima semana con el último de los ‘Miércoles íntimos’ previstos en la temporada y los recitales de Natalia Lacunza y Miguel Poveda. La última semana de la programación con la que el Palacio de Festivales ha iniciado la conmemoración de su 30 aniversario comenzará el miércoles, a partir de las 19.30 horas y en la Sala Pereda, con la representación de ‘Recuerda que no pueden cancelar la primavera, el jardín’, a cargo de Babirusa Danza.

El sábado, a las 19.30 horas y en la Sala Argenta, la cantante Natalia Lacunza ofrecerá un recital dentro de su gira ‘A otro lado tour’, mientras que el domingo, a la misma hora y lugar, será el turno del cantaor Miguel Poveda ‘En concierto’. Danza. Parafraseando a David le Breton, para nosotros, al igual que la llegada de la primavera, danzar nos introduce en las sensaciones del cuerpo con el mundo, nos proporciona una experiencia plena. A través de este espectáculo proponemos al espectador degustar el tiempo, dar un rodeo existencial, descubrir lugares y rostros desconocidos, extender corporalmente el conocimiento de un mundo inagotable de sentidos y sensorialidades.

Durante el proceso de creación se ha revelado ante nosotros un jardín propio donde nos acontecen diversas situaciones. La primavera es el renacer de esta experiencia escénica, siendo una de las fuentes de inspiración la obra pintada por David Hockney durante el confinamiento.

Danzar es un método de reencantamiento del tiempo y el espacio. Es un despojamiento y un filón interior que se debe solo al instante, implica un cierto estado de ánimo, una bienaventurada humildad ante el mundo, una indiferencia ante la tecnología y los modernos medios. Un goce sin prisa del tiempo. Babirusa Danza fue fundada por Beatriz Palenzuela y Rafael de la Lastra y desde su creación ha estrenado diversas producciones para teatros y espacios no convencionales.

La compañía entiende el hecho escénico como un artefacto complejo donde todas las partes son fundamentales. En sus trabajos se funden la danza contemporánea, lo cinematográfico, lo poético y la belleza, estando presente en sus coreografías una fisicalidad llena de matices. La fuerza emotiva de sus composiciones traslada al espectador a ser parte de la obra, haciéndole partícipe y trabajando la empatía como motor de la comunicación.

CONCIERTO. El sábado 19 de junio en la Sala Argenta estará la artista Natalia Lacunza, compositora e intérprete, pero nada es comparable con lo más importante que tiene: su futuro.

Natalia ha conseguido romper el estigma del éxito y el concepto que supone brillar en un programa como Operación Triunfo para convertir su música, sus influencias y su forma de entender las canciones en su única carta de presentación. A lo largo de los dos últimos años su música se ha rodeado de influencias que van desde el bedroompop al ‘RnB’ o al soul, pero sin olvidar una marcada vocación pop: de presentarse en sociedad con el éxito de ‘Nana triste’, canción que presentó al gran público de Guitarricadelafuente, a acabar el 2019 con ‘Ep 2’, una colección de canciones más minimalistas en las que colaboraba con artistas como Mori o Bronquio.

Y es que, si algo ha ayudado a construir su estilo propio y personalidad, es su búsqueda constante de talento: de Sen Senra a Marem Ladson, pasando por el fenómeno de Guitarricadelafuente. Y todo ello con unas composiciones propias al alcance de muy pocos. Y ahora, en 2020, el año maldito, se presenta al fin en sociedad en directo para completar la gira de sus dos primeros eps y que suponen el verdadero punto de salida de una carrera sin techo. Recital. Miguel Poveda ‘En concierto’ trata de acercar el sonido que más ha caracterizado al cantaor, el de la diversidad musical, aunque usando como raíz y música  protagonista al flamenco más tradicional.

En este viaje por el universo Poveda encontraremos su querencia por el cante flamenco, la poesía, la canción andaluza, incluso algunas de sus composiciones más recientes. Su carisma, compromiso social y la pasión que vuelca en un escenario convierten sus conciertos en una experiencia única de amor al arte y a la emoción. El flamenco del nuevo siglo no se puede entender sin Miguel Poveda. Su espectacular timbre y «quejío» hace temblar los cimientos más arraigados del flamenco para amoldarse a su voz y formar notas que arropan las canciones de ayer y de hoy, dándole un sentido único a la espectacular capacidad de interpretar cada canción o poema.

La voz de Miguel Poveda es la definición perfecta de sentimiento, estructura cada matiz para llegar a rincones inhóspitos del receptor. Es arriesgada en su entonación y fuerte en su mesura. A lo largo de estos treinta años ha sabido madurar con elegancia y hacer que las canciones crezcan con él. Este artista, Premio Nacional de Música de 2007, Premio Nacional de Cultura 2011 de Cataluña, Premio de la Cátedra de Flamencología de Jerez, Medalla de Andalucía en el 2012 e hijo adoptivo de Sevilla y su provincia, hijo predilecto de Badalona, entre muchos galardones más, ha sabido construir su carrera con amor, constancia, esfuerzo y bajo la inspiración de los grandes de la música.

El Palacio de Festivales cierra la temporada con Natalia Lacunza y Miguel Poveda
Comentarios