17.05.2021 |
El tiempo
lunes. 17.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

La Machina cierra el año con una gira por La Rioja con la obra ‘El niño erizo’

La compañía cántabra realizará, además, la última función el próximo martes, día 29, en el Auditorio Municipal de Ajo

Escena de ‘El niño erizo’. / ALERTA
Escena de ‘El niño erizo’. / ALERTA
La Machina cierra el año con una gira por La Rioja con la obra ‘El niño erizo’

La actividad fuera de Cantabria de La Machina Teatro en este extraño año se cierra con una gira por la comunidad de La Rioja, realizándose varias representaciones, que comenzaron ayer en el Teatro Cervantes de Arnedo. Hoy estarán en el Teatro Cine Avenida de Santo Domingo de La Calzada y mañana, lunes, en el Teatro Bretón de los Herreros de Logroño. Y, el martes 29, se desarrollará la última función del año en el Auditorio Municipal de Ajo, recuperando una acción pendiente del circuito enREDarte.

El espectáculo seleccionado para estas representaciones es ‘El niño erizo’, interpretado en esta ocasión por Patricia Cercas y Manuel Menárguez, estrenada en el Palacio de Festivales de Cantabria y presentada posteriormente en destacados festivales como la prestigiosa FETEN (Feria Europea de Teatro para Niños y Niñas) que se celebra en Gijón, en los Encuentros TeVeo que tuvieron lugar en el Teatro Calderón de Valladolid o el Festival Iberoamericano de Almagro. Desde su estreno ha tenido un recorrido por diferentes comunidades: Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, Castilla y León, Comunidad Valenciana y Madrid.

‘El niño erizo’ cuenta la historia de Juan, el hijo de unos granjeros, mitad erizo, mitad niño. Su madre lo adora, pero el padre siente que son el hazmerreír de la aldea, pues además de ‘raro’, su hijo se comporta como un animal y es incapaz de aprender buenos modales. Juan crece sintiéndose diferente y siendo marginado en la escuela. Pasa la mayor parte del tiempo entre los animales de la granja de sus padres, tocando el clarinete y cantando. Un día decide partir de casa montado en su gallo y desaparecer entre los árboles del bosque. Pasados algunos años, el rey de un reino vecino se pierde en el bosque y busca ayuda en la madriguera en donde habita Juan. Éste no sólo le invita a comer y le entretiene con su clarinete, sino que le indica el camino hacia su casa. Sólo pide una cosa a cambio: que, pasados un año y un día, el rey le dé en agradecimiento al primero que lo reciba a su regreso. El rey accede pensando que será recibido por su perro. Sin embargo, su hija sale a su encuentro y, vencido el plazo, Juan se presenta para cobrar su recompensa. En uno de sus encuentros, la princesa ve a Juan despojarse de sus púas. Éste le confiesa que está hechizado y que ella puede romper el hechizo si no cuenta a nadie su secreto en tres días. ¿Será la princesa capaz de guardar el secreto? ¿Querrá Juan convertirse en humano o habrá aprendido a aceptarse a sí mismo? ¿Aprenderá la princesa a aceptar a Juan tal y como es?

‘El niño erizo’ ha sido escrito por Diana I. Luque, joven dramaturga que ganó el Premio de Textos Teatrales Ricardo López Aranda del Ayuntamiento de Santander. Con este obra se ha querido rescatar y contextualizar en nuestro tiempo uno de los cuentos menos conocidos del folclore popular alemán, ‘Juan, mi erizo’, recopilado por los Hermanos Grimm. A través de las experiencias vividas por Juan, el protagonista, un ser mitad niño mitad erizo, invitamos a niños y adultos a reflexionar sobre la necesidad de valorarse a uno mismo y a los demás, de encontrar el valor de la diferencia y también de aquello que nos asemeja. Se trata, en suma, de abordar dichas cuestiones desde la comicidad y la ironía, pero también desde la maldad ingenua propia de los niños; entreteniendo y, al mismo tiempo, fomentando el aprendizaje de valores positivos.

El espectáculo se estrenó en el Palacio de Festivales de Cantabria el pasado 25 de enero, con el teatro lleno, obteniendo un sobresaliente éxito de público y crítica. El crítico Fernando Llorente escribió, a propósito de este estreno: «Rita Cofiño y Francisco Valcarce han dirigido un espectáculo, en el que el cuento es teatro y el teatro, cuento, que remiten tanto al mito de Narciso, pero al revés, como a la leyenda de la bella y la bestia, pero en niño. Luces, músicas, vestuario, decorados, por separado y articulados, son recursos teatrales de cuento, con su granja, y su bosque, y su palacio, y su rey-explorador, sorprendente personaje por tantas cosas. Patricia Cercas y Fernando Madrazo, intérpretes de varios personajes, ponen a prueba su versatilidad actoral, en un duelo interpretativo, del que ambos sales vencedores. Es la mirada con la que cada personaje ve la rareza de un niño que, sin dejar de serlo, es además otro ser, el quid del relato. El niño que no quiere ser erizo deja de sentirse raro cuando siente el amor en las miradas de la madre y la princesa. El padre le quiere, sí, pero le mira como un problema. Los compañeros le miran como un bicho raro, objeto de crueldades. Él mismo se mira en sueños libre de su rareza. La niña le mira con ingenua sorpresa; el rey, con curiosidad. Solo el amor de una mirada puede lograr que las púas no pinchen. Y es que todos quedamos atrapados en las miradas de los otros. Si son de amor, para bien; para mal, si no».

Asimismo, después de su paso por FETEN, los críticos catalanes J.M. Viaplana y Ferrán Baile destacaron del espectáculo: «Decir que tiene una muy buena producción, reforzada con proyecciones sobre las paredes de las casas, que centran la escenografía y puede que lo más destacable sea la calidad de los actores. Tan buenos que mucha gente profesional no se lo creía luego, cuando les insistí en que eran solo dos actores. Si hay un actor (y que no es catalán, para que no se diga) que tendría que haber visto reconocido su trabajo en FETEN, si no contamos al que hizo de gorila en ‘Kibubu’ de Marie de Jongh, sería Fernando Madrazo, el actor de ‘El niño erizo’, que diferenció los diferentes personajes que interpreta en la obra como pocos actores son capaces de hacer… Una historia sobre la diferencia y su aceptación… con suficiente calidad y un buen guión … Un espectáculo correcto, bien presentado y sobre todo muy bien actuado. Un auténtico ‘tour de force’ de los dos intérpretes, Patricia Cercas y Fernando Madrazo, que tienen unos cambios de registro y vestuario récords y que consiguen hacernos creer que no hay menos de cuatro actores en el reparto, y solo son dos».

La Machina cierra el año con una gira por La Rioja con la obra ‘El niño erizo’
Comentarios