17.09.2019 |
El tiempo
martes. 17.09.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

Jonás Trueba: «Los raros son los otros»

«Para mí lo normal es lo que hacemos nosotros, películas pegadas a la vida, a lo que eres, lo que sabes y conoces», señala el director

El director de cine español Jonás Trueba.
El director de cine español Jonás Trueba.
Jonás Trueba: «Los raros son los otros»

En las películas de Jonás Trueba los personajes respiran, hablan y piensan en una escala de proximidad, a la vez cotidiana y poética, una rareza para un cine cada vez más dominado por la espectacularidad y el artificio. Sin embargo, el pequeño de los Trueba dice no tener vocación de raro ni marginal.

«Los raros son los otros, los que hacen todo el rato películas de gente matándose; para mí lo normal es lo que hacemos nosotros, películas pegadas a la vida, a lo que eres, lo que sabes y conoces», ha señalado en una entrevista con Efe con motivo del estreno de «la virgen de agosto».

Escrito a cuatro manos junto a la actriz Itsaso Arana, su quinto largometraje transcurre precisamente en días calurosos como éstos, en un Madrid semivacío y en «un estado de excepción» que permite a su protagonista reinventarse y mirar a los otros también con otros ojos.

La película tuvo su presentación internacional el mes pasado en el Festival de Karlovy Vary, donde ganó el premio Fipresci de la crítica y una mención especial del jurado.

PREGUNTA: ¿Qué ocurre en Madrid en agosto?

RESPUESTA TRUEBA (RT): Supongo que lo mismo que en París o

en otras grandes ciudades sin mar que en verano se transforman, la mayor parte de la gente se va y el que se queda vive la ciudad de otra manera. Pensamos que ese estado de excepción era cinematográfico de por sí, por esa percepción del paso del tiempo y las relaciones. El verano como posibilidad de profundización en uno mismo y en las relaciones con el mundo.

P: ¿Cómo ha sido el proceso de escritura del guion a cuatro manos?

RESPUESTA ARANA (RA): Fue curiosamente sencillo. Veníamos de trabajar juntos (en «La reconquista»), conocíamos el trabajo uno del otro y había una afinidad de imaginario y sensaciones, un caldo de cultivo común. El guion fue la consecuencia, se hizo casi solo, la primera versión.

RT: Intentamos trabajar sin ser muy fieles al guion, contar la película en 15 días de agosto era una idea estructural muy inspiradora, pero al llegar al rodaje comienza un proceso nuevo, entendemos que el cine se escribe en el rodaje.

P: La película aborda a un personaje en crisis pero desde un punto de vista optimista, luminoso.

RA: Plantea una forma de volver a confiar en uno mismo y los demás y en la sencillez de la vida. En ese sentido es optimista pero no elude cuestiones existenciales dolorosas,

Comentarios