05.03.2021 |
El tiempo
viernes. 05.03.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

La Fura Dels Baus homenajea a los sanitarios

Un momento de la representación del espectáculo "Nueva Normalidad (NN)" de la Fura dels Baus, en el aparcamiento del Hospital Comarcal de Sierrallana con el que pretende rendir homenaje a todas las victimas del coronavirus, este viernes en Torrelavega. EFE/Pedro Puente Hoyos
Un momento de la representación del espectáculo "Nueva Normalidad (NN)" de la Fura dels Baus, en el aparcamiento del Hospital Comarcal de Sierrallana con el que pretende rendir homenaje a todas las victimas del coronavirus, este viernes en Torrelavega. EFE/Pedro Puente Hoyos
La Fura Dels Baus homenajea a los sanitarios

La Fura dels Baus homenajeó el pasado viernes a los sanitarios con su interpretación de la «Nueva Normalidad» -así se titula la obra- en un espectáculo que se ha desarrollado a escasos metros del Hospital de Sierrallana, en Torrelavega (Cantabria), donde la COVID-19 no ha dado tregua durante lo más crudo de la pandemia.

Con ganas de hacer reflexionar y con mucha fuerza ha comenzado este espectáculo sobre la 21.00 horas, prolongándose durante más de 70 minutos de distintas sorpresas que no han dejado indiferentes a las cerca de 400 personas que, con sus mascarillas, han hecho honor al título de la obra guardando además la distancia de seguridad.

Las cabezas de los asistentes no han parado de girar, en lo que a veces parecía más un partido de tenis, porque este espectáculo es «360 grados», y se va moviendo alrededor del público, al que al principio de la obra ya se le invita a ir moviéndose sobre sí mismo con su silla. Eso sí, sin acercarse a otras personas.

La Fura ha sido en Cantabria la primera vez que lo interpreta en castellano, y con la obra rinde homenaje a todas las personas que realizan tareas que tienen como principal finalidad promover la salud, al tiempo que recauda fondos para ayudar a que los equipos investigadores poner fin a la pandemia.

Al comenzar, los actores han agradecido su labor a todos los que han trabajado durante la pandemia, no sólo a sanitarios, sino también personal de limpieza, transportistas y mucho más, lo que ha sido correspondido con un sonoro aplauso de los asistentes.

Los sanitarios han tenido su merecido reconocimiento en varios momentos, con piezas musicales que venían desde lo alto del hospital a golpe de tambor o con los atuendos de los protagonistas, que han portado las batas del Servicio Cántabro de Salud, ante la mirada del consejero de Sanidad cántabro, Miguel Rodríguez, que no ha querido perderse el espectáculo.

Música, interpretación y canto en directo se han unido en una puesta en escena con mucho protagonismo de la maquinaria pesada y de los elementos, sobre todo, el agua, pero también del aire y del fuego.

No han faltado tampoco las alusiones históricas ni la ciencia. Se recuerda así a que hace 500 años, 240 marineros europeos capitaneados por Magallanes, y después por Elcano, lograron circunnavegar el planeta demostrando que la Tierra es esférica.

Ahora, en 2020, hablan de otros problemas como la pandemia, el cambio climático o el racismo, que obligan a estar «todos en el mismo barco» para terminar con ellos.

La Fura capta la «Nueva Normalidad» como un grito unánime para que todos remen en la misma dirección. «Vamos en el mismo barco y estamos interconectados», se repite en el espectáculo.

Los móviles, que según los actores de la compañía catalana ayudaron «a no perder la humanidad» durante el confinamiento, han permitido interactuar al público en una obra que juega en la frontera entre lo que se ve y lo que se vive.

La Fura ofrece una oda final a la Sanidad Pública llamando a no cometer errores del pasado y reflexionando, con una votación del público incluida, sobre cómo nos afectará la pandemia y cómo cambiará a las personas.

Los guiños a Cantabria han sido constantes durante toda la obra.

El coro de Santa Juliana de Santillana, cuyos integrantes han portado una linterna frontal para iluminar su camino, ha cantado un réquiem en latín para rendir un recuerdo a las víctimas del virus.

Al final del espectáculo también ha habido espacio para la música tradicional de Cantabria y la representación de sus bailes regionales, que se han mezclado con la esencia de este espectáculo catalán, reafirmando esa idea de que todos estamos en el mismo barco, que es una parte clave en la obra.

La Fura Dels Baus homenajea a los sanitarios
Comentarios