07.10.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif

UIMP

La escritura es «fundamental» para personas con trastornos mentales

La escritora y periodista Inés Martín, ganadora del Premio Nadal 2022 por la obra ‘Las formas del querer’ en el Palacio de la Magdalena en los cursos de verano de la UIMP. / Juanma Serrano
La escritora y periodista Inés Martín, ganadora del Premio Nadal 2022 por la obra ‘Las formas del querer’ en el Palacio de la Magdalena en los cursos de verano de la UIMP. / Juanma Serrano
La escritura es «fundamental» para personas con trastornos mentales

La escritora y periodista Inés Martín, ganadora del Premio Nadal 2022 por la obra ‘Las formas del querer’, cree que la escritura es «fundamental» para que las personas que tienen trastornos mentales se puedan sentir comprendidas.

Para la periodista, que ha reconocido haber pasado por la anorexia en su adolescencia, la literatura es un instrumento «muy útil» para contar las historias que hay detrás de cada caso de suicidio o diagnósticos de ansiedad, depresión o bulimia, y que los lectores no conocerían de otra forma.

Martín, que ha ofrecido una entrevista a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) con motivo de su reciente participación en los ‘Martes Literarios’ que organiza la Universidad, ha señalado que dar una conferencia en el marco de estas actividades es una sensación «casi de ensoñación», ya que desde hace 15 años pasa los veranos en Santander, acudiendo al Paraninfo para escuchar a sus escritores de referencia, y ahora es ella la que «está al otro lado».

Martín ha sido, junto a la poeta Ana Rossetti, la apuesta de las actividades culturales de esta semana de los cursos de verano de la UIMP, institución a la que la también periodista cultural del diario ABC califica como «referente en este país no solo a nivel nacional, sino también internacional».

En su opinión, que tanto Rossetti como ella hayan acudido a la sede de verano de la entidad académica implica que se está siguiendo «la senda de la igualdad», aunque ha insistido en que hay que seguir haciendo «un esfuerzo por equilibrar esa balanza entre escritores y escritoras».

«Para mí, es un deber reivindicar a todas esas mujeres creadoras que nos han traído hasta aquí, y lo hago a diario a través de mi trabajo como periodista literaria o a través de mis novelas», ha enfatizado.

Sobre la convergencia entre su faceta periodística y literaria, ha expresado que la Inés periodista «no tiene nada que ver» con la Inés escritora, que son dos personalidades «muy distintas» y dos autoras «bien diferentes aunque firmen de la misma manera», que se enriquecen mutuamente y conviven de una manera «muy natural y muy orgánica».

En este sentido, Martín considera que tanto periodistas como escritores, como cualquier persona que tenga acceso a una tribuna pública, debe de tratar asuntos importantes como la salud mental «desde el respeto y empatía», cualidades básicas a su juicio para afrontar cuestiones «que son fundamentales» para todos como sociedad.

«Cuando te dedicas precisamente a describir la realidad debes hacerlo utilizando las palabras adecuadas», ha señalado la escritora, quien ha hecho un llamamiento para que se abandones los eufemismos y se llame a las cosas por su nombre, porque, en su opinión, «lo que no se

nombra no existe».

LAS FORMAS DEL QUERER. Aludiendo al título de su última obra, ‘Las formas del querer’, Martín dice que cada forma es «muy distinta», porque cada uno «se deja querer de una manera diferente, y hay tantas formas de querer casi como personas».

Sin embargo, la escritora ha recordado que la comprensión y la empatía son ingredientes «indispensables» en cualquier relación, y considera «imposible» querer bien a una persona si la primera no se quiere a ella misma. «Empezar por ahí y después seguir dando pasos», ha matizado.

Sobre las redes sociales, Inés Martín ha asegurado que la relación «muy sana» que mantiene con estas herramientas le ha permitido llegar a cantidad de lectores, por ejemplo, de Latinoamérica, con los que de otro modo no hubiera podido conectar.

Con respecto al papel que estas plataformas juegan en el oficio, sostiene que a pesar de la «dictadura de la inmediatez» que aboga por lo instantáneo en los tiempos actuales, un buen ejercicio del periodismo requiere «pausa, tranquilidad y reflexión».

«No es necesario vivir en un minuto a minuto sobre todo cuando te dedicas al periodismo cultural o literario, así que depende de cómo y para qué las uses», destaca la escritora, que dice que aunque siempre huye de la polémica en estos espacios, cree que el comportamiento en redes sociales «es un reflejo muy evidente» de la persona.

‘Las formas del querer’ (Destino, 2022) es el título de la obra premiada, que llegó a las librerías en febrero y va ya por su tercera edición. Esta escritora ya publicó su primera obra de ficción en 2016, ‘Azules son las horas’ (Espasa), y una antología de entrevistas literarias, ‘Una habitación compartida’ (Debate). Pero se enteró de que había ganado el Nadal de Novela cuando estaba en la redacción de ‘ABC’, donde trabaja, lejos de su escritorio y de las monjas que le sirvieron como ancla al paso del tiempo cuando el virus parecía detenerlo todo. Es el anclaje el que da nombre a su protagonista, Noray —el mástil que se usa para fijar las amarras de un barco—. En ‘Las formas del querer’, Martín Rodrigo se aferra a la memoria como lo hace su personaje cuando se encierra en la casa de su pueblo para «enfrentarse a la novela que lleva años postergando: la historia de su familia». El texto no es una autoficción ni una autobiografía novelada, aclara su autora, pero sí se han filtrado en él algunos episodios y heridas propios. A un día de comenzar una gira literaria por toda España, Inés Martín Rodrigo responde a El Confidencial desde el lugar donde dice sentirse cómoda como escritora: esa frontera de invención y realidad en la que nacen los recuerdos, y también ‘Las formas del querer’.

La escritura es «fundamental» para personas con trastornos mentales
Comentarios