07.07.2020 |
El tiempo
martes. 07.07.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Editores denuncian la reducción a la mitad de las ayudas del Gobierno cántabro

Los libreros llevan ya unos días preparando sus comercios. / EFE
Los libreros llevan ya unos días preparando sus comercios. / EFE
Editores denuncian la reducción a la mitad de las ayudas del Gobierno cántabro

Los editores cántabros han denunciado este domingo que el Gobierno regional ha reducido a la mitad sus ayudas al sector, que pasan de 140.000 a 70.000 euros, y han pedido una rectificación y que se pongan en marcha medidas que les permitan hacer frente a la crisis generada por la COVID-19.

En un comunicado, aseguran haber recibido con "perplejidad y preocupación" el reciente anuncio de la Consejería de Cultura de recortar cerca de un 50% las ayudas destinadas al sector, dentro de la convocatoria anual de subvenciones a la edición de libros para 2020.

En este sentido, los editores recuerdan que en una reciente reunión con el vicepresidente y consejero de Cultura, Pablo Zuloaga, comprometió el apoyo del Gobierno de Cantabria al sector del libro para paliar la inactividad y las restricciones que se les llevan aplicando desde marzo.

"Cuál no será nuestra sorpresa cuando dos de las medidas prometidas –un incremento de las ayudas y un aplazamiento en la justificación de las mismas–, no solo no se han cumplido sino que han supuesto una regresión profunda: las ayudas pasarán de los 140.000 euros anuales hasta ahora, a los 70.000 en 2020; y el plazo de justificación del gasto se mantiene en el año natural, lo que obliga a producir y justificar la inversión en unos meses, perdiéndose los márgenes habituales de pago a proveedores y poniéndoselo más difícil a las editoriales", se han quejado los editores cántabros.

Ante esto, han reclamado a la Consejería de Cultura y al Gobierno de Cantabria "una rectificación del acuerdo adoptado y una serie de medidas de apoyo real, ante la perspectiva de que la edición de libros en Cantabria corra el riesgo de extinción".

Entre esas medidas, proponen la consideración del libro "como bien de primera necesidad", en sintonía con lo que están haciendo otros países del entorno de España; recuperar, si no incrementar, la partida de ayudas a la edición de libros de 2019, y reformar la base reguladora de concesión de ayudas para que la justificación de las mismas pueda realizarse en el primer semestre de 2021.

También demandan que se apruebe la creación de un bono-libro específico que permita incentivar el consumo tras la reapertura de las librerías; que se ponga en marcha un programa de compra de libros a las editoriales, vía librerías de proximidad, para la dotación de las bibliotecas de Cantabria; que se realice una campaña de comunicación para fomentar la lectura y la compra de libros y que se apruebe de forma urgente el compromiso de una ayuda directa y a fondo perdido a los autónomos, equivalente a las cotizaciones sociales durante el estado de alarma. 

Editores denuncian la reducción a la mitad de las ayudas del Gobierno cántabro
Comentarios