21.10.2019 |
El tiempo
lunes. 21.10.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

25 años con 25 artistas consagrados

La muestra titulada ‘Coleccionando procesos’ reúne una cuidada selección de obras de veinticinco destacados artistas, antiguos beneficiarios de las Becas de Artes Plásticas
Varias personas observan una de las piezas de la serie de estrujados de Javier Arce. / Nacho Cubero
Varias personas observan una de las piezas de la serie de estrujados de Javier Arce. / Nacho Cubero
25 años con 25 artistas consagrados

ALERTA / SANTANDER

La muestra, que permanecerá abierta al público desde hoy al 8 de noviembre, fue presentada ayer en rueda de prensa por el director artístico del Centro Botín, Benjamin Weil, quien ha explicado que el título de la muestra se refiere tanto al «proceso de coleccionar» unas obras seleccionadas entre los trabajos realizados por artistas que han pasado por los talleres de la fundación Botín, como al «proceso de creación» que forma ya parte del resultado final de las obras de los creadores contemporáneos.

Para Weil, un recorrido por la exposición, ofrece una mirada a cómo ha ido evolucionando el arte contemporáneo, en el que el propio proceso de la elaboración de obra puede llegar a ser el resultado final de ésta. «La obra no está acabada hasta que es mirada por alguien», ha reflexionado Weil.

En esta exposición podremos ver obras de Lara Almarcegui, Basma Alsharif, Leonor Antunes, Javier Arce, Erick Beltrán, David Bestué, Bleda y Rosa, Nuno Cera, Patricia Dauder, Patricia Esquivias, Karlos Gil, Carlos Irijalba, Adrià Julià, Juan López, Rogelio López Cuenca, Renata Lucas, Mateo Maté, Jorge Méndez Blake, Regina de Miguel, Leticia Ramos, Fernando Sánchez Castillo, Teresa Solar Abboud, Leonor Serrano Rivas, Jorge Yergui, y David Zink-Yi. Muchas de ellas pertenecen a una etapa temprana en su trayectoria, por lo que parte de su interés reside en la forma en que, a menudo, anticipan procesos de investigación que son sumamente relevantes hoy en día. «Esta exposición muestra el compromiso continuo de la Fundación Botín por respaldar la práctica artística más contemporánea, convirtiéndose en testigo elocuente de cómo esta ha evolucionado desde finales del siglo pasado», asegura Benjamin Weil.

La muestra presenta obras en una amplia gama de formatos: desde esculturas e instalaciones hasta fotografías y vídeos, así como diversas combinaciones de los mismos.

El terreno común es un fuerte sentido narrativo, porque, según ha insistido Weil, el proceso de creación del arte queda patente en muchas de ellas, porque «la obra de arte en sí es la presentación de un proceso de pensamiento creativo enmarcado en el tiempo, una especie de instantánea».

Esta exposición deja patente como, con el paso de los años, los artistas han ido adoptando las tecnologías como una nueva práctica artesanal, aumentando las imágenes digitales con elementos hechos a mano, ya sea dibujo o escultura, para crear escenarios que también utilizan el espacio de la exposición como puesta en escena. «Nos invitan como visitantes a relacionarnos con sus obras como autores de nuestra propia experiencia, son superficies de interpretación que permanecen abiertas, dejándose completar por la propia comprensión de cada visitante», asegura Weil.

La Fundación Botín centra su compromiso con las Artes Plásticas en el proceso de creación artística y el intercambio de conocimiento, y lo hace a través de dos iniciativas que sustentan tanto su programa de exposiciones como su Colección: las Becas de Artes Plásticas y los Talleres.

El programa de Becas de Artes Plásticas, iniciado en 1993 y que en el mes de febrero del próximo año abrirá una nueva convocatoria, tiene como fin apoyar a jóvenes artistas a crear y dar a conocer sus más ambiciosos proyectos, aquellos en los que se fusionan la investigación y la producción, al mismo tiempo que les da la oportunidad de completar y profundizar en su formación. Por su parte, los Talleres de Artes Plásticas se iniciaron en 1994 y, desde entonces, han reunido anualmente a un artista de reconocido prestigio y a un grupo de quince artistas jóvenes en un enriquecedor encuentro residencial de diez días.

La Fundación Botín inició en 1994 la serie de exposiciones Itinerarios para celebrar el fin de cada ciclo de las Becas de Artes Plásticas y apoyar así a los artistas, dando a conocer los trabajos creados durante el periodo de su beca. Además, en sus inicios los invitaba a donar una pieza a su Colección, adquiriendo a lo largo de los años obras nuevas de antiguos becarios, que complementan las piezas anteriores y facilitan una comprensión más profunda de sus investigaciones visuales.  Desde 2014, todas las incorporaciones han sido por compra. Hasta la fecha se han otorgado Becas de Artes Plásticas a 210 artistas.

Comentarios