22.10.2019 |
El tiempo
martes. 22.10.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

LAREDO

El escaso tamaño del piso fue determinante en la muerte de la madre y la hija en Laredo

El incendio que se generó no tenía gran potencia ni alcanzó mucha temperatura, sin embargo, las escasas dimensiones del piso provocaron que el humo se concentrara más en el pasillo y la habitación de la casa

 

Entrada de la vivienda donde se produjo el incendio en Laredo. / EFE
Entrada de la vivienda donde se produjo el incendio en Laredo. / EFE
El escaso tamaño del piso fue determinante en la muerte de la madre y la hija en Laredo

Las escasas dimensiones del piso en el que vivían la madre y la niña de siete años que han fallecido esta madrugada en Laredo han sido determinantes en este desenlace, ya que el humo que inhalaron y que provocó su muerte se concentró en mayor medida por el poco espacio. La madre, de 49 años, y la niña, de siete, estaban en una misma habitación, en la cama, cuando entraron los efectivos de Emergencias en la casa. El director de Emergencias del Gobierno de Cantabria, Íñigo Claramunt, explica a Efe que la vivienda era «pequeña», con dos habitaciones, lo que ha provocado que el humo del fuego se concentrara más. El incendio que se generó no tenía gran potencia ni alcanzó mucha temperatura, y de hecho solo ardieron, según señala Claramunt, «un par de muebles de la entrada». Sin embargo, las escasas dimensiones del piso provocaron que el humo se concentrara más dentro. «La vivienda da a un pasillo estrecho y sin ventanas, y además sin ventilación, y lo que ha ocurrido es que todo el humo se ha ido acumulando», comenta el director de Emergencias. Añade que en este caso el fuego se declaró de madrugada y se cree que la madre y la hija estaban dormidas y no tuvieron capacidad de reacción, ya que las encontraron a las dos juntas en una cama. «Cuando se dan esas circunstancias de concentración de humo en incendios por la noche suele haber por desgracia víctimas», dice Claramunt, que apunta que si una persona está durmiendo, como parece en este caso, no se percata de la acumulación de gas.

La vivienda es un primer piso en la Puebla Vieja de Laredo, en la calle Espíritu Santo, al que se accede por «una escalera estrecha» y sin ventanas, indica el director general.

Comentarios