11.07.2020 |
El tiempo
sábado. 11.07.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Qué hacer en la zona del Cantábrico: 5 recomendaciones imperdibles

El encanto de sus ciudades y pueblos, la majestuosidad de sus parques naturales y su riqueza arqueológica y gastronómica, son algunos de los motivos por los que Cantabria recibe cientos de miles de viajeros al año. Si quieres ser uno de ellos, estos son algunos de los lugares que no debes dejar de visitar.

Santander
Santander
Qué hacer en la zona del Cantábrico: 5 recomendaciones imperdibles

La región Cántabra nunca decepciona a los viajeros. Los que buscan naturaleza y aventura, los que quieren conocer su ambiente nocturno y la diversión, los que quieren probar los mejores pinchos de su vida… todos encuentran lo que buscan en un viaje a la zona del Cantábrico.

A esto se suma la cordialidad de su gente, un clima agradable y una historia digna de conocer. Aquí presentamos algunas de las muchas opciones turísticas de este destino, sabiendo que luego de tu viaje, tendrás muchos más atractivos para agregar a la lista. 

1. Explora todos los rincones de la ciudad de Santander

Además de tener una de las bahías más hermosas del mundo y una ruta de pinchos difícil de olvidar, Santander es una ciudad que esconde una historia y una aventura en cada rincón. Dar una vuelta por el Sardinero es la primera obligación como turista, ya que es la zona más popular de la ciudad con un paseo marítimo bellísimo. También descubrir el Palacio de la Magdalena y sus alrededores, ya sea a pie o a bordo del tren turístico conocido como “Magdaleno”, y llegar a la cumbre de la península donde se encuentra el bellísimo Palacio y unas vistas inolvidables. No hay que olvidar subir al funicular del Río de la Pila, visitar el Centro de Arte Botín y por supuesto, conocer algunas de sus mejores playas como Los Peligros, Bikinis, El Camello, La Concha, Primera y Segunda de El Sardinero o Mataleñas. Y por qué no, en medio de la noche santanderina, poner un poco de pimienta al viaje con escorts en Santander.  

2. Enamorarse del casco histórico y la comida de Bilbao

Para recorrer la joya más preciada del Cantábrico hay que tener buen apetito. Bilbao es uno de los puntos de referencia gastronómica de España, donde cada bar y cada restaurante ofrece una especialidad para deleitar a los comensales más exigentes. Se puede ir de pintxos en el Gure Toki o también en el Sorginzulo de la Plaza Nueva, sin dejar de probar uno de los platos típicos de la ciudad: el bacalao al pil pil. Para los amantes de lo dulce, el postre obligado es “una carolina”, que consiste en una tartaleta de hojaldre recubierta de merengue con láminas de yema y chocolate.

El casco histórico de Bilbao tiene siete calles imprescindibles por las que es aconsejable tomar un tour guiado, para conocer las historias de cada edificio y cada esquina. Y cómo no, para aquellos a los que les tiente la aventura, siempre pueden disfrutar de su estancia junto a una de las escorts en Bilbao.

3. Perderse en una ciudad de cuentos: Oviedo

La capital del Principado de Asturias es tan señorial como acogedora. Sus monumentos prerrománicos, el generoso entorno verde y los edificios bien conservados que dan cuenta de su corte real, le han valido la distinción de Patrimonio de la Humanidad y la visita de miles de turistas al mes. 

La plaza del Fontán es su punto neurálgico, donde puede respirarse el ambiente siempre animado de esta ciudad. El Museo de Bellas Artes y el Museo Arqueológico, son dos buenas formas de comenzar la visita a esta ciudad, así como el Teatro Campoamor. Ir de compras en la Calle Uría, deleitarse en sus bares y cafés y relajarse en el Campo de San Francisco, son algunos otros imprescindibles de este destino. Quienes buscar un viaje más pasional, podrán encontrar en las escorts de Oviedo una interesante alternativa. 

4. Visita el Parque de la Naturaleza de Cabárceno

Con más de 600.000 visitantes al año, esta cita con todo el esplendor de la naturaleza se erige como uno de los principales atractivos turísticos de la región del Cantábrico. Tiene 750 hectáreas, donde pueden recorrerse unos 20 kilómetros gracias a carreteras internas y conseguir la deseada proximidad con unos paisajes inolvidables y más de mil ejemplares de animales procedentes de todo el mundo. Desde elefantes hasta aves rapaces y predadores. La naturaleza ha preparado en Cabárceno un verdadero festival para los sentidos. 

5. Maravillarse en la Cueva de Altamira

Se trata de una cavidad natural que aloja uno de los ciclos pictóricos y artísticos más importantes de la prehistoria, es decir, una de las expresiones artísticas del hombre más antigua que se pueden conocer

Ha sido declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO y se encuentra a pocos kilómetros de otro destino imperdible del Cantábrico, Santillana del Mar

Fue descubierta en 1868 y reabierta para visitas públicas en el 2015. Se calcula que tuvo unos 22.000 años de ocupación y en sus paredes pueden verse pinturas y grabados que representan animales, figuras antropomorfas, dibujos abstractos, etc.

Qué hacer en la zona del Cantábrico: 5 recomendaciones imperdibles
Comentarios