22.10.2019 |
El tiempo
martes. 22.10.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

Teunissen sorprende a Sagan y se convierte en el primer líder del Tour

  • El holandés con un potente último golpe de riñón se adjudicó la primera etapa -Bruselas-bruselas, 194,5 kilómetros- superando a eslovaco  
  • Una caída múltiple a falta de 17 kilómetros para la línea de meta marcó el tramo final de la jornada
La primera etapa del Tour de Francia 2019 se resolvió con un apretadísimo esprint. / EFE
La primera etapa del Tour de Francia 2019 se resolvió con un apretadísimo esprint. / EFE
Teunissen sorprende a Sagan y se convierte en el primer líder del Tour

Contra todo pronóstico y por sorpresa, el holandés Mike Teunissen (Jumbo Visma), tuvo el honor de estrenar el maillot amarillo de la 106 edición del Tour de Francia, en un esprint ajustado en el que se impuso a dos velocistas consagrados como el triple campeón mundial Peter Sagan y el australiano Caleb Ewan.

Teunissen, de 26 años, campeón del mundo sub-23 de ciclocross en 2013 y de la París Roubaix en 2014, es el habitual lanzador del líder del equipo, su compatriota Dylan Groenewegem, pero una caída de éste le dejó solo ante los ‘guepardos’ del pelotón. No dejó escapar la ocasión de su vida y le ganó el pulso al mismísimo Peter Sagan.

Un esprint rápido y desordenado después de dos caídas en el pelotón, en la primera se vio afectado uno de los favoritos, el danés Jakob Fuglsang, en la segunda sucumbió Groebewegem, quien no pudo cantar victoria en la recta de llegada.

Doble premio para el holandés, quien además pasó a la pequeña historia del ciclismo holandés, pues hacía 30 años que ningún corredor de ese país empezaba de amarillo un Tour. El último fue Erik Breukink, que venció en el prólogo de 1989. Y por si fuera poco, le entregó la prenda dorada Eddy Merckx, el mito.

Si el foco de los favoritos del Tour está en Thomas y Bernal, en la capital belga brilló como si en activo estuviera el ídolo local y eterno Eddy Merckx, el ‘Canibal’, de 74 años, con su imagen en cada rincón del centro de la ciudad, eso si, con aquel rostro juvenil y gorra con visera arriba que enamoró al mundo del ciclismo para siempre en los años 70.

El 100 aniversario del maillot amarillo y 50 del primer triunfo de Merckx vivió la fiesta del Tour en la Grande Place, donde un vídeo, carteles y las camisetas de los camareros de la zona recordaban entre turistas las hazañas de Eddy, como gusta llamar los belgas a su ídolo.

Impone la presencia de Merckx, encargado de dar la salida desde el coche del director del Tour a la primera etapa con principio y final en Bruselas, con paso por las rutas del Tour de Flandes, por el Grammont y Bosberg antes de concretar los primeros 194 kilómetros de la carrera.

Eddy bajó la bandera y todo el mundo a rodar. En Tour en marcha y la primera escapada formada con el belga campeón olímpico Greg Van Avermaet (CCC), el eritreo Berhane (Cofidis), el danés Schmidt (Katusha ) y otro belga, Meurisse (Wanty).

La idea de la primera victoria en la presente edición y estrenar el maillot amarillo espabiló al pelotón cuando los aventureros sobrepasaron los 3 minutos de ventaja. Los belgas en acción. 

Lotto-Soudal, Deceuninck-Quick Step y Jumbo-Visma se activaron seguidos del Ineos.

Antes de pasar la fuga a la historia Avermaet tiró se aptitudes de clasicómano para pasar en cabeza por el Mur de Grammont y Bosberg, las dificultades del día. Se aseguró el primer maillot de la montaña y se incorporó al pelotón.

En el kilómetro 62 la avanzadilla atravesó el pueblo de Petit-Enghien, escenario de la primera victoria de Merckx, el 1 de octubre de 1961, con 16 años. El impulso del Movistar, Astana e Ineos anularon la aventura a 70 de meta. Una zona de pavé cortó poco ante el grupo en 2, con Dan Martin rezagado, pero enseguida se volvió a compactar.

Surgió otro valiente que se rebeló en solitario, el francés Stéphane Rossetto (Cofidis), pero el ciclista galo hubo de conformarse con «chupar cámara» un buen puñado de minutos antes de que le pasara por encima la marabunta oliendo el esprint.

Rossetto despertó del sueño a 9 de meta, pero antes la primera caída del Tour afectó a uno de los favoritos, el danés Jakob Fuglsang, pero el líder del Astana, sangrando a chorros por la cara, volvió al grupo con ayuda de sus compañeros a un promedio superior a los 50 kms/hora.

Un susto que alteró la paz de la carrera, ya animada por el ritmo frenético de los equipos de los velocistas. En juego tener el honor de quitar la etiqueta al primer maillot amarillo en Bruselas. Sin tregua en las anchas calles de la capital europea, sin dominio de ningún equipo.

Con los favoritos a buen recaudo, aunque Nairo Quintana se salvó por los pelos de la caída, el Bora trató de colocar a Sagan en posición privilegiada, así como el Bahrain con Colbrelli, pero se coló un invitado imprevisto. Mike Teunissen vengó la desgracia de su compañero con una victoria inapelable junto al Palacio Real.

Quinta victoria de la temporada para Teunissen, después de la general y dos etapas en los Cuatro Días de Dunkerque y el ZLM Tour.

Un nuevo esprinter holandés se presentó en sociedad.

Hoy, contrarreloj por equipos. El Tour de Francia se dispone a vivir la primera cita importante dentro de la primera semana con la contrarreloj por equipos de 27 kilómetros en Bruselas, donde ya se podrían establecer algunas diferencias entre los favoritos. Un esfuerzo en conjunto donde son clave los rodadores y los escaladores lo viven como un ‘vía crucis’.

Una crono por equipos requiere orden y velocidad lineal en torno a relevos bien sincronizados, si bien los factores externos como el perfil del recorrido o el viento pueden obligar a la improvisación dentro del grupo, que debe tratar de no perder ningún corredor por el trayecto.

Eusebio Unzué, director del Movistar, contaba a ‘Efe’ en la salida de la primera etapa en Bruselas las líneas básicas a la hora de organizar una crono por equipos.

«Todo se hace guardando la parte aerodinámica del equipo, buscando el equilibrio entre los corredores más potentes y los menos fuertes en la modalidad, haciendo la escalera más interesante. Luego se puede romper porque alguno no tiene su día».

Movistar saldrá en la crono de hoy con especialistas como el portugués Nelson Oliveira o el español Imanol Erviti y escaladores como Nairo Quintana y Mikel Landa, que tiene claro que van a sufrir en los 27 kilómetros de recorrido.

«Tenemos un equipo con experiencia y la verdad es que no podré aportar mucho. Los escaladores en esas cronos sufrimos mucho, es el peor día para mi, seguir a mis compañeros es muy duro», señaló Landa con buen humor en el estreno del Tour.

Comentarios