10.04.2020 |
El tiempo
viernes. 10.04.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

‘Sobreviven’ al barro suizo del Mundial

  • Los cántabros se clasificaron en los puestos 27 y 46 en las carreras élite y junior 
  • Remontada épica de Felipe Orts
Kevin Suárez superando las zonas más complicadas del circuito suizo. / FranVisuals
Kevin Suárez superando las zonas más complicadas del circuito suizo. / FranVisuals
‘Sobreviven’ al barro suizo del Mundial

El Campeonato del Mundo de Ciclocross 2020 tocó ayer a su fin en Dübendorf (Suiza) con una épica carrera élite caracterizada por el abundante barro, la exhibición del arcoíris Mathieu Van der Poel, y el coraje y talento de Felipe Orts, que ha conquistado un magnífico décimo cuarto puesto tras tener que remontar desde las últimas posiciones.

Orts aseguraba esta semana que «todo lo que pueda pensar ahora, luego cambia», y no se equivocaba el de La Vila Joiosa, que el año pasado completo una carrera de más a menos, rodando durante buena parte de la competición con los mejores para al final ceder algunos puestos y caer hasta la décimo segunda plaza. Este año, el guión de la carrera ha estado marcado por un inoportuno problema mecánico para el español en los primeros compases. Un suceso que lo mandaría a cola de una carrera ya lanzada.

Poco a poco fue dando caza a rivales Orts hasta establecerse en primer lugar dentro del ‘top-20’; un hecho que ya de por sí resultaría admirable, pero que sabía a poco a un inconformista ciclista que este año ocupa el décimo puesto del ránking UCI.

El alicantino fue capaz de guardar fuerzas para en el último giro asestar un duro golpe a sus compañeros de viaje, el francés Steve Chainel y el hermano mayor del campeón del mundo, David Van der Poel, colocándose en una más que meritoria décimo cuarta plaza, aunque a 7 minutos y 58 segundos del vencedor.

«He salido bastante bien, pero en la primera curva alguien me ha debido dar por detrás, se me ha salido la cadena y me ha arrancado el cable del cambio. He pasado la primera vuelta de los últimos. Sabiendo que el circuito era tan duro he puesto mi ritmo y así he ido al final. Creo que he ido pasando corredores todo el rato y al final el 14; creo que podemos estar contentos», señalaba.

«Yo buscaba estar lo más cerca del décimo posible. Si podía meterme y si no bastante cerca. El 14 es un poco más atrás de lo que me esperaba, pero conforme se ha dado la carrera estoy contento», finalizaba el alicantino.

Por su parte, el cántabro Kevin Suárez rodaría gran parte de la carrera entre los puestos 25 y 30, clasificándose finalmente en el puesto 27.

Por delante, la carrera fue un constante alarde de potencia del holandés Mathieu Van der Poel, que consiguió ayer en Dübendorf (Suiza) su tercer título mundial de ciclocross, al imponerse ante el británico Thomas Pidcock y el belga Toon Aerts.

Campeón del mundo en 2015 y 2019, Mathieu Van der Poel renovó su reinado tras completar en una hora, 8 minutos y 52 segundos las siete vueltas a un circuito totalmente embarrado.

En la primera vuelta, Mathieu Van der Poel ya abrió una brecha de 25 segundos sobre Toon Aerts y de 31 sobre Thomas Pidcock, lo que no dejó dudas de sus intenciones en Dübendorf.

Ninguno de ellos pudo darle alcance, pero ambos protagonizaron una gran lucha por la segunda posición.

Al final, Pidcock se hizo con la medalla de plata, a 80 segundos del ganador. Es el primer británico que sube al podio en la categoría élite de un Campeonato del Mundo de ciclocross. Toon Aerts se llevó el bronce (+1:45).

En cuanto a las féminas sub-23, Sofía Rodríguez lograba realizar una buena salida, colándose entre las 15 primeras. La valenciana perdería un poco de fuelle en los primeros compases, pero sin dejar de realizar una sólida carrera que la situaría finalmente en el puesto número 17.

«Estoy muy contenta de haber terminado este Mundial. La verdad es que ha sido muy duro. Al principio, de la lluvia, se podía andar rápido en bici, pero las dos últimas vueltas se ha secado el circuito y ha sido durísimo. Muy contenta», declaraba la valenciana.

El resto de integrantes de la selección española rodarían durante toda la carrera un poco más atrás. Irene Trabazo se clasificó en el puesto 24; Paula Suárez, en el 25; y Sara Bonillo, en el 30.

La carrera junior masculina se vería también marcada en el inicio para Igor Arrieta por un pequeño tapón que le cortaba del grupo cabecero. El navarro, no obstante, fue recuperando posiciones para, ya en el tramo final, volver a perder algo de fuelle, finalizando en el puesto 40. El cántabro Alain Suárez ocupó el puesto 46; Aitzol Sasieta, el 53; Sergio Diego, el 55; y Miguel Díaz, el 56.

Recordar que el gallego Iván Feijóo ha sido el ciclista español más destacado en este Mundial de Dübendorf. Feijóo, que llegaba a Suiza con grandes sensaciones tras coronarse campeón de España de la categoría y haber conquistado dos ‘Top 10’ en las dos últimas Copas del Mundo, salía decidido a luchar por las plazas de privilegio. Con los mejores casi desde el inicio, el gallego perdería el tren que luchaba por las medallas tras una salida de cadena que le apartaba del grupo cabecero. Sin embargo, demostraba unas sensacionales piernas para poco a poco ir superando rivales hasta establecerse en la sexta posición que ocuparía finalmente.

Jofre Cullell por su parte realizaba una buena salida, aunque poco a poco iba perdiendo contacto con los grupos cabeceros. El catalán, no obstante, guardó fuerzas para realizar un gran final en el que rebasaría a varios rivales para establecerse en el puesto 23. Xabier Murias lograría la plaza 27 tras rodar casi toda la prueba en esas posiciones. Carlos Canal no finalizó la carrera.

La carrera junior femenina se realizaba por primera vez en un Mundial. Lucía Gómez, María Parajón y Ainara Albert han defendido los colores de España. Lucía Gómez tenía que remontar para finalizar en el puesto 35. María Parajón finalizaba en el puesto 42, mientas que Ainara Albert lo hacía en el 45.

En élite féminas, Lucía González se veía lastrada por una tempranera caída, ocupando el puesto 18; Aída Nuño, que disputaba su décimo segundo Mundial, finalizaba en la posición 20; y la debutante en categoría élite, Paula Díaz, cerraba su primer Mundial en la posición 31.

Doblete de Matteo Moschetti. El ciclista italiano Matteo Moschetti (Trek Segafredo) se impuso ayer en el Trofeo Playa de Palma- Palma, con un trazado de 168,9 kilómetros, repitiendo en lo más alto del podio tras ganar el pasado jueves la primera de las pruebas de la Challenge Mallorca.

Moschetti ha ganado al sprint, tal y como había hecho en el Trofeo Ses Salines-Felanitx, con un tiempo de 3 horas, 46 minutos y 29 segundos, superando al alemán Pascal Ackermann (Bora Hansgrohe) y al también italiano Andrea Pasqualon (Circus Wanty Gobert). Los españoles mejor situados en la clasificación han sido Juan José Lobato (Fundación Euskadi) y Jon Aberastauri (Caja Rural RGA), séptimo y octavo, respectivamente.

En la última prueba de la Challenge se han registrado varios intentos de fuga; en el último de ellos, los ciclistas Jean Pierre Drucker (Bora Hansgrohe), Jasper Stuyven (Trek Segafredo), Stefano Oldani (Lotto Soudal) y Loic Vliegen (Circus Wanty Gobert) han llegado a tener 15 segundos de ventaja sobre el pelotón, pero han sido neutralizados en el kilómetros 143. Los corredores mallorquines del Movistar Team Lluis Mas, que cubrió 120 kilómetros en solitario, y Enric Mas han formado parte de los primeros grupos que intentaron adelantar al pelotón.

En la Challenge Mallorca, primera prueba de la temporada del calendario europeo, han participado 23 equipos, 5 de ellos de la categoría UCI World Team: Movistar Team, Bora Hansgrohe, Lotto Soudal, Trek-Segafredo e Israel Startup Nation.

Los vencedores de los cuatro trofeos fueron Matteo Moschetti (Trek-Segafredo), Emmanuel Buchmann (Bora-Hansgrohe), Marc Soler (Movistar Team) y Matteo Moschetti (Trek Segafredo).

Atropello de Mikel Landa. El conductor que este sábado atropelló en Zigoitia (Álava) a Mikel Landa y a otro ciclista, y que pudo ser detenido después de darse a la fuga, pasó ayer a disposición judicial, según ha informado a ‘Europa Press’ el Departamento vasco de Seguridad. El varón, de 42 años y que pasó la noche en dependencias policiales, dio positivo en el test de drogas y está siendo investigado por su posible implicación en un accidente ocurrido horas antes en la autopista AP-1.

Comentarios