30.10.2020 |
El tiempo
viernes. 30.10.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Pogacar vuela contra el crono

Espectacular contrarreloj del esloveno, de 21 años, que remontó los 57 segundos de desventaja que tenía con su compatriota Primoz Roglic para ganar virtualmente su primer Tour de Francia

Tadej Pogacar, llegando a meta. / EFE
Tadej Pogacar, llegando a meta. / EFE
Pogacar vuela contra el crono

El esloveno Tadej Pogacar (UAE Emirates), de 21 años y debutante en el Tour, protagonizó un triunfo histórico en la contrarreloj decisiva de la presente edición, en la que aniquiló a su compatriota y gran favorito Primoz Roglic a un día de la llegada a París.

Un triunfo para frotarse los ojos, una exhibición con pocos precedentes del alumno Pogacar ante el maestro Roglic. Destrozó a todos su rivales, con diferencias de otra época. Se impuso en la contrarreloj de 32,6 kilómetros con final en la Planche des Belles Filles con un tiempo de 55.55 minutos, aventajando en 1.21 a Tom Dumoulin y Richie Porte.

El terremoto Pogacar pudo enjugar los 57 segundos que tenía de renta Roglic, líder desde la cuarta etapa, y le endosó en la cima 1.56, una paliza concluyente. La perla del UAE, segundo en la Vuelta 2019, subirá al primer escalón del podio este domingo en París.

Fue una sorpresa mayúscula, pero hubo más marejada. Roglic será segundo y tercero el australiano Richie Porte (Trek Segafredo), quien a su vez fulminó al colombiano ‘Superman’ López, sin alas esta vez, y hundido a la sexta plaza.

Mikel Landa, que defendía la quinta plaza, se encontró con la cuarta, igualando la obtenida en 2017, y ganó el ‘título’ de primer español, por delante de Enric Mas, quinto. No pudo permanecer en el ‘top ten’ Alejandro Valverde, que bajó al puesto 12 del casillero.

La única crono del Tour 2020 reunió varios alicientes previos.

Roglic, dominador de la carrera con su equipo, el Jumbo, salió a blindar para la historia el primer maillot amarillo esloveno. Eso indicaba la lógica, pero un joven de calidad excepcional le acribilló en la crono de principio a fin.

Roglic terminó en el suelo, abatido. Tampoco se lo creía, pero tuvo que rendirse a la evidencia. La carrera termina en el último metro y el ‘ogro’ se lo zampó en el último asalto.

El aliciente por la tercera plaza no tuvo color, ‘Superman’ se atascó de inicio y Porte impuso su calidad de contrarrelojista ante el escalador. Y entre los españoles, Enric Mas cumplió con una novena plaza a 2.45 de Pogacar, mientras que Landa fue decimocuarto a 3.27.

La crono empezó animada con una primera referencia del campeón francés Remy Cagagna, quien marcó 57.54, registro que mantuvo al galo sentado en la «silla caliente» casi tres horas. Justo hasta la llegada de dos hombres del Jumbo Visma, que presagiaban un festival amarillo. Ese tiempo lo pulverizó Van Aert y luego Dumoulin, el campeón mundial de la especialidad en 2017.

Todo el mundo esperaba la pugna entre Roglic y Pogacar. Favorito, el primero de ellos. Pero el chaval de Komenda, flaco, con carita de niño y eléctrico sobre la bici, empezó a mandar mensajes de grandeza muy pronto.

En el kilómetro 14 ya le había quitado 13 segundos a Roglic, quien no encontraba el golpe de pedal. Al empezar la subida de 5,9 kilómetros hasta la cima de La Planche, ambos cambiaron de bicicleta, como todos, y de ahí a volar, a fondo.

Roglic estaba en apuros, se levantaba de la bicicleta, algo poco usual en él, con problemas para mover el desarrollo. Una agonía para un líder casi eterno en este Tour. Su compatriota olía sangre, las referencias le colocaban en la historia. Iba a ser el ganador del Tour de Francia. Apretó los dientes. A 3,8 km de meta ya era líder virtual. Arriba del todo, líder real. Alucinante.

Triunfo con gloria colateral. Pogacar subirá al podio de París y pondrá la bandera eslovena en lo más alto por vez primera en las 107 ediciones disputadas. Además, el ciclista de Komenda, el mismo que ganó tres etapas en la Vuelta 2019 y otras tres en este Tour, se llevará el maillot de la montaña y el de mejor joven. Todos menos el verde, que será para Sam Bennett.

El esloveno se enfundará tres maillots, algo que solo había logrado hasta ahora el belga Eddy Merckx.

El ‘caníbal’ tenía 24 años cuando ganó su primer Tour en 1969, edición en la que también se hizo con las clasificaciones de la regularidad y de la montaña.

Pogacar cumplirá 22 años el próximo lunes, lo que le convierte en el vencedor más joven desde el francés Henri Cornet, que no había cumplido los 20 cuando lo ganó en 1904, en la segunda edición del Tour.

El segundo más joven hasta ahora era el colombiano Egan Bernal, que lo ganó el año pasado con 22 años y medio.

El paseo del ganador. El tradicional paseo por los Campos Elíseos de París tendrá en esta edición acento esloveno y servirá para ensalzar hoy, domingo, a un joven corredor en vísperas de su 22 cumpleaños, Tadej Pogacar.

El ganador más joven de la carrera desde la Segunda Guerra Mundial, que sucederá en el palmarés al colombiano Egan Bernal, que lo ganó con 22 años y medio, podrá admirar su triunfo arrancado en la penúltima etapa a su compatriota Primoz Roglic. En un terreno totalmente llano, pensado para el disfrute de los corredores, 122 kilómetros entre Mantes la Jolie y la capital, los ciclistas se harán las tradicionales fotos del último día.

Tras el prestigioso esprint que cerrará la edición vendrá un podio en el que Pogacar ocupará el primer puesto, y también se llevará el maillot de mejor joven y el de rey de la montaña.

Pogacar vuela contra el crono
Comentarios