20.06.2021 |
El tiempo

KEVIN SUÁREZ FERNÁNDEZ

«El día 10 en Torrelavega, en el Campeonato de España, espero tener un gran día»

«El día 10 en Torrelavega, en el Campeonato de España, espero tener un gran día»

Acaba de regresar de Alicante donde durante tres días han tenido lugar unas jornadas dentro del Plan Estratégico de Alto Rendimiento de la Federación Española de ciclismo que ha reunido a los 23 mejores corredores de ciclocross, hombres y mujeres, del elenco español, entre ellos cinco cántabros. El territorio valenciano resultó ser una buena prueba de fuego para ver su estado de forma y tanto en Xátiva como en Valencia, donde se ponía el punto final a la Copa de España, que esta temporada ha estado reducida a solo tres carreras, alcanzó el segundo puesto. Tiene la mirada puesta en Torrelavega, donde el día 10 de enero se corre el Campeonato de España, siempre que se den las circunstancias adecuadas para su celebración, y a finales de enero en Ostende, donde se disputará el Mundial de ciclocross. La temporada sobre el barro no iba a ser la excepción y numerosas carreras han dicho adiós hasta la campaña siguiente debido a la Covid-19. Nada más y nada menos que la Copa del Mundo ha quedado reducida a tan solo cinco carreras y en España de momento han quedado canceladas pruebas tan importantes como Igorre y Elorrio.

Muy reducido por tanto se queda el calendario para Kevin Suárez Fernández (Los Corrales de Buelna, 14 de junio de 1994) que además combina el barro con la carretera, y con importantes triunfos como la primera etapa de la Vuelta a Cantabria, en liza con grandes corredores, muchos de los cuales serán profesionales la próxima campaña

PREGUNTA: ¿En qué consisten estas concentraciones que engloban a la élite del ciclocross?

RESPUESTA: Pues la verdad es que han sido tres días muy intensos donde apenas hemos tenido tiempo para nada. Ya tuvimos otra concentración en junio y lo que hacemos es someternos a una serie de test de salud y fisioterapia, test de RM y fuerza máxima, pruebas de esfuerzo con electrocardiogramas, destinados a mejorar nuestras prestaciones, con médicos y fisios, todo ello combinado con salidas a carretera, aunque tan solo en dos ocasiones.

P: Sin lugar a duda, lo más granado del ciclocross español, hombres y mujeres del panorama de los élite, sub-23 y junior han participado en ellas ¿no?

R: Sí, claro. Para participar en estas concentraciones hay que ganárselo con los resultados obtenidos en las carreras, en la Copa de España, en los Campeonatos, bien sea de España, Europeos o del Mundo, sin resultados es impensable, aquello es un Centro de Alto Rendimiento.

P: Cinco cántabros en Alicante ¿no está nada mal? 

R: Ya lo creo que no. Al contrario, Cantabria es hoy por hoy la Autonomía que más ciclistas de ciclocross tienen de calidad o una de las mejores. Hemos estado Ismael Esteban, Sandra Trevilla, Gonzalo Inguanzo, mi hermano Alain y yo. Como ves, tenemos buenos especialistas.

P: Muy bien en Xátiva y Valencia. Dos segundos puestos que no está mal ni mucho menos.

R: La verdad es que estoy muy contento con las dos carreras, hubo un gran nivel los dos días y regresé muy satisfecho. Quiero agradecer el esfuerzo de los organizadores por sacar adelante estas carreras que no es nada fácil hoy en día, hicieron un grandísimo trabajo.

P: En Xátiva, tuviste una bonita pelea hasta el final con el francés David Menut.

R: Ya lo creo. No le pude despegar hasta la última vuelta, tiene un gran nivel y es difícil ganarle, hay que tener un buen día para dejarle atrás porque no se da por vencido nunca. Quedar los dos días segundo por detrás de Felipe Orts es importante, porque el alicantino es intratable hoy por hoy en España, no en vano ya está en la élite del ciclocross mundial.

P: Venías de quedar tercero en Sueca y sobre todo de ser decimoquinto en el Campeonato de Europa, que está bastante bien, a la vista de los rivales que había.

R: Sin duda. Estar entre los quince primeros del continente es muy importante para mi, quiere decir que estoy bien, y que aún puedo escalar más arriba, aunque es muy complicado de momento.

P: Y hace unos días, has estado compitiendo en Namur, carrera de la Copa del Mundo, donde las cosas no fueron excesivamente bien.

R: La verdad es que es una carrera muy difícil por el sitio y la dureza del circuito que no me va bien. Espero me vayan mejor las cosas en la larga gira navideña que me espera con tres carreras de la Copa del Mundo y dos más en Bélgica. Estas son completamente desconocidas para mi y siempre me preocupa el no saber que te vas a encontrar.

P: Te imagino con la mirada puesta en Torrelavega, donde el día 10 de enero se disputa el Campeonato de España ¿no? 

R: Por supuesto que sí. Ya corrí en casa otra vez y me ganó Ruiz de Larrinaga. Para ello me preparo, para eso entreno cada día, estoy muy animado, entreno sobre el circuito una vez a la semana y espero tener un gran día. Porque para ganar tienes que tener un día muy bueno, no todos los días estás igual.

P: ¿Mejor barro que terreno seco?

R: Sí, se me da bien el barro, pero como te digo, la clave es tener buen día y, sobre todo, no fallar, una caída por ejemplo puede dar al traste con todos tus planes.

P: Eres uno de los pocos privilegiados que pueden presumir de ser profesional y tener un equipo que se preocupa de tener todos los cabos bien atados.

R: Efectivamente, en España tan sólo hay dos equipos profesionales, el Nesta-Skoda, al que yo pertenezco, y el Teika UCI. Es una suerte sin duda, estoy muy contento, confiaron en mi cuando nadie lo hizo, por lo que les estoy muy agradecido, y ojalá sigamos mucho tiempo juntos. Es una pena que no haya más equipos.

P: Nesta-Skoda es, sin duda, un gran equipo con Lucía González, Iván Feijóo, y por supuesto con Kevin Suárez.

R: Sí, formamos un gran equipo humano y deportivo. Somos una familia y nos apoyamos cuando las cosas no salen bien. Lucía González ya está demostrando su categoría al meterse entre las diez mejores en carreras de Copa del Mundo; Iván Feijóo también ha hecho buenos puestos; y yo voy progresando año tras año y aún espero hacerlo mejor en el futuro.

P: Kevin Suárez como cada año también compite en carretera y casi todos los años rasca algo. Esta temporada, primera etapa de la Vuelta a Cantabria donde hubo un grandísimo nivel.

R: Pues sí que es cierto. Este año, por las circunstancias de la Covid-19 se ha corrido muy poco y todos los equipos querían correr la Vuelta a Cantabria con sus mejores corredores. Se lograron unas medias muy altas y gané, como dices, la primera etapa con una media de 40 kph, y eso que se escalaba Esles, La Braguía y dos veces El Churi. Quedé muy contento con la carrera y, por supuesto, con el triunfo.

P: Con rivales como Pelayo Sánchez que ha fichado por Burgos BH; Javier Romo, campeón de España con tan solo tres carreras, que se ha ido al Astana por tres temporadas...

R: Sí, en el caso de Romo con tres carreras nada más como bien dices, viene del triatlón, le falta técnica, pero me imagino que habrán visto mucho talento en él, y una fuerza descomunal.

P: Y más casos extraños que se están produciendo últimamente en el ciclismo. Martí Vigo se lo lleva el Androni, Palzer, un alemán esquiador, como el primero, que se lo lleva el Bora... ¿qué está pasando?

R: Me imagino que son deportistas con unas condiciones físicas portentosas, que piensan que trasladado al ciclismo puede ser clave. Personas con una capacidad de sufrimiento tremenda, que deben tener un gran motor, y puede que esa sea la causa por la que grandes equipos apuesten por este tipo de atletas.

P: ¿Nunca recibiste ofertas para pasar al profesionalismo en carretera?

R: No, porque jamás me he dedicado al cien por cien a la carretera. Sí que las he tenido de muchos equipos aficionados, que podían ser un perfecto trampolín, pero las descarté. Hoy por hoy estoy centrado completamente en el ciclocross y ya veremos lo que nos depara el futuro, aunque no descarto nada.

P: El ciclocross español, con la explosión de Felipe Orts, y Lucía González, ha subido muchos enteros, además de tu hermano, Inguanzo, Feijóo y tu mismo ¿cierto?

R: Sí que es cierto. Ahora mismo somos la tercera nación en cuanto a resultados, y con el trabajo y esfuerzo de todos vamos dando pasos, quizás más lentamente de lo esperado, pero son pasos muy importantes.

P: Con tanta incertidumbre con el tema de las suspensiones de carreras que tenías previstas en esta temporada atípica debe resultar complicado planificar tu preparación ¿no?

R: Muy complicado sí. Ahora cuento con hacer un calendario extenso en estas fiestas de Navidad y Año Nuevo para ir afinando mi puesta a punto de cara al Nacional de Torrelavega del día 10 de enero, pero nunca sabes lo que puede pasar. Es complicado porque tienes que planificar viajes, estar fuera de casa muchos días, cambiar tu forma de vida, y eso repercute mucho en la preparación.

P: Gonzalo Inguanzo y Alain Suárez ¿son los sustitutos naturales de Ismael Esteban y Kevin Suárez?

R: Claro que si. Al menos deben serlo. Ya vienen demostrando su clase desde hace unas temporadas para acá. Si nada se tuerce creo que incluso deben estar un escalón por encima. Tienen motor y en cuanto vayan dominando la técnica que se requiere alcanzarán su meta. No hay que olvidar que el ciclocross requiere muchísimas horas de entrenamientos, son carreras distintas, unas veces con terreno seco, otras sobre un barrizal enorme, hay circuitos sobre arena, todo esto necesita de cientos de horas de entrenamientos y dedicación. Mi hermano acaba de ganar la Copa de España junior, y lleva un buen camino, y a Gonzalo no le voy a descubrir ahora, tiene grandes condiciones para llegar arriba.

P: ¿Y Kevin Suárez ha alcanzado su techo o con 26 años hay tiempo aún de mejora ?

R: No sé que decirte, por juventud claro que hay tiempo, por supuesto. Estoy teniendo demasiados contratiempos, problemas de alergías, entre otras cosas, que me impiden entrenar y correr a veces en plenitud de condiciones. Es una pena, pero me ocurre con frecuencia. Por lo demás, con los años que tengo claro que espero escalar unos cuantos peldaños más, al menos entreno con esas expectativas, y sí que noto mejoría año tras año. Si no fuese así, hace tiempo que hubiese desistido.

P: Felipe Orts, ¿capítulo aparte?

R: Sí. Lo está demostrando semana tras semana. España se le ha quedado corto y en carreras de la Copa del mundo está mostrando un nivelazo impensable. El otro día hizo sexto en una carrera donde estaban los mejores del mundo y cualquier día se sube al cajón. Pero lo mejor no es que acabe sexto, sino que lo hace a tan solo 30 segundos del ganador y ello quiere decir lo cerca que anda de los ‘capos’. Tiene un motor fuera de serie.

P: ¿Seguimos estando a años luz de Bélgica y Holanda o nos vamos aproximando algo?

R: Estamos lejos pero cada vez más cerca, y me explico. España es hoy por hoy la tercera nación, hemos subido muchos enteros, en parte por las grandes actuaciones de Felipe Orts y de Lucía González. Pero también cuentan los resultados de los demás, por supuesto los míos, y los de Iván Feijóo. En mi caso estoy luchando por estar entre los puestos del 20 al 30 de cada carrera, que te aseguro no es nada sencillo habida cuenta de los grandes especialistas que compiten.

P: Lo que sí es seguro es que el ciclocross cántabro se encuentra atascado.

R: Pues sí. Tras los nombre que he citado antes, no parece que salgan especialistas actualmente. Claro que para eso hacen falta carreras y no las hay. Esta temporada se corre el Campeonato Regional, el Nacional, y nada más. Así es imposible que salgan corredores.

P: Los circuitos españoles de ciclocross ¿se parecen en algo a lo que os encontráis por territorios belgas u holandeses, por ejemplo?

R: En nada. Aquí son circuitos con demasiadas curvas, constantemente estás tomando curvas, y cambios de sentido. Fuera de España prevalece muchísimo más la fuerza, aparte de que son barrizales en la mayoría de los casos.

P: ¿Cómo es un día normal en la vida de Kevin Suárez?

R: Como bien dices muy normal. Me levanto, desayuno y salgo a entrenar con el grupito de siempre. Una vez a la semana entreno sobre el circuito de Sniace, otros sobre arena, y otros por carretera. Tras la comida, descanso, y por las tardes si estoy en casa, las paso con mi novia tranquilamente, excepto los periodos de confinamiento, claro. Estas Navidades, por razones de correr fuera de España, como siempre ocurre por estas fechas, estaré en casa menos de lo que me apetecería, pero así es el ciclocross. Las carreras de esta especialidad en Bélgica por estas fechas son una tradición enorme y hay un gentío sensacional que te pone la carne de gallina incluso si no eres belga, hay que estar en el pellejo para vivirlo. Te olvidas de todo, son momentos que cuando lo deje se quedarán en mi retina toda la vida.

P: Por último, un deseo para 2021.

R: El principal, que podamos volver a la antigua normalidad. Aunque creo que no será posible al cien por cien, porque la pandemia del coronavirus está aún presente en nuestras vidas. Hay que ser responsables ante todo. No pensemos que con la llegada de la vacuna está todo resuelto. Que todo esto pase depende de la sociedad, de nosotros mismos.

«El día 10 en Torrelavega, en el Campeonato de España, espero tener un gran día»
Comentarios