19.09.2020 |
El tiempo
sábado. 19.09.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

CRISTINA SAN EMETERIO

«Desde 2013 el ciclismo femenino despierta más interés»

Cristina San Emeterio, directora del Club Ciclista Meruelo-Río Miera Cantabria Deporte, equipo Continental UCI de categoría femenina.
Cristina San Emeterio, directora del Club Ciclista Meruelo-Río Miera Cantabria Deporte, equipo Continental UCI de categoría femenina.
«Desde 2013 el ciclismo femenino despierta más interés»

No hubo que esperar mucho tiempo. Tan solo tres meses pasaron desde que presentaron el primer documento, hasta que la Unión Ciclista Internacional ( UCI ) les dio el visto bueno. De esta forma se ponía el listón en lo más alto, a una trayectoria de 15 años, durante los cuales, se fueron dando los pasos necesarios, hasta conseguir ser equipo Continental UCI. Por fin, el Club Ciclista Meruelo va a tener un equipo en la máxima categoría del ciclismo mundial y seguirá siendo un referente en el ciclismo femenino cántabro y español. La ‘culpa’ de todo la tienen una familia de nojeños que un buen día apostaron por un proyecto, que en un principio todo el mundo daba como un fracaso, pero a base de trabajo, ilusión y experiencia, han conseguido sacarlo adelante: José Luis San Emeterio, y sus hijos, Roberto y Cristina.

Por eso, la fecha del 7 de febrero de 2020 quedará grabada para siempre en sus retinas. Ese día, en un marco incomparable, como el Palacio de Festivales, tuvo lugar la puesta de largo del Río Miera Cantabria Deporte, con la presencia de las primeras autoridades del Gobierno regional, el colofón perfecto a tantos años de dedicación y perseverancia.

Hablamos esta semana con la directora del equipo élite-UCI, Cristina San Emeterio sobre lo que han sido estos 15 años al frente del Club Ciclista Meruelo, que a partir de ahora se va a denominar como Río Miera-Cantabria Deporte.

PREGUNTA: ¿Háblame de estos 15 años?

RESPUESTA: Comenzamos con la estructura del desaparecido equipo del Noja Barrojo, con una escuela dirigida a los cadetes y juniors, y empezamos a evolucionar desde el principio dirigidos hacia el ciclismo femenino, con estas categorías, hasta llegar al equipo élite. Hemos ido creciendo pausadamente, no pretendiendo dar un salto de gigante de repente y luego caernos por no contar con el respaldo suficiente. En todo momento hemos pretendido formar a las corredoras desde que llegan, hemos visto como han ido progresando año tras año, y de esta forma hemos llegado a lo más alto sin prisa, pero sin pausa.

P: Actualmente eres la directora del equipo, pero anteriormente fuiste la responsable del ciclismo femenino español.

R: Sí. Estuve durante cuatro años al frente, hubo un parón, no teníamos carreras para féminas y con muchos quebraderos de cabeza se trataba de que los organizadores de carreras volvieran a confiar en el ciclismo femenino. Aprovechando mi trabajo en la Universidad comenzamos a darle visibilidad con muchísimo esfuerzo, se hicieron campus de ciclismo y sobre todo tuvimos la suerte de que empezaran a televisarse algunas carreras femeninas, lo que motivó a organizadores y patrocinadores. A partir de ahí se ha ido mejorando mucho en competiciones y en calendario, tanto en ruta como en ciclocross.

P: De proyecto de locos que decían algunos agoreros, a espléndida realidad.

R: Efectivamente. Esto se lo debemos a mi hermano Roberto que lo gestiona todo, es el ‘cabeza loca’ de la familia. Nunca se conforma con lo que tiene, siempre persiguió el crecer, mejorar, buscar patrocinadores, la verdad es que tenemos la gran suerte de saber que todo lo que toca lo lleva a buen puerto. Hay muchísimo trabajo, dedicación y entusiasmo en su labor.

P: Sin embargo, hubo un momento que fallan los patrocinadores.

R: Sí, es verdad que se pasaron apuros. Hubo un momento muy crítico, entonces mi hermano tomó las riendas del club de forma exhaustiva, y no nos faltó el patrocinio de Río Miera, que se echó el peso del equipo a sus espaldas para apoyarnos en todo lo que nos hiciese falta. Luego fueron llegando otros patrocinios quizás menores, pero no por eso menos importantes, hasta llegar a contar con el respaldo ahora mismo del Gobierno de Cantabria a través de la Consejería de Deportes. Sin ellos, es evidente que este proyecto nunca sería realidad, por lo que  estamos muy agradecidos.

P: Ahora mismo, sois el único equipo español que da cabida a todas las categorías, desde la base, hasta llegar a la élite.

R: Cierto. En España hay muchos equipos que apuestan por la cantera, hay muy buenos equipos que tienen ciclistas excelentes que compiten en carreras de prestigio, pero que aglutinen a todas las categorías ninguno. Tenemos cerca de 40 corredoras en nuestra órbita y todas son muy importantes, las pequeñas tienen como referencia a las élite, se fijan en donde están y adonde pueden llegar, que carreras van a correr sobre todo a partir de ahora que van llegando nuevas invitaciones cada día, y vamos a tener que elegir muy bien dónde lo haremos.

P: La temporada pasada ya se venían dando pasos, cuando quedáis subcampeonas de España por detrás de una estructura superpotente como Movistar.

R: Como te decía, hemos ido dando pasos sobre seguro, siendo constantes cada año, creciendo lentamente. Ya lo demostramos el año pasado en Durango, una carrera internacional, al igual que lo hicimos en la Vuelta a Burgos, empezando con pies de plomo, con todo respeto; y este año lo hemos hecho en Valencia, antes del parón, compitiendo contra una campeona olímpica, y otra del mundo. Nuestras ciclistas han ido quitando el miedo, se han mostrado valientes y mostrando su potencial, tenemos chicas que han representado a España en los Mundiales y con gran futuro, ese es el camino a seguir.

P: ¿Me hablas de la repercusión que tiene llegar a ser equipo Continental-UCI y del aumento de las invitaciones para correr, sobre todo en el extranjero?

R: Claro, por ejemplo, hemos corrido en la Semana Valenciana esta temporada gracias a ello. Estamos recibiendo invitaciones para correr sobre todo en Francia y Bélgica, pero tenemos que darnos cuenta de que nuestro presupuesto está a años luz de otros equipos femeninos como, por ejemplo, Movistar. Bajo esta premisa y con mucha cabeza, elegiremos aquellas carreras de mayor nivel sin volvernos locos, por ejemplo, si en Francia hay tres carreras importantes, lo que no vamos a hacer es correr una en ese país, luego irnos a Bélgica y a Italia. Correremos las tres pruebas francesas, pero todo eso lo tenemos que valorar aún, lo que sí sabemos de fijo es que por segunda vez iremos otra vez a la Clásica de Durango el día 26 de julio. Ese día se reanuda la temporada, esperemos que no ocurra nada anormal y podamos correr no solo ésta, también estar en la Emakumeen Nafarroakoa Klasikoa, en la Clásica de Navarra, y en la Ceratizit Madrid Challenge by La Vuelta, que se amplía un día más en esta ocasión. Y luego veremos donde corremos en el extranjero.

P: ¿Tiene el ciclismo femenino apoyos suficientes en España?

R: Ahora sí. Hasta hace poco era un desierto, afortunadamente tenemos ya patrocinadores, equipos muy buenos, días de competición, desde el año 2013 poco a poco vemos que hay cada vez más interés, teníamos miedo a que fuese pasajero, pero se está apostando fuerte, y lo veo consolidado plenamente.

P: ¿El que una ciclista femenina en España pueda llegar a vivir del ciclismo es pura utopía?

R: Hasta hace dos años por supuesto que era una quimera. Hasta ahora solamente una ciclista española ha sido capaz, el hecho de que estés en un equipo de la máxima categoría del ciclismo femenino, no quiere decir que puedas llegar a vivir de este deporte y lo mismo ocurre en otros países. Tan solo unas pocas tienen la suerte de lograrlo, pero es porque son campeonas del mundo u olímpicas y están en estructuras de mucho poder económico.

P: ¿La mayoría de las corredoras son de Cantabria?

R: Sí. En categorías menores, escuelas, cadetes y junior sí, donde tenemos más ciclistas de fuera es en la categoría élite. La temporada próxima las cadetes van a reforzar mucho al equipo junior y prácticamente todas serán de Cantabria.

P: ¿La ruta y el barro son compatibles?

R: Desde luego que sí. El ciclocross es un complemento muy bueno para las carreras de ruta, las que hacen la temporada de ciclocross cuando llegan las primeras carreras del año en primavera andan mucho y llegan con un nivel técnico excelente.

P: Mejores resultados hasta ahora en ciclocross, sin duda.

R: Hasta el 2018 sí, pero ya la temporada pasada en ruta hemos tenido campeonas de España cadetes con la selección cántabra, bronce en junior y segundas en élite con Irene Méndez, por tanto unos excelentes resultados. Obtuvimos una medalla en todas las categorías del Campeonato de España y eso habla bien a las claras del potencial que tenemos.

P: ¿Y primeras salidas al extranjero para conocer las carreras de la Copa del Mundo?

R: Efectivamente, apostamos para que Paula y Sandra fueran tomando contacto con esas pruebas y se hizo un esfuerzo muy grande porque las carreras de ciclocross llevan consigo una logística enorme. Además, las juniors tuvieron la oportunidad de correr en Francia, para coger experiencia y todo ello lleva detrás un trabajo muy bien diseñado.

P: Sin lugar a dudas, ¿Aída Nuño va a ser la referencia esta temporada?

R: Aída Nuño va a ser la referencia donde quiera y cuando quiera, no solamente en las carreras por su experiencia, cuando ella está, transmite seguridad a todas sus compañeras, nos aporta una garantía de que va a obtener un buen resultado, es muy importante en la formación para sus compañeras en todo lo que hace, su aportación al equipo es de vital importancia.

P: Es bastante previsible que la temporada de ruta se prolongue más que otros años.

R: Por supuesto que sí y no solamente el calendario nacional, sino internacional. Por ejemplo, la Challenge by La Vuelta se va a correr en noviembre en lugar de septiembre. Este año serán tres días y creo que lo mismo ocurrirá con otras carreras nos irán llegando noticias seguro cuando la Covid-19 se consiga aplacar.

P: Ahora mismo ¿tiene el Río Miera-Cantabria Deporte ciclistas capaces de llegar a un primer plano internacional?

R: Estamos muy contentos con la progresión de nuestras ciclistas, no nos preocupa tanto eso como la formación que llevan. Lo que sí tengo muy claro es que cuando salimos a correr fuera de España, nos aproximamos cada vez más. Lo hemos visto con Lucía González y con Aída Nuño y esperamos que en las próximas citas internacionales, vayamos acercándonos cada vez más.

P: La familia San Emeterio tiene mucha culpa de llegar hasta aquí, pero lo cierto es que hay unas cuantas personas importantes que forman parte del ‘staff’ ¿quiénes son?

R: Ya lo creo que son importantes. Por ejemplo, Julio Llano, que lleva con nosotros desde el inicio, ha hecho de mecánico y de director; luego tenemos a Angelito, el ángel protector de las corredoras, Carlos Ruiz, que nos acompaña a las carreras y ayuda en todo; Seve Negrete, que acompaña a las cadetes a las carreras; Toñín Suárez, volcado con el ciclocross, mi padre y más gente sin cuya ayuda altruista nada sería igual.

P: Sueño conseguido, ser equipo Continental UCI ¿cuál va a ser el siguiente reto?

R: Creo que ahora toca disfrutar lo conseguido, luego veremos hasta donde se puede llegar. Lo primero, intentar conseguir una mayor estructura, mayores recursos, poder dedicar más tiempo a los entrenamientos y a las carreras.

P: Me imagino que muchas ciclistas se hayan ofrecido a correr al ser equipo élite-UCI, ¿no?

R: No, puesto que cuando hemos tenido conocimiento de ello estabamos en febrero y las plantillas estaban ya formadas. Si que hemos tenido algunas propuestas para correr con nosotros, que no hemos podido atender, lógicamente por lo mismo.

P: ¿Qué requisitos exige la directora del Río Miera-Cantabria Deporte, para fichar una corredora, que protocolo se pone en marcha?

R: Lo primero, sacrificio y ganas de aprender. Es algo que mi hermano y yo hemos vivido durante muchos años. Una corredora por muy buena que sea no haría un gran equipo, tienen que tener ganas de aprender, el aprendizaje es fundamental. Nos da igual que tenga 18 que 25 años, aquí van a tener una nueva forma de trabajar, que no piensen que lo tienen todo aprendido, lo primero que exigimos es que tengan capacidad para ello.

P: Tengo entendido que a los seis años ya comenzaste en este mundillo, incluso fuiste ciclista.

R: Sí, mi hermano corría en el Noja- Barrojo e íbamos toda la familia a verle correr, luego estuve compitiendo tanto en ruta como en el barro, hasta que acabé la carrera. Más tarde saqué la licencia de directora, y hasta hoy que llevo las riendas de todo este tinglado maravilloso que me toca vivir, en el que estamos volcados muchísimas personas y en el que esperamos seguir creciendo, pero sin tener excesivas prisas como hasta ahora. Todo llegará a su debido momento si tiene que llegar.

«Desde 2013 el ciclismo femenino despierta más interés»
Comentarios