08.03.2021 |
El tiempo
lunes. 08.03.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

LUIS LEÓN SÁNCHEZ

«No cambio el maillot de campeón de España por nada del mundo»

«Este año quiero hacer Giro y Vuelta, aunque cuando llegas a una edad es díficil doblar dos grandes carreras», asegura el murciano, que lleva 17 temporadas en la élite

Luis León Sánchez, con el maillot que lucirá esta temporada. / astana pro team/getty sport
Luis León Sánchez, con el maillot que lucirá esta temporada. / astana pro team/getty sport
«No cambio el maillot de campeón de España por nada del mundo»

Alzó los brazos al cielo y estalló en un llanto inconsolable. Nadie se le acercó. Todo el mundo del ciclismo respetó el histórico momento. El momento soñado desde que comenzara a dar pedales en su Mula natal. El pueblo que celebraba como propio todos los éxitos de una familia de deportistas de élite. Deportistas sencillos, sin egos, siempre dispuestos, y no solamente con los medios informativos. Toda una vida buscando su oro en un Campeonato de España profesional y... por fin, tras diecisiete temporadas en la élite, llegó el día soñado en Úbeda. A sus 37 años, tiene aún mucho por mostrar Luis León Sánchez (Mula, 24 de noviembre de 1987) que días pasados en Benidorm asistió un año más a la presentación de su equipo Astana-Premier Tech. Con su simpatía habitual atiende a ALERTA, una vez presentados los 31 ciclistas que van a componer la plantilla 2021.

PREGUNTA: Inicias una nueva temporada y van unas cuantas ya. ¿Cómo te encuentras?

RESPUESTA: Con mucha ilusión, con muchas ganas y la esperanza de que se pueda correr algo más que la anterior campaña. Es verdad que llevo muchos años en esto, pero arranco con la misma ilusión que cuando empecé. Estoy entrenando bien, preparando las primeras carreras de la temporada y con buenas sensaciones de momento.

P: 68 días de competición la pasada temporada, a pesar de la pandemia.

R: Como todos los años corro Tour y Vuelta, ya tenemos ahí 40 días asegurados. Antes del confinamiento corrí muchas carreras, en Australia, Valencia, Murcia, Algarve y Almería. No estuvo mal el año a pesar de todo lo vivido, porque siempre tuve muchas dudas sobre si se iba a poder correr.

P: Los años iban pasando, las oportunidades lo mismo y por fin llegó el día soñado.

R: ¡Uff, qué liberación más grande! Había sido segundo en cuatro ocasiones y ya tocaba. Con 36 años cumplidos la verdad es que no tenía demasiada confianza, el año anterior en Murcia había sido segundo detrás de Alejandro Valverde y lo mismo me ocurrió en otras tres ocasiones. Ser campeón en ruta y poder llevar un año entero el maillot de campeón de España por todas las carreras del mundo es una enorme satisfacción. Había ganado en cuatro ocasiones la crono, pero no es ni parecido.

P: Has ganado cuatro etapas en el Tour con la repercusión que tiene la carrera francesa, entre otros triunfos muy importantes, como los dos en la Clásica de San Sebastian, pero seguro que no lo cambias por este Campeonato.

R: No lo cambio por nada del mundo, porque lo llevaba persiguiendo desde que allá por el año 2004 pasé a profesionales. Bien es verdad que ganar una etapa en el Tour tiene una repercusión mediática impresionante, lo mismo que ganar una París-Niza, pero para mí este campeonato ha sido muy especial.

P: Cuarenta y cuatro triunfos adornan tu palmarés hasta ahora. ¿Llegarán más?

R: Voy a luchar por agrandarlo, me encuentro bien y con ganas e intentaré cazar algo más por las diferentes carreras que voy a correr, o al menos eso espero. Ahora mismo estoy entrenando con toda la ilusión del mundo para conseguirlo.

P: Cada vez se alargan más la vida profesionales de muchos ciclistas ¿te ves corriendo con cuarenta ‘tacos’?

R: Es algo que no me preocupa. Es verdad que vienen de abajo ciclistas muy jóvenes apretando mucho, con una clase extraordinaria. En el momento que vea que me levanto de la cama y no me apetece entrenar, sea cual sea la edad que tenga, diré adiós al ciclismo, o cuando vea que no aguanto el ritmo de las carreras. Afortunadamente no es el caso todavía, porque sigo disfrutando de la bici.

P: Tres Giros de Italia, 10 Tour de Francia, y 11 Vueltas a España disputadas. ¿Ya tienes calendario establecido para esta temporada?

R: En principio voy a correr en la primera parte de la temporada las mismas carreras que el año pasado y luego quiero hacer Giro y Vuelta, aunque cuando llegas a una edad es difícil doblar dos grandes carreras por etapas, esa es la idea al menos.

P: Entras dentro de los planes del seleccionador para estar en los Juegos Olímpicos de Tokio y parece que van a exigir una cuarentena de 14 días para poder competir. ¿Cómo lo ves?

R: Veremos a ver como se va solucionando esta pandemia, ahora mismo no pienso en ello. Por supuesto que me gustaría estar, es lo máximo para un deportista, pero hay que esperar unos meses todavía para tener una idea de cómo se va solucionando el tema.

P: ¿Te puedo definir como un cazador de etapas?

R: He tenido la suerte de ganar muchas carreras escapado porque tengo un buen final y además tenía libertad para hacerlo o al menos para intentarlo. Últimamente ha cambiado mi rol en el equipo, al tener que estar pendiente de otros corredores con posibilidades de ganar. Al Giro voy a acudir para estar pendiente de Vlasov, pero sin añadirle presión por ganar, hay que ir paso a paso porque ya sabemos que en una carrera de tres semanas pueden pasar muchas cosas.

P: Me has hablado de ciclistas muy jóvenes que vienen muy fuertes, pero lo de Remco y Pogacar supera todas las previsiones.

R: Ya lo creo que sí. Son dos talentos enormes que han explotado a una edad muy temprana. A Remco ya le vimos las exhibiciones que hizo en un Mundial, y en la Clásica de San Sebastian, y a Pogacar como ha sido capaz de ganar el Tour, y lo que hizo en la Vuelta de 2019. Pero como te he dicho antes, están llegando cada vez más jóvenes al campo profesional con una calidad extraordinaria. En Astana, por ejemplo, los tenemos ya, sin ir más lejos.

P: ¿La marcha de ‘Supermán’ López puede darte un poco más de libertad?

R: ‘Supermán’ es un fuera de serie, porque sin estar al cien por cien es capaz de ganar una carrera. Pero no te olvides que en el equipo tengo como compañeros a grandes estrellas como el danés Jakob Fuglsang, Alexey Lutsenko y el ruso Aleksandre Vlasov; y en cada prueba que corren parten como favoritos. Ya lo han demostrado en repetidas ocasiones, sin olvidarme de Ion Izaguirre, por supuesto. Por tanto no es nada fácil tener oportunidades en una carrera al estar supeditado a ellos.

P: Vatios o sensaciones ¿por qué te guías? 

R: Una mezcla de ambas cosas. Puede ser que no llegues a unos determinados vatios, y sin embargo tengas buenas sensaciones. Pero, sobre todo, yo siempre me he guiado de mis sensaciones. Los jóvenes no paran de hablar de vatios en todo momento.

P: Si volvieras a nacer ¿serías de nuevo ciclista?

R: Sin dudarlo. Esto ha sido mi vida, me lo ha dado todo y sigo disfrutando como cuando comencé, a la misma edad que tiene ahora mi hijo mayor, al que, por cierto, tenemos que esconderle la bicicleta para que no salga a la carretera. Sin embargo, ahora con tres hijos cada vez me cuesta más salir de casa, por ejemplo, a una carrera de tres semanas, que supone estar casi un mes sin verlos, pero el ciclismo tiene esto, son demasiados días al año fuera de tu casa, y quieras o no quieras, se sufre mucho.

P: Las temporadas 2016, 2017 y 2019, fuiste el ciclista World Tour con más carreras disputadas, siempre más de 90, un seguro de vida para el equipo.

R: Es lo que tiene arrancar en enero por Australia y acabar con las clásicas de Italia en octubre. Como te puedes imaginar cuesta un poco estar a tope tantos meses.

P: Ahora mismo, eres una pieza clave para guiar a los numerosos jóvenes corredores que han llegado al equipo.

R: Eso es. Me volcaré con ellos sin duda para ayudarles y aconsejarles, pero no te olvides que el otro papel que tengo en Astana es proteger a los líderes, siempre han confiado en mi trabajo y me siento valorado dentro del equipo.

P: Hace unos días te han rendido un homenaje en tu pueblo. ¿Estarás contento no?

R: Claro que sí. Muy agradecido a todos. Que en tu pueblo sepan reconocerte el trabajo de tantos años, es para sentirte feliz. He llevado el nombre de Mula por todo el mundo con mucho orgullo.

P: La última. Un deseo para esta temporada.

R: Ganar una etapa en el Giro o la Vuelta a España sería fantástico. Ojalá lo consiga.

«No cambio el maillot de campeón de España por nada del mundo»
Comentarios