03.03.2021 |
El tiempo
miércoles. 03.03.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Brillante jornada final

Gonzalo Inguanzo, cuarto en categoría sub-23. / castillo
Gonzalo Inguanzo, cuarto en categoría sub-23. / castillo
Brillante jornada final

Como era de esperar el valenciano Felipe Orts consiguió el campeonato de España en la categoría élite por delante de los cántabros Kevin Suárez e Ismael Esteban, plata y bronce respectivamente, en lo que fue la tercera y última jornada de estos campeonatos organizados por la Federación Cántabra y el  Club Cicloturismo Cantabria.

Un total de 50 corredores élite comenzaron la prueba reina dando seis vueltas a un circuito de 2.300 metros, muy técnico y con grandes dificultades. Ya en la primera vuelta Orts tomó el mando de la carrera, mientras que por detrás, Suárez y Esteban protagonizaban una interesante lucha.

Orts, dosificando y mirando atrás en algunas zonas para controlar su ventaja, fue casi calcando tiempos vuelta a vuelta para llegar a meta con margen, obteniendo su tercer nacional élite consecutivo y su sexto Campeonato de España de ciclocross (uno junior, dos sub-23 y tres élite), mientras que superada la segunda vuelta, Kevin Suárez se colocó en segunda posición tras imponer un fuerte ritmo al que Ismael Esteban no pudo aguantar. La última parte de la competición no hizo cambiar las posiciones de cabeza, asegurando los tres sus respectivos puestos. Mario Junquera, muy combativo durante toda la cita, terminaba cuarto.

«El circuito tenía sus zonas técnicas y sus zonas duras. La verdad es que he salido a hacer mi carrera; he conseguido abrir hueco en la primera vuelta y he disfrutado muchísimo. Estoy contentísimo de lucir otro año el maillot de campeón de España», expresaba el de La Vila, que finalizaba apuntando alto en el Mundial: «Ahora toca recuperar y pensar en el Mundial de Ostende. A ver si podemos estar entre los diez mejores».

Por su parte, Kevin Suárez se mostraba muy contento y aseguraba que, unas horas antes, no tuvo buenas sensaciones y no esperaba rendir tal y como lo había hecho. «Otra plata más y ya no sé las que llevo», afirmó Suárez quien ahora, piensa en el Mundial para lo que se va a preparar concienzudamente. Ismael Esteban dijo que había ido a por todas aunque la salida no fue buena; añadió que pudo remontar y acercarse a Kevin, aunque una pequeña caída le hizo quedarse y ya le fue difícil seguir el ritmo. Estaba satisfecho con lo realizado y valoraba positivamente su bronce.

La carrera de féminas se iniciaba con el duelo Lucía González- Aida Nuño como uno de los grandes alicientes de la jornada, pero González pronto expuso su gran golpe de pedal actual para, desde los primeros compases, marcharse en solitario hacia la conquista de su segundo Campeonato de España consecutivo. Aida Nuño trataría de dar caza durante toda la carrera a una González que mantenía margen vuelta a vuelta. Por detrás de Nuño, la también asturiana Sara Cueto caminaba en solitario hasta llegar a meta para hacerse con el bronce y completar un triplete asturiano histórico.

Más igualdad hubo en la categoría sub-23, en la que hubo que llegar a un emocionante sprint final para dilucidar nueva campeona de España entre Sara Bonillo y Sofía Rodríguez. Bonillo terminaría llevándose la victoria por escaso margen ante la ciclista de la Comunidad Valenciana. El podio sub-23 femenino lo completó la madrileña María Parajón. La cuarta posición fue ocupada por la cántabra Sandra Trevilla que rubricó una buena carrera.

Lydia Pinto por su parte realizaba una formidable exhibición en categoría junior para vencer con solvencia y autoridad por delante de la gallega Laura Mira, segunda, y de Ainara Albert, tercera tras imponerse en un bonito sprint en la recta de meta a la cántabra Claudia Sanjusto.

La cita sub-23, encargada de abrir la jornada, arrancaba con el ímpetu de Gonzalo Inguanzo como protagonista en unas primeras curvas en las que el cántabro lograba entrar en cabeza, perseguido de cerca por los principales favoritos: Iván Feijoo, que buscaba su tercer entorchado consecutivo, Jofre Cullell, que trataba de conseguir el oro que ya conquistó en 2018, y Xabier Murias, que llegaba a Torrelavega tras tres bronces seguidos. Los cuatro viajaron juntos durante casi toda la primera vuelta, estableciéndose poco después las primeras diferencias. Feijoo tomaría las riendas de la carrera, uniéndose más tarde a él Cullell. Ambos rodarían en cabeza durante el resto de la cita, hasta la resolución definitiva de la última vuelta. Por detrás, Murias lograba hacer hueco para distanciar a Inguanzo en la lucha por el bronce. El quid de la carrera se produciría mediado el último giro, cuando Cullell se iba al suelo y Feijóo aprovechaba para abrir una diferencia ya insalvable para el catalán que, al igual que en Pontevedra 2019, tenía que conformarse con la plata. Murias completaba una enorme carrera para sumar su cuarto bronce en las cuatro últimas ediciones, con Inguanzo ocupando la cuarta plaza por delante de Igor Arrieta, que debutaba en la categoría con un buen nacional.

Brillante jornada final
Comentarios