25.01.2021 |
El tiempo
lunes. 25.01.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

La región encara unas semanas complicadas por el aumento de COVID-19

El Hospital Marqués de Valdecilla abre una nueva área COVID y prevé dos semanas de «mucha presión», según el gerente, Rafael Tejido

Dos sanitarias en la UCI COVID de Valdecilla, que está aumentando las plazas disponibles ante el aumento de casos por el virus. / ALERTA
Dos sanitarias en la UCI COVID de Valdecilla, que está aumentando las plazas disponibles ante el aumento de casos por el virus. / ALERTA
La región encara unas semanas complicadas por el aumento de COVID-19

El consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, ha insistido en que la situación en Cantabria por la covid-19 y por la presión hospitalaria y sobre todo en UCI es «preocupante», y ha señalado que en los próximos días el Servicio Cántabro de Salud «tendrá que empezar a dejar de hacer cirugías programadas».

«Estamos haciendo todos los esfuerzos para que las personas que se pongan malas y que necesiten de cuidados intensivos tengan los recursos asistenciales, tanto materiales como humanos, que se necesitan, pero esto lógicamente supone un sobreesfuerzo para los hospitales y además supone que en los próximos días tendremos que empezar a dejar de hacer cirugías programadas porque lógicamente tenemos que dedicar los recursos de las UCI a la pandemia», ha señalado a Efe el consejero.

Los últimos datos de Sanidad sobre la evolución de la pandemia dejan un nuevo incremento en los hospitalizados con covid en Cantabria, dos más que el día anterior hasta llegar a 179, y también en las personas ingresadas en la UCI de Valdecilla, cinco más que totalizan 34. El nivel de ocupación en esa Unidad supera el 32 %. La previsión que baraja Sanidad es que esa tendencia de aumento siga en los próximos días por el nivel de infectados diarios que hay. El consejero ha subrayado que se está trabajando en disponer de más salas de UCI y que, de hecho, el lunes se abrió un nuevo espacio en el Hospital de Valdecilla con una decena de camas.

«Se va a abrir una segunda sala con otras 16 camas de UCI e incluso estamos trabajando para que, de ser necesario, en los próximos días pueda abrir la Unidad de Cuidados Especiales del Hospital Sierrallana», ha abundado. Rodríguez ha recalcado que así que se están «haciendo todos los esfuerzos para que las personas que se pongan malas y que necesiten de cuidados intensivos tengan los recursos asistenciales» que precisan.

Valdecilla abre una nueva área COVID y prevé dos semanas de «mucha presión». El Hospital Marqués de Valdecilla ha reorganizado espacios en el área quirúrgica para abrir una nueva zona COVID con capacidad para 12 pacientes y prevé que las próximas dos semanas se produzca «mucha presión» hospitalaria ante el incremento de la incidencia del coronavirus en Cantabria. Su gerente, Rafael Tejido, ha explicado que lo que se ha hecho en el hospital respondiendo a su plan de contingencia ante la pandemia ha sido convertir la sala B de la UCI convencional en una UCI COVID, que aporta al dispositivo 12 camas.

A los pacientes no COVID que hasta el lunes estaban ingresados en esa sala se les ha trasladado a la sala de intensivos de Cardiología y a la zona de reanimación, de modo que al no estar infectados por el coronavirus podrán convivir con los pacientes postquirúrgicos.

Con esta nueva área, Valdecilla destina a su dispositivo de cuidados intensivos COVID, el pabellón 15, y las UCI de las salas A, B y C. En hospitalización mantiene, de momento, para pacientes COVID la séptima planta de las Tres Torres y las plantas 7 y 8 del edificio 2 de Noviembre. Tejido ha señalado que la planificación de Valdecilla en respuesta al coronavirus depende de la tasa de incidencia en Cantabria y del número de ingresos en el hospital, así como de la presión en urgencias y de los indices de ocupación del hospital. Y ha explicado que el aumento de la tasa de incidencia en la comunidad ha provocado más ingresos en hospitalizacion convencional y en las UCI». «Tenemos muy claro que va a mantenerse mucho la presión durante dos semanas en el hospital», ha augurado Rafael Tejido.

Cantabria cierra otras cinco aulas de Primaria. Cantabria ha cerrado este martes otras cinco aulas de Educación Infantil y Primaria en otros tantos municipios de Cantabria, con lo que se elevan a diecisiete las que están clausuradas por cuarentena preventiva.

Concretamente, las nuevas aulas cerradas son del Gerardo Diego de Santa María de Cayón; Marqués de Valdecilla de Medio Cudeyo, San José de Astillero; Sagrado Corazón de Cabezón de la Sal, y Palacio de Noja. En los cuatro primeros casos, se han cerrado de forma preventiva al confirmarse el positivo de uno de sus alumnos, mientras que en el colegio Palacio de Noja ha sido de un docente. A las cinco nuevas aulas cerradas en Infantil y Primaria, hay que sumar las doce que ya lo estaban desde días anteriores: San Juan Bautista de Los Corrales de Buelna; Mercedes de Santander; Marina de Cudeyo de Rubayo (Marina de Cudeyo); Valle de Reocín (Reocín); Bajo Pas de Arce (Piélagos); Nuestra Señora de las Nieves de Guriezo; San Vicente de Paul de Laredo --que tiene tres aulas afectadas--; Nuestra Señora de Latas de Somo (Ribamontán al Mar), y Valle del Nansa de Puentenansa (Rionansa), con dos.

De esta manera, la incidencia en este primer nivel educativo es del 0,64 por ciento sobre el total de aulas de la región, que ascienden a 2.654. Además, en el colegio María Sanz de Sautuola de Santander se mantiene cuarentena preventiva para trabajador por contacto con un positivo (personal no docente).

Por su parte, en los niveles educativos superiores, se han fijado nuevas cuarentenas para cuatro alumnos y dos docentes de la Fundación Diagrama de Santander.

En estos niveles (ESO, Bachillerato y Formación Profesional) se mantiene cerrada desde el día 3 un aula del Centro de Educación Especial (CEE) Parayas de Maliaño (Camargo), además de cuarentenas para varios alumnos, profesores o trabajadores de siete centros.

Cantabria suma dos fallecidos más por el virus y 221 nuevos contagios

La UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) del Hospital de Valdecilla suma cinco pacientes más con covid-19, tiene una ocupación de un 32,4 %, y además en la región se han registrado 221 contagios más y dos fallecidos con el virus, dos mujeres de 68 y 92 años, las dos con patologías previas.

En Cantabria solo hay ingresos UCI de pacientes con coronavirus en el Hospital de Valdecilla.

Según los datos facilitados por la Consejería de Sanidad, ayer el número de contagios por covid bajó, y lo hizo de 236 del día anterior a 221 (15 menos), aunque subieron los hospitalizados, de 177 a 179, dos más, y los pacientes en UCI, de 29 a 34, cinco más.

Los casos acumulados positivos desde que se inició la pandemia en la región están cerca de los 13.000 (12.964), y de ellos 11.959 se han detectado por PCR y 1.005 por test de anticuerpos.

Los curados son 9.757, un 76 % del total, pero hay 269 fallecidos, con dos mujeres más que han muerto con el virus, una de 68 años y otra de 92 y ambas con patologías previas.

Los casos activos en Cantabria son 2.938 y de ellos casi un 94 %, 2.759, en cuarentena domiciliaria.

Los hospitalizados con covid son 179, de ellos 129 en Valdecilla, 25 en Sierrallana, 21 en el Hospital de Laredo y cuatro en el de Reinosa.

Se han hecho en Cantabria hasta este momento 254.682 test, cifra que supone 43.813 por cien mil habitantes.

El Gobierno de Cantabria elevó ya el lunes al nivel cuatro la alerta por la covid-19 ante el aumento de los ingresos en la Unidad de Cuidados Intensivos de Valdecilla.

En las residencias son más de un centenar los casos activos entre los usuarios, en concreto 104, y hay 66 entre el personal de los centros, según los datos del Instituto Cántabro de Servicios Sociales.

La región encara unas semanas complicadas por el aumento de COVID-19
Comentarios