25.05.2020 |
El tiempo
lunes. 25.05.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

«El virus no distingue de categorías sociales»

La portavoz de Podemos en Cantabria, Mercedes González Reguilón, valora con ALERTA la situación actual y trata de dar un mensaje de esperanza y optimismo para superar la dura situación

La portavoz de Podemos, Mercedes González en su casa en Herrera de 
Camargo. / ALERTA
La portavoz de Podemos, Mercedes González en su casa en Herrera de Camargo. / ALERTA
«El virus no distingue de categorías sociales»

P.- ¿Qué opinas de la situación tan complicada que estamos viviendo?

R.-  Estamos en una situación atípica y desconocida para todos, con lo cual desde el Estado de Alarma, el Gobierno de Cantabria no tiene mucho margen de actuación. Creo que ahora mismo se está haciendo lo que buenamente se puede, dentro de las circunstancias en las que estamos. 

Las actuaciones de cada uno las tendremos que dilucidar «a posteriori». No creo que sea una mala actuación. Ya llegará el momento de valorar y de examinar todas las actuaciones. Ahora mismo no es el momento de juzgar. Todo esto, nos está superando como ciudadanos, como instituciones y como país. 

P.-  ¿Desde Unidas Podemos Cantabria que estáis haciendo para colaborar en la lucha contra la pandemia?

R.- Nosotros no tenemos representación parlamentaria pero nuestros concejales están colaborando, están trabajando y apoyando a la red de solidaridad cántabra. Están colaborando más partidos, pero nosotros también estamos ayudando en hacer las pantallas con las impresoras 3D. Creo que ahora mismo hay mucha gente más allá de las siglas que está colaborando.

Nosotros como Podemos, al ser una fuerza de Gobierno, apoyamos la línea que está llevando el Gobierno. Aunque no tenemos mucha capacidad en Cantabria al no tener representación pero bueno… todas las reuniones son telemáticas y vamos gestionando lo que podemos. 

P.-  ¿Qué le parece que la oposición pida responsabilidades por la mala gestión del Gobierno?

R.-  Todo llegará. Un Gobierno que tiene apenas dos meses de vida cuando saltó esta pandemia y en esta situación tan atípica que estamos viviendo. Yo tengo cuarenta años y mis padres tienen 60 y no hemos vivido nada igual. No hemos vivido un Estado como el que tenemos ahora, entonces es muy complicado saber gestionar esto y hacerlo bien. 

Lo importante ahora es salvar vidas. Hay que trabajar todos para que el impacto sanitario, social o económico sea lo menos posible. Que cada uno de nosotros pierda lo mínimo. Tenemos que ponernos todos a una y ya llegará el momento de hacer balance. El virus no distingue de izquierdas ni de derechas, ni de categoría sociales. 

P.- ¿Qué le parece que el Presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla pidiera perdón por animar a la gente a ir al 8M?

R.- Me parece partidista. Ese fin de semana hubo un montón de partidos de fútbol que acudieron miles de personas, hubo eventos deportivos, hubo concentraciones e incluso Vox tuvo su Congreso en el Palacio Vista Alegre, cuando el señor Ortega Smith estaba infectado ya. Es decir, no es simplemente el 8M. El querer culpabilizar al Gobierno o al movimiento feminista de expandir el virus, creo que es bastante partidista en estos momentos y creo no interesa a nadie. Hay estudios que demuestran y demostrarán que el 8M no fue el detonante. En esos momentos había muy pocos contagios para valorar positivamente la celebración de las manifestaciones. 

La postura de Revilla me parece un poco partidista y decir ahora, yo fui pero me arrepiento. Bueno, todos lo sabíamos. Sabíamos que podíamos estar expuestos, como cualquier persona que tuvo que viajar a Madrid… Bueno, yo misma tuve que viajar a Madrid y el día 12 empecé con síntomas, es decir sigo en aislamiento. Comencé con síntomas y como se colapsó los hospitales y soy una persona joven sin patologías previas, decidieron que podía pasarlo en mi casa. Llevamos mi familia y yo aislados veinte días. 

Realmente nuestros síntomas han sido leves. Los médicos dicen que es probable que lo hayamos pasado, pero tampoco sabemos si ha sido una gripe, porque no nos hemos hecho los test. He tenido algunos síntomas, como la fatiga respiratoria pero estoy en contacto con la doctora que me guía en todo el proceso. 

P.- ¿El Gobierno de Cantabria dice que la situación está controlada, que opina?

R.-  Desde el día 27, el número de positivos está bajando y obviamente tendremos más fallecimientos e ingresos en la UCI. Aunque quiero ser optimista y con los datos que vamos teniendo cada día, pensar que estamos en situación de decrecimiento y espero, que las medidas de confinamiento sirvan para algo. Según la OMS las medidas de España habrían salvado a 16.000 personas. Vamos a ver si es verdad. Pero todos nos levantamos a ver las cifras cada día, de Cantabria y de todas partes, que nos aterran. Pero confío, que poco a poco lo vayamos controlando. Hay que ver el lado bueno.

P.-  Hay personas que están muriendo solas ¿Qué le parece?

R.-  Creo que las autoridades sanitarias no recomiendan que los familiares estén con ellos. Yo entiendo que dejar morir a una persona sola no puede ser. Personalmente, considero que habría que buscar una manera para que esas personas puedan estar acompañadas por sus seres queridos. Es un momento muy duro y doloroso. Pero tenemos que confiar en lo que las autoridades sanitarias nos digan.

Tenemos que volver a la normalidad paulatinamente. 

P.- Minuto libre para que diga aquello que considere. 

R.-  El mensaje es claro. No es el momento de hacer crítica y el objetivo común es derrotar al virus, que lo haremos. Y un mensaje de optimismo, pues lo único que nos están pidiendo a pesar de todo lo que es, es quedarnos en casa. Y tenemos que pensar en todos aquellos que están huyendo de una guerra o están en campos de refugiados. Nosotros tenemos casa, calefacción, luz, agua, internet, televisión… Lo más importante es que nos quedemos en casa, que sé lo que conlleva. Y que podamos volver lo más pronto posible a nuestra vida, tal y como la conocíamos hace un mes. Y es una cuestión de todos, respetar las normas y el Estado en el que nos encontramos. Es la única manera de colaborar y poner nuestro granito de arena en la lucha. 

«El virus no distingue de categorías sociales»
Comentarios