26.05.2020 |
El tiempo
martes. 26.05.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

«Vamos a por los descerebrados que queman montes»

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco. / Hoyos
El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco. / Hoyos
«Vamos a por los descerebrados que queman montes»

Consciente de que es muy difícil detener a quienes provocan los incendios forestales, el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, advierte de que el Gobierno de Cantabria va a ir a por esos «descerebrados», y más ahora si cabe. En una entrevista telefónica con Efe, Blanco reconoce que no entiende cómo puede haber quien queme montes teniendo en cuenta que, además del peligro que provoca de por sí el fuego, ahora se suma el riesgo de contagio del coronavirus.

Sin embargo, agradece especialmente que ningún miembro del operativo de incendios haya rechazado la llamada para trabajar estos días, sino que, además, están haciendo más labores que la de luchar contra las llamas. Desde que se inició 2020 se han registrado en Cantabria más de 420 incendios forestales, todos ellos provocados, que han quemado casi 2.400 hectáreas de los montes y bosques de la región.

Pregunta.- ¿Qué motivación puede tener alguien para provocar incendios?

Respuesta.- A veces se dice que es el viento sur el que trae los incendios a Cantabria, pero no, sólo mejora las posibilidades de que prenda el monte porque reseca el matorral y aviva al fuego. Siempre se ha asociado al ganadero, pero tampoco. Son varias causas, desde luego que son unos descerebrados. Definiría al que quema el monte como delincuente porque, además de cometer un delito, pone en riesgo la vida de personas, y más ahora con el coronavirus.

P.- Se ha pillado recientemente a una persona con «las manos en la masa» ¿Es muy complicado interceptarles?

R.- Es muy difícil porque como delincuentes y cobardes que son no quieren que les cojan y suelen utilizar mechas retardantes para que al cabo de dos horas, cuando estén a distancia del monte, salte la llama y se expanda el fuego.

P.- ¿Qué le diría a quienes queman los montes?

R.- Más pronto que tarde van a ir cayendo y espero que cuando sean puestos ante la Justicia, las penas sean las más grandes posibles. Están en contra de la sociedad y del bien, ahora lo demuestran todavía más. No tienen perdón, ni excusa ni nadie puede excusarles.

A los descerebrados les digo que vamos a ir por ellos abiertamente. Me gustaría que la gente fuera consciente de lo que es estar al pie del infierno, metidos entre llamas en las que las personas se juegan la vida.

P.- ¿Cómo afecta el estado de alarma al operativo de incendios?

R.- El Gobierno de Cantabria ha determinado como servicio esencial el operativo, con casi 400 empleados. Lo lógico es que en esta situación no tuvieran que salir a socorrer incendios, pero lo cierto es que desde que comenzó el estado de alarma han tenido que enfrentarse en 23 municipios a más de 90 incendios forestales, todos ellos provocados.

P.- ¿Está realizando otras labores el equipo contra incendios con motivo del estado de alarma?

R.- Apaga incendios a unas horas y, a otras, desde el pasado miércoles, está llevando a cabo labores de desinfección y limpieza con tres de las 18 autobombas disponibles. Conforme se vayan desactivando las alertas por el fuego, iremos incorporando más efectivos a estas labores de limpieza. Sus vehículos llegan a lugares de más difícil acceso.

Entre otras cosas, también están interceptando a las personas que hacen senderismo por el monte, desoyendo la obligación de estar confinados, y poniéndolo en conocimiento de la Guardia Civil, con la que tengo que destacar la gran colaboración que existe.

P.- ¿Qué mensaje tiene para ellos?

R.- Querría agradecerles su labor, no sólo por lo que concierne a los incendios, sino por hacer más todavía. Nadie ha dicho que se queda en casa cuando se le ha llamado pese a la situación.

P.- ¿Y a los ciudadanos qué les pide?

R.- Tiene que haber colaboración con la ciudadanía también para, entre todos, acorralar a estos delincuentes. En los pueblos siempre se ha dicho que los que queman el monte se sabe quienes son. Pues bien, cuando ocurra pido que se denuncie o se diga quien ha sido porque la inmensa mayoría detestamos que esto ocurra.

P.- ¿Qué nuevas medidas plantea el Ejecutivo regional para frenar los incendios?

R.- Tenemos un Plan Contra Incendios que está en fase de revisión y se va a ampliar el dispositivo de quemas autorizadas de la mano de los ganaderos, que son quienes más lo piden. También se va a aumentar el número de hectáreas a limpiar mediante desbroces.

Hay lugares en los que desbrozar es imposible. Donde no se hagan quemas, se van a hacer desbroces. Y desde principios de año se está utilizando un dron con visión nocturna y un gran teleobjetivo, entre otras cosas. Todo esfuerzo es poco para evitar los incendios, pero ya aviso de que cuando se quiere hacer daño y atentar contra la naturaleza, combustible en el monte de Cantabria siempre va a haber.

P.- ¿Se están cubriendo las necesidades de personal del operativo?

R.- Todavía queda alguna zona por cubrir, pero se está haciendo. Es un operativo muy amplio, pero nunca es suficiente. Todo es mejorable y lo vamos a mejorar, aquí cuento con la ayuda de los sindicatos.

También tenemos cosas que mejorar respecto a los materiales, que estaban en ciernes, pero se han parado por el estrangulamiento de los trámites administrativos tras decretarse el estado de alarma.

«Vamos a por los descerebrados que queman montes»
Comentarios