28.05.2020 |
El tiempo
jueves. 28.05.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

DÍA DE LA MUJER

Un polémico 8M

Un polémico 8M
Mujeres y hombres están llamados en toda España a participar este domingo en las movilizaciones del Día Internacional de la Mujer, un 8M el de este 2020 marcado por la polémica gubernamental en torno a la ley de libertad sexual y los debates en el feminismo sobre la prostitución y su propio sujeto político.

En 2018 y 2019, las imágenes de las multitudinarias manifestaciones del 8M en las ciudades españolas ocuparon portadas de todo el mundo, el movimiento feminista español exhibía su fuerza al protestar contra las violencias y las distintas discriminaciones que padecen las mujeres.

Sin embargo, este movimiento, que alberga distintas corrientes y enfoques, ha vivido debates en sus filas que han ido creciendo en intensidad en el último año: especialmente los relativos a la prostitución y a quién es el sujeto político por el que lucha el feminismo.

Así, las abolicionistas de la prostitución han discutido con firmeza con aquellas que defienden la regulación de las condiciones laborales de las mujeres que afirmen ejercer libremente la prostitución.

Más acuerdo existe a la hora de actuar contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y muchas voces conciliadoras se han alzado para pedir que este sea el punto de partida para alcanzar consensos y rebajar el tono del debate.

El segundo punto de disenso ha sido acerca del sujeto político del feminismo: aunque es mayoritario el sector del movimiento que considera que las mujeres transexuales pertenecen a él, hay quien lo ha discutido (el Partido Feminista ha sido expulsado de IU por sus posiciones en contra de la ley LGTBI, criticadas por sectores feministas por "transfobia").

Las feministas inclusivas piden acudir a las manifestaciones con un pañuelo rosa precisamente para mostrar su apoyo a las mujeres transexuales.

El feminismo discute si debe combatir únicamente la opresión de las mujeres o abrirse y abrazar luchas contra el capitalismo, el racismo, el colonialismo, el fascismo o la lgtbifobia y la defensa del ecologismo. Las posturas, como movimiento numeroso que es, son variadas.

Los debates de la prostitución y el sujeto político del feminismo no nacieron ayer, son históricos, pero la fuerza de las movilizaciones y la incorporación de muchas mujeres jóvenes los ha reavivado y eso ha atraído también más la atención de los medios de comunicación.

Precisamente la fuerza del movimiento explica las tensiones que ha habido en el Gobierno alrededor del proyecto de Ley Orgánica de Garantía de la Libertad Sexual. La lucha por el liderazgo del feminismo ha hecho tambalear los pilares del Ejecutivo de coalición.

Bajo las fricciones entre las dos fuerzas políticas que conforman el Ejecutivo subyacen las distintas concepciones del feminismo que abrazan Unidas Podemos y PSOE en los polémicos asuntos citados.

Unos desencuentros que el Gobierno de Pedro Sánchez ha tratado de limar en público asegurando que es "absolutamente feminista": "Os acompañamos en esta lucha para lograr la igualdad real entre mujeres y hombres. Sin descanso. Porque sin feminismo no hay futuro, sin igualdad no hay democracia", aseguraba el presidente el viernes en Twitter.

Voces destacadas del feminismo han hecho un llamamiento a la unidad, han pedido que se acuda a las manifestaciones como en años anteriores para reivindicar los derechos de las mujeres en un momento en el que hay discursos negacionistas que cuestionan las discriminaciones y violencias que padece la mitad de la población.

Ministros y dirigentes de PSOE y Unidas Podemos acudirán a la manifestación de Madrid del domingo, entre ellos la ministra de Igualdad, Irene Montero, y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo.

El PSOE, el PP por vez primera y también Podemos y Ciudadanos asistirán a la marcha con motivo del Día Internacional de la Mujer en Madrid, en la que no habrá presencia de Vox, que combate frontalmente esta reivindicación.

El Gobierno, al igual que el año pasado, no tendrá pancarta propia y los ministros que asistan a la marcha lo harán cada uno con las siglas de sus partidos como, según han remarcado desde Podemos y el PSOE, ha sucedido siempre.

Y en el contexto de epidemia del coronavirus, el único impedimento para ir a las manifestaciones del domingo será, como explicó el director del Centro de Coordinación de Alertas y de Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, tener algún síntoma de la enfermedad, para evitar contagios. 

Un polémico 8M
Comentarios