30.10.2020 |
El tiempo
viernes. 30.10.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

JAIME BLANCO

El último adiós entre rosas rojas y aplausos a Jaime Blanco

Capilla ardiente de jaime blanco. / HARDY
Capilla ardiente de jaime blanco. / HARDY
El último adiós entre rosas rojas y aplausos a Jaime Blanco
 Familiares, amigos y compañeros de la vida política han despedido al fundador del PSOE de Cantabria y ex presidente regional Jaime Blanco en el Parlamento con un largo y emocionado aplauso, antes del último adiós de sus más allegados en el cementerio de Ciriego.

El cortejo fúnebre ha salido del Parlamento pasadas las 11.30 horas, media hora después de lo anunciado, porque la familia ha pedido un poco más de tiempo para la despedida en este viernes de viento y lluvia en Santander.

Los restos mortales de Jaime Blanco, que han sido conducidos a Ciriego por un cortejo de cinco coches fúnebres, han sido incinerados y enterrados en el panteón familiar en una ceremonia íntima. Estaba previsto que su familia pronunciase unas palabras de despedida en el cementerio, pero el mal tiempo ha cambiado los planes.

Ha sido en el Parlamento, entre las decenas de ramos y coronas de flores, sobre todo rosas rojas, símbolo de los socialistas, que tapizaban el patio central, donde sus dos hijos, Jaime y Alejandra, han expresado su agradecimiento a todos aquellos que se han acercado a la capilla ardiente, para rendir homenaje al histórico dirigente del PSOE de Cantabria desde primera hora de la tarde de ayer.

Su hijo Jaime ha agradecido la admiración "al personaje político que ha sido para esta región y para este país" y ante todo, las innumerables muestras de cariño hacia su padre.

"Sobre todo me ha llegado al corazón el cariño que le tiene la gente, eso es lo que me ha llegado dentro", ha confesado con la voz quebrada por la emoción.

Alejandra, su hija pequeña, ha asegurado que su padre hubiera estado encantado de verse rodeado de "tanta gente que le quiere" y también de tantas flores, porque "le encantaba cultivar flores y amigos".

Ha recordado que a su padre era aficionado a la jardinería y que de sus viajes a Francia junto a su mujer, Rosa Inés García, volvía maravillado por tantas flores y sus sistemas de riego automático.

Este viernes han acompañado al ex presidente cántabro en su capilla ardiente sus hijos y sus nietos, su viuda y compañera en la política, Rosa Inés García, y su primera mujer, María Ángeles Ruiz-Tagle, presidenta de la Asociación Consuelo Bergés y madre de su hijo Alejandro.

También estaban allí los miembros de su otra familia, los socialistas, quienes militaron en los primeros años del partido que él fundó y del que tenía el carné número 1, y quienes se unieron después, además de representantes de otros partidos

La capilla ardiente ha abierto a las 9.00 de esta mañana y a primera hora han llegado el secretario general del PSC y vicepresidente de Cantabria, Pablo Zuloaga, y la portavoz del grupo socialista, Noelia Cobo, que han estado en el Parlamento hasta la salida del féretro.

Ayer jueves, cuando acudieron al Parlamento a despedir a Blanco las principales autoridades políticas y representantes de partidos e instituciones de Cantabria, se formaron largas colas a las puertas de la Cámara, donde el aforo ha estado limitado debido a las medidas de seguridad por la Covid-19.

Este viernes la afluencia ha sido menor y sobre todo han sido compañeros del PSOE de Cantabria los que se han ido acercando al patio del Parlamento para decir el último adiós al padre de su partido, alguno de ellos porque ayer no pudo hacerlo después de hora y media de espera, como contaba esta mañana un militante. 

El último adiós entre rosas rojas y aplausos a Jaime Blanco
Comentarios