19.08.2019 |
El tiempo
lunes. 19.08.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

NUEVAS TECNOLOG´

UC, Idival y Ambar se unen para crear dispositivos de «salud digital»

Los investigadores desarrollan un sistema de «habitación inteligente» que, a través de Luz estructurada infrarroja y la monitorización de datos, ayudará a mejorar la caLidad asis- tenciaL de las personas mayores

Asistentes a la presentación del proyecto tecnológico.
Asistentes a la presentación del proyecto tecnológico.
UC, Idival y Ambar se unen para crear dispositivos de «salud digital»

La Universidad de Cantabria, el Instituto de Investigación Valdecilla (IDIVAL) y la empresa tecnológica cántabra AMBAR se han unido para diseñar y desarrollar dispositivos y herramientas de «salud digital» para mejorar la supervisión, el diagnóstico y actuaciones en pacientes y promover un «envejecimiento saludable» de las personas mayores.

Juntos, estos tres agentes son los promotores del proyecto TeDFES (Tecnologías y Dispositivos Fotónicos para el Envejecimiento Saludable), que cuenta con un presupuesto de casi 3 millones de euros y que ha obtenido financiación europea de los fondos FEDER y también del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

Ha sido presentado este martes, en rueda de prensa, el rector de la UC, Ángel Pazos, y el catedrático responsable del Grupo de Ingeniería Fotónica de la institución académica, José Miguel López Higuera; el director del IDIVAL, el doctor Galo Peralta, y el CEO de AMBAR, Pablo Gómez.

Los dispositivos que se van a diseñar, desarrollar y testar en pacientes antes de su aplicación definitiva recogerán en los pacientes, de una forma «no invasiva» e incluso sin que éstos sean conscientes de ello, datos geriátricos, cardiológicos, de sueño e, incluso, aquellos relacionados con su estado psiquiátrico, tanto emocional como cognitivo, según ha detallado López Higuera.

Estas herramientas, que se basarán en la fotónica y en las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), permitirán a los investigadores y profesionales sanitarios tomar decisiones sobre los pacientes y obtener diagnósticos «más ajustados a la realidad» y de una forma «más eficiente y eficaz» y con «menos esfuerzos».

El ámbito de aplicación de estos dispositivos será tanto en el ámbito de asistencia sanitaria primaria o ambulatoria como en residenciales, llegando, incluso, en un futuro a que los dispositivos puedan usarse también en las viviendas de los particulares.

Entre los tangibles previstos, el proyecto desarrollará dos nuevas herramientas para la valoración ambulatoria: una para evaluar la actividad física y otra para valorar y estimular la actividad cognitiva. Para el ámbito residencial, se pretende desarrollar la «habitación inteligente» con una cama y una alfombra capaces de recoger datos del paciente.

«VA A DAR QUE HABLAR», SEGÚN EL RECTOR. Los responsables de IDIVAL, UC y AMBAR se han felicitado del «consorcio» que han formado para desarrollar un proyecto que, según han apuntado, se llevará a cabo íntegramente en Cantabria y que hace frente a uno de los «retos» de la sociedad, como es el envejecimiento de la población, el incremento de la esperanza de vida y su impacto en el modelo sanitario. El rector de la UC ha asegurado que es un proyecto de una «calidad investigadora enorme» que «va a dar que hablar» y «marcar un antes y un después» ya que coloca a Cantabria en el «filo» de la investigación «más avanzada» en el campo sanitario, como es la «salud digital».

Además, ha señalado que es un «ejemplo extraordinario» de la colaboración y transferencia de conocimiento de los agentes públicos de investigación, como la UC, con el ámbito de la empresa.

Por su parte, el CEO de AMBAR se ha mostrado «orgulloso» de que su empresa pueda participar en un proyecto que combina «innovación e investigación» y que está «orientado» a ayudar a «repensar», a través de las nuevas tecnologías, cómo hacer frente al envejecimiento de la población y a favorecer un «envejecimiento favorable».

«NO VA DE FAROL». Por otra parte, López Higuera ha subrayado que el proyecto «no va de farol» ya que va a lograr «herramientas que se van a poder utilizar». Según la información proporcionada, el proyecto tendrá una primera fase, hasta 2021, aunque el responsable del Grupo de Ingeniería Fotónica ha precisado que los dispositivos, que irán apareciendo «progresivamente», no estarán listos para su uso efectivo «en uno o dos años» ya que necesitarán ser sometidos a pruebas «reales» y ser validados por el sector médico antes de poder aplicarse de forma generalizada a pacientes. En este sentido, López Higuera ha señalado que una «clásica equivocación» en este tipo de proyectos son «las prisas». «Por ir muy rápido, al final no se hace bien», ha reconocido el catedrático, que ha asegurado que en este caso no va a ser así. Además, ha avanzado que este proyecto «va a ser el origen de nuevas aventuras».

Por su parte, el director del IDIVAL ha explicado que el proyecto contribuirá a un «cambio en la forma de hacer sanidad», pasando de un modelo más centrado en la enfermedad a otro más dirigido al ser humano sano y centrado en medidas «preventivas» --que son «menos costosas»-que permitan alargar la vida.

Nuevos negocios. Por otra parte, el director del Grupo de Ingeniería Fotónica ha advertido que con el incremento previsto de la esperanza de vida hará que, si no se toman medidas, los sistemas de salud entrarán en «serias dificultades o colapsarán». Ante ello, este proyecto ayudará a adoptar soluciones «concretas» en este sentido.

Además de un cambio en la asistencia sanitaria, ha señalado que el proyecto contribuirá a un cambio de modelo productivo y económico ya que permitirá la aparición de nuevos negocios, como el de la comercialización de estos dispositivos.

Además, ha señalado que incidirá en el empleo, ya que se contratará para la ejecución del proyecto a un total de 13 personas, de los que tres serán doctores y el resto ingenieros y licenciados.

De hecho, el proyecto contempla la futura creación de una spin-off de base tecnológica y con sede también en Cantabria para la explotación de los resultados, en la que se integrarían algunos de los doctores e ingenieros que están previsto contratar en la ejecución del proyecto.

Comentarios