06.08.2020 |
El tiempo
jueves. 06.08.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

@CANTABRISTAS_

Con el turismo «se ha priorizado la economía ante la salud de la gente»

El sociólogo y secretario general de la formación política Cantabristas, una agrupación joven con apenas dos años, Pablo Lobete, reivindica a su formación cómo la única fuerza moderna para proteger Cantabria

El secretario general de Cantabristas, Pablo Lobete en la localidad cántabra de Pumalverde, Udías. / ALERTA
El secretario general de Cantabristas, Pablo Lobete en la localidad cántabra de Pumalverde, Udías. / ALERTA
Con el turismo «se ha priorizado la economía ante la salud de la gente»

Cantabristas nació de la colaboración de un grupo de jóvenes que se conocieron trabajando en diferentes proyectos, principalmente culturales. Cansados de ver cómo en su tierra las políticas de los actuales dirigentes son obsoletas y entendiendo que esta Comunidad necesita una nueva dirección que realmente «defienda Cantabria» y que contribuya a «mejorar nuestra tierra».

Plantean un nuevo modelo para nuestra Comunidad, «una Cantabria orgullosa de sí misma, sostenible, más justa y más igualitaria».

Un proyecto político «diferente», «autóctono», que no venga apoyado por la iniciativa estatal, o con el impulso mediático con el que «surgieron otras fuerzas políticas».

Su secretario general, Pablo Lobete tiene las ideas claras de lo que quiere para su tierra y el futuro sus paisanos.

P.- ¿Dónde se sitúa Cantabristas en el ámbito político?

R.- Cantabristas es una fuerza política de izquierdas, progresista y de defensa de los intereses de Cantabria.

P.- ¿Está actuando bien el Gobierno contra la pandemia?

R.- Creo que se han cometido errores y también algunos aciertos. Hay que verlo desde una perspectiva crítica, pero también hay que valorar que se han tomado medidas acertadas. En terminos generales creo que no había muchas otras formas de actuar de como se ha hecho.

Viendo que nos adentramos en una segunda oleada, no entiendo cómo las discotecas están todavía abiertas. Unos espacios donde no se puede mantener la distancia de seguridad y sobre todo controlar lo que se hace en esos locales.

Hay que tomar medidas al respecto en vista de lo que pueda venir.

P.- ¿Cree que en Cantabria dependemos mucho del turismo?

R.- Básicamente hemos visto en esta crisis la falta de alternativa que tiene nuestra región y su dependencia al turismo. Son unas acciones destinadas a minimizar el impacto económico, pero a qué precio. El modelo turístico es incompatible con mantener la seguridad sanitaria. Un sector que en nuestra tierra tiene muchas ventajas pero también desventajas y hay que visibilizarlas.

Somos bastante críticos al modelo del Gobierno de Cantabria. Un modelo de monocultivo del turismo. Porque es un sector muy inestable, como se está evidenciando. Pensamos que hay que diversificar. No es el motor de Cantabria, ni siquiera funciona durante todo el año.

P.- ¿Que opina de la criminalización ante el COVID que se está haciendo a los jóvenes por parte de algunos dirigentes políticos?

R.- No tiene sentido llevar este asunto a temas generacionales. Creo que la inmensa mayoría de la gente joven está cumpliendo con las medidas sanitarias. Pero también responsabilizar a la gente del problema sanitario es injusto, hay cosas que están autorizadas.

P.- A tenor de que Santander ha cancelado sus fiestas ¿cree que las de Torrelavega se deberían realizar?

 R.- Si, tienen que realizarse, desde luego nunca que se parezcan a lo que veníamos viendo. Realmente ahora el contexto es diferente.

Quizás algo sí se puede hacer, pero es una opinión que puede no tener sentido dentro de dos días, cuando tal vez la situación epidemiológica cambie.

Se están retomando los eventos culturales con su distancia de seguridad, y eso no es incompatible. ADIC hace unos días canceló la celebración de un acto por el Día de las Instituciones y me pregunto ¿por qué se suspende? Si se mantienen las prevenciones que nos están marcando creo que son posibles ciertos actos culturales.

P.-¿Cree que el Gobierno se ha precipitado en la desescalada, en vista de la cantidad de nuevos brotes que vamos conociendo?

R.- Se ha priorizado la situación económica ante la salud de los ciudadanos. Y no tiene porqué ser una buena opción. Aparentemente, siempre es bueno poner a funcionar la máquina antes. Pero como vemos, la llegada de una segunda ola está cada vez más cerca. Hay mucha prisa por reactivar el turismo y ahora estamos viendo las consecuencias.

P.- ¿Cómo ve la gestión actual del tanden PRC-PSOE?

R.- Pues el modelo de desarrollo que plantean creo que es una equivocación, pues extender el hormigón y la especulación urbanística que ha destrozado parte de nuestra costa y al territorio rural de Cantabria. Lo que pretende el Gobierno Autonómico es un riesgo para la Cantabria verde que conocemos y amamos. Una situación que hace que los jóvenes y las personas que quieren comprar una vivienda tengan muy pocas posibilidades para hacerlo. El pueblo cántabro debe mostrarse firme y unido para poder frenar esta aberración, que nos recuerda mucho a la fatídica idea del Fracking, frenado gracias a la unidad y la movilización de la población cántabra. Creemos que este modelo de construcción descontrolado, de enriquecimiento del ladrillo que caracteriza al Gobierno de Cantabria, es cortoplacista y un tremendo error.

P.- ¿Que le parece que VOX haya irrumpido en el marco parlamentario cántabro?

R.- Pues me parece una mala noticia. Creo que llevan a las instituciones debates que no son los debates que necesita ahora Cantabria. Porque consiguen llenar de ruido el ámbito político.

P.- ¿Que opinión le merece la polémica surgida sobre el minizoo de Santander?

R.- Creo que es el momento de cerrarlo. Es una instalación de otra época. Con el paso de los años creo que la gente ha adquirido conciencia de este tipo de turismo. El bienestar animal es importante. Y creo que transmite una imagen negativa de la ciudad y se debería pedir responsabilidades.

«Día nacional de Cantabria»

 «La celebración del Día  de las Instituciones se queda corta»

Cantabristas celebró ayer 28 de julio, el ‘Día Nacional de Cantabria’, reivindicando en Puente San Miguel «un futuro digno para nuestra tierra, frente a su mayor enemigo, las políticas del hormigón, encarnadas en la Ley del Cemento que pretende aprobar el Gobierno Autonómico». «No es compatible amar Cantabria con pretender destruir y cementar nuestro territorio y medioambiente». La formación política Cantabristas pretende poner en valor la importancia de este hito de la historia cántabra, reivindicando que se establezca oficialmente esta fecha como Día de Cantabria, ya que no hay ninguno así asignado en el Estatuto de Autonomía. «La celebración actual del Día de las Instituciones se queda corta, ya que esta festividad es de toda la población, no solo a sus políticos», han afirmado.

Con el turismo «se ha priorizado la economía ante la salud de la gente»
Comentarios