02.04.2020 |
El tiempo
jueves. 02.04.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Tres posibles escenarios

El Servicio Cántabro de Salud baraja el pico del COVID-19 a primeros de abril y con unos 700 hospitalizados en el peor de los casos

La zona de urgencias del Hospital Marqués de Valdecilla en el día de ayer. / J. Ramón
La zona de urgencias del Hospital Marqués de Valdecilla en el día de ayer. / J. Ramón
Tres posibles escenarios

El Servicio Cántabro de Salud (SCS) baraja tres escenarios para el COVID-19 en la región, con impacto leve, moderado y grave y, en este último caso, el de peor perspectiva, el pico se alcanzaría entre el 5 y el 11 de abril con una cifra de hospitalizados de 700. El comité directivo del SCS maneja un informe de pronóstico de la evolución de la epidemia por SARS-CoV-2 en Cantabria, elaborado por un facultativo especialista de área de medicina preventiva y al que ha tenido acceso Efe. El informe plantea tres escenarios: uno de impacto leve, otro de impacto moderado y otro de impacto grave.

En el primero, de impacto leve, el pico de casos se alcanzaría entre el 29 de marzo y el 4 de abril con 350 hospitalizados y hasta 80 ingresados en UCI en la semana del 12 al 18 de abril. Entre las fechas del pico del 29 de marzo al 4 de abril el informe habla de 1.000 casos de coronavirus confirmados, el doble que en el intervalo de días anterior, del 22 al 28 de marzo.

Pero a partir de entonces la cifra de casos confirmados se iría reduciendo: 900 entre el 5 y el 11 de abril, 750 entre el 12 y el 18 de abril, 600 entre el 19 y el 25 de abril, 450 entre el 26 de abril y el 2 de mayo, 350 entre el 3 y el 9 de mayo, 200 entre el 10 y el 16 de mayo, y 100 entre el 17 y el 23.

El segundo escenario, de impacto moderado, el informe recoge que el pico de casos se alcanzaría entre el 5 y el 11 de abril con 490 hospitalizados y hasta 105 ingresados en UCI en las semanas del 12 al 25 de abril. En este escenario de impacto moderado, entre el 5 y el 11 de abril, con el pico, habría 1.400 casos confirmados, 400 más que en el intervalo previo del 29 de marzo al 4 de abril.

En los días siguientes al pico la evolución es la siguiente: 1.100 casos confirmados entre el 12 y el 18 de abril, 800 entre el 19 y el 25 de abril, 550 entre el 26 de abril y el 2 de mayo, 350 entre el 3 y el 9 de mayo, 200 entre el 10 y el 16 de mayo, y 100 entre el 17 y el 23 de mayo. Y en el tercer escenario, de impacto grave, el pico de casos se alcanzaría entre el 5 y el 11 de abril con 700 hospitalizados y hasta 136 ingresados en UCI en las semanas del 12 al 25 de abril.

En este escenario peor, en el pico se señalan 2.000 casos confirmados, entre el 5 y el 11 de abril, 800 más que en el periodo previo, del 29 de marzo al 4 de abril. A partir del 11 de abril los casos irían bajando, con 1.400 entre el 12 de abril y el 18 de ese mes, 1.000 del 19 al 25, 550 del 26 de abril al 2 de mayo, 350 del 3 al 9 de mayo, 200 del 10 al 16 de mayo, y 100 del 17 al 23 de mayo.

REORGANIZACIÓN. Smart Hospital Cantabria (SHC), sociedad formada por Ferrovial y SIEC que presta 12 servicios no clínicos del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander, ha reforzado algunos servicios y reorganizado las tareas en la mayoría, de modo que simultáneamente se atiendan las zonas hospitalarias que registran una presión especial y se reduzca la posibilidad de contagios por coronavirus dentro de una plantilla que supera las 600 personas.

En un comunicado, SHC destaca que trabaja en estos días «codo con codo» con el centro sanitario para atender la nueva situación derivada del «crucial combate» contra la epidemia producida por la expansión del coronavirus Covid-19.

SHC elogia el «compromiso ético y social» de sus empleados, que «en muchos casos se han ofrecido a trabajar, si fuera preciso, más allá de sus jornadas habituales, si con ello se favorece un mejor funcionamiento del hospital en tan críticas jornadas». También están asumiendo con «total normalidad» las modificaciones de turnos que se efectúan para proteger mejor al trabajador y precaverse contra la cadena de contagios dentro y fuera de Valdecilla.

SHC añade que se siguen las instrucciones de la Dirección de Valdecilla expresadas en los correspondientes protocolos de conducta.

Según detalla, en el servicio de limpieza se ha reforzado el personal en Urgencias (con profesionales exclusivos en todos los turnos), las plantas de hospitalización de pacientes de coronavirus, UCI y quirófanos. Se están impartiendo cursos de formación intensiva en riesgos biológicos, para incrementar la auto-protección y reforzar las buenas prácticas. Desde el 14 de marzo el servicio de televisión en habitaciones ofrece gratis sus canales a los pacientes ingresados en las plantas donde se trata a los enfermos de coronavirus, teniendo en cuenta que estas personas no pueden ni recibir visitas, ni salir de la habitación.

Asimismo, se ha pasado a utilizar material desechable en el servicio de comidas a las habitaciones con pacientes de Covid-19. Ese material se retira y pasa a los contenedores de residuos biopeligrosos. Las labores administrativas presenciales se han reducido al mínimo, acudiéndose al teletrabajo y con un pequeño retén de oficina que guarda las precauciones según protocolo. En el servicio de mantenimiento, se han reorganizado los turnos para evitar el contacto entre uno y el siguiente, y también se ha habilitado un tercer vestuario, para minimizar contactos. Asimismo, se individualizan las tareas y se concentran en «salas técnicas» (de calderas, por ejemplo), para minimizar la circulación por zonas con más presión de la epidemia. En otros servicios, como almacenes y logística, también se han reordenado horarios y rutinas para reducir las probabilidades de cercanía o contacto entre empleados. En materia de gestión de residuos, se está generando un mayor volumen de residuos biopeligrosos, al diferenciarse y clasificarse los procedentes de casos de coronavirus. Las cafeterías hospitalarias están cerradas y las máquinas de vending reflejan la caída en la asistencia de personas al complejo hospitalario, igual que el parking de Valdecilla Sur, donde la afluencia general se ha reducido de manera muy notable, debido a las reprogramaciones de actividad en Valdecilla. La entrada a este parking es gratuita para personal sanitario desde el sábado 21 de marzo.

SALIDA DE LA UCI. Dos pacientes con coronavirus abandonaron ayer por primera vez la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (HUMV) y lo hicieron entre los aplausos de los profesionales sanitarios. Urgencias de Valdecilla publicó un vídeo en sus redes sociales en el que celebra que el primer paciente que ingresó en la UCI haya superado el estado crítico y pueda bajar a planta. Más tarde, según informaron a Efe fuentes de Sanidad, otra persona más siguió ese camino al evolucionar de forma favorable y poder continuar su recuperación en planta. En el vídeo se ve al personal sanitario insuflando ánimos al primer paciente, que es transportado en camilla por los pasillos mientras recibe aplausos de los profesionales.

«Ahora seguiremos cuidándote en la planta», reza el mensaje publicado, que ha recibido casi un centenar de respuestas con numerosos mensajes de agradecimiento a la labor de los sanitarios. 

NACIMIENTO. Una mujer diagnosticada de coronavirus dio a luz a un bebé en el Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, y ambos, según ha publicado el centro hospitalario en sus redes sociales, «están bien». La madre se encuentra estable, mientras que el bebé, que ha nacido por cesárea para garantizar su seguridad, está bajo el cuidado de un profesional sanitario sano. «¡La vida sigue abriéndose paso!», remarca el Hospital de Valdecilla en su cuenta de Twitter al dar a conocer el suceso. 

Comentarios