15.09.2019 |
El tiempo
domingo. 15.09.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

SUCESOS TRÁFICO

Tráfico fluido en la autovía A-67 a su paso por Torrelavega

Vista de la autovía A-67, en dirección a Torrelavega, que ha sido cortada a la altura de Requejada (Polanco) tras el hundimiento del carril derecho, que ha provocado retenciones de cinco kilómetros. EFE/Pedro Puente Hoyos
Vista de la autovía A-67, en dirección a Torrelavega, que ha sido cortada a la altura de Requejada (Polanco) tras el hundimiento del carril derecho, que ha provocado retenciones de cinco kilómetros. EFE/Pedro Puente Hoyos
Tráfico fluido en la autovía A-67 a su paso por Torrelavega

El segundo día de corte total en el carril Torrelavega-Asturias de la Autovía de la Meseta (A-67) a la altura de la capital del Besaya se ha iniciado con tráfico denso pero fluido, siendo lo más significativo las ligeras retenciones que se producen en las travesías de Requejada y de Barreda.

Fuentes de la Dirección General de Tráfico han explicado que, durante las últimas horas, los problemas se han ido reduciendo en esta zona gracias al uso por parte de los conductores de los itinerarios alternativos habilitados al efecto, tras los atascos registrados durante la jornada de ayer martes.

Además, a lo largo de hoy miércoles se seguirán realizando los trabajos iniciados en el tramo de carretera que ha sufrido el desprendimiento, en especial con la construcción de una escollera para sustentar el tramo hundidos, aunque no hay una fecha concreta para la reapertura de la autovía A-67.

Según informó ayer la Delegación del Gobierno en Cantabria el hundimiento de la calzada se produjo en la madrugada del lunes al martes como consecuencia de las fuertes lluvias caídas durante las últimas horas.

El hundimiento del carril se ha producido sobre las 5.15 horas de la madrugada, lo que ha obligado a cortar el tráfico hacia Torrelavega en la Autovía del Cantábrico por "precaución" y a desviar a los vehículos por la carretera nacional N-611 y la autonómica CA-330. 

Comentarios