29.01.2022 |
El tiempo

ENTREVISTA

«Seguro que podremos cronificar el cáncer»

El doctor Pedro Prada, Jefe del Servicio de Oncología Radioterápica de Valdecilla, analiza  la realidad del cáncer en Cantabria en el año 2020

El doctor Pedro Prada. / Laro Sánchez Palacín
El doctor Pedro Prada. / Laro Sánchez Palacín
«Seguro que podremos cronificar el cáncer»

La consulta actual del doctor Pedro Prada es pequeña y sencilla pero los tratamientos que planifica en ella para pacientes con cáncer son los más avanzados del mundo, y cuando habla de ellos se le ilumina la mirada e infunde a quien se lo cuenta optimismo y esperanza ante una enfermedad que está muy presente en la sociedad y causa miles de muertes.

El oncólogo asturiano lleva siete años en el Hospital Marqués de Valdecilla y eligió este hospital porque, además de su calidad asistencial, cuenta con el IDIVAL y el Hospital Virtual, fundamentales en su vocación investigadora.

Es también presidente de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en Cantabria y son muchos los que aseguran que, desde que llegó, los proyectos de esta gran asociación han crecido y van más deprisa porque él es el eslabón entre el Servicio Cántabro de Salud y la Asociación. Uno de sus grandes proyectos ya está en marcha: la Unidad de Protones de Valdecilla, y junto a ella tendrá en poco tiempo una consulta algo más grande, donde también podrá planificar tratamientos punteros en el único centro de protones de un  hospital público en España.            

PREGUNTA.- Si hablamos de datos… ¿Ha sido el 2020 un año de ascensos o de descensos de enfermos de cáncer?

RESPUESTA.- Lo que se prevé es que el número de tumores sea el mismo que en años anteriores pero el número de diagnósticos es menor debido a la pandemia,  las cifras que manejamos es que ha habido más de un veinte por ciento menos de pacientes el pasado año, pacientes que antes o después saldrán a la luz. Sin embargo, Oncología Radioterápica es el Servicio en el que menos hemos notado esta disminución, solo hemos registrado un cinco por ciento de descenso en nuestros tratamientos y, dentro de lo que cabe, no es tan mal dato porque, en general, la tendencia del cáncer va en aumento al  haber más medios diagnósticos, más concienciación de los ciudadanos, al  diagnosticar antes y por el envejecimiento de la población.

P.- ¿Qué es lo que va a ocurrir?

R.- Pues que ese 21 por ciento de cánceres que no se han diagnosticado van a aparecer. Creemos que recibiremos más adelante esos pacientes y aumentará nuestra actividad. Por otro lado, estamos viendo pacientes con estadios tumorales más avanzados que creemos que es por diagnósticos tardíos pero solo es una  sospecha, este dato no se puede saber con certeza.       

P.- Hay una enorme alarma social por la pandemia porque parece que la atención que ha necesitado ha ido en detrimento la de calidad asistencial a los enfermos de cáncer….¿es así?

R.- Yo creo que se mezclan varias cosas. Se han diagnosticado menos cánceres de los que se esperaba, pero puede ser porque los propios pacientes esperan por miedo ante esta situación, al menos en muchos casos. Lo que está claro es que Valdecilla ha tratado con normalidad al paciente oncológico y le ha cuidado, y hasta hemos tratado a pacientes de otras CCAA, que por la situación no es fácil.

P.- Usted es oncólogo y Jefe del Servicio de Oncología Radioterápica ¿Cómo han cambiado en los últimos años estos tratamientos?, y ¿Hasta que punto la palabra cáncer ya no es un sinónimo de muerte?

R.- Cantabria es una comunidad privilegiada porque cuenta con la tecnología más avanzada y los mejores medios, y creo que a medio plazo se puede pasar de una curación del 53 por ciento que tenemos ahora, al 70 por ciento de los cánceres. Esto se consigue con lo último en tecnología que nos permite ser selectivos, tratamos el tumor sin abordar las estructuras sanas, antes eso era impensable. Hemos desarrollado todas las armas terapéuticas, hasta la irradiación externa con los nuevos aceleradores, que nos permiten tratar tumores del sistema nervioso central en una sola sesión de forma ambulatoria, por ejemplo. Y en la parte intervencionista hemos desarrollado la braquiterapia, que nos permite, a través de vías naturales o catéteres, entrar dentro del propio tumor y tratarle solo, con dosis más altas para eliminarlo con mucho éxito y sin amputar nada. Además, en este campo hemos desarrollado técnicas propias que están siguiendo otros hospitales, tratamientos como los de próstata, que permiten que los pacientes salgan sin sondas gracias a la braquiterapia, y en la mama sucede igual.

La otra parte intervencionista es la intraoperatoria, para tumores de páncreas, de estómago, sarcomas….Trabajamos con los cirujanos en el mismo quirófano. Eso lo llevamos haciendo dos años, somos de los pocos hospitales que lo hacemos, con el Gregorio Marañón. Y también hemos desarrollado otros aspectos, como los tratamientos de apoyo, como la oncotermia o la Cámara Hiperbárica que no los tienen ningún otro hospital público. No tienen toxicidad y conseguimos mejorar los resultados del tratamiento de los tumores.

Y abordamos el cáncer de forma integral, hemos cuidado el aspecto psicológico con un área de medicina integrativa, tenemos un convenio con la AECC, que presta atención sin coste, y hasta un convenio con L’Oreal que nos cede productos cosméticos para que cualquier paciente oncológico que los necesite los tenga gratis.       

P.- Usted, viene de otros hospitales ¿cómo valora el Hospital Valdecilla?

R.- Es un lujo, tenía otras ofertas antes de venir pero vi que Valdecilla tenía, además de las posibilidades asistenciales, las de investigación con el IDIVAL y el Hospital Virtual. Esto tiene un valor añadido tremendo: puedes investigar y hacer formación de una forma inigualable porque es el mejor centro de toda Europa.

La Administración tenía una serie de objetivos a conseguir y yo planteé una serie de avances  al venir a este Servicio y tengo que decir que  han  conseguido todo  lo que solicité, e incluso  más de lo que esperaba.

P.- Y si hablamos de la tan esperada Unidad de Protones de Valdecilla… 

R.- Es el futuro proyecto, el tratamiento de cáncer con protones, ahí hemos hecho una labor muy importante y no solo para la parte asistencial. Vamos a ser un centro de referencia al recibir pacientes de toda España porque vamos a ser el único hospital con Unidad de Protones, lo que va a conllevar entrada de dinero para la comunidad y va a aparecer el nombre de Valdecilla y Santander en todo el mundo. Pero también para el aspecto docente es muy importante, porque vamos a formar especialistas, y para la gestión, que es muy particular. Hemos hecho una plataforma con la UC y ya tenemos relación con físicos matemáticos, biólogos e ingenieros, tenemos ya sobre la mesa 30 proyectos de investigación. La Unidad tendrá dos secciones: la sección de irradiación con fotones y electrones y la sección de prototerapia y conseguirá mejores resultados en  los tratamientos.

P.- Cree que el cáncer se puede erradicar a medio plazo?

R.- El cáncer va a estar ahí porque es consustancial a la persona pero lo que realmente hemos conseguido es curar mucho haciendo prevención, diagnosticando pronto y con Servicios que hacen tratamientos certeros. En el futuro nos vamos a poder adelantar al diagnóstico con las cuestiones genéticas, y seguro que podremos cronificar el cáncer. La gente tiene que ver esta luz, y que no olvide que se puede prevenir y es lo más adecuado porque se podrían evitar un 40 por ciento de los tumores, según la OMS.   Y tampoco hace falta tener hábitos tan especiales…., hay que cuidarse, y, eso sí, el tabaco es especialmente perjudicial.

P.- Está al frente de la Asociación Contra el Cáncer en Cantabria ¿qué objetivo es el más relevante en este momento?

R.- El lunes  tuvimos una reunión los presidentes de las comunidades autónomas y el objetivo es restablecer la normalidad de la Asociación. La pandemia ha dejado todo un poco en ‘stand  by’ pero hemos seguido dando opciones, vía telemática o telefónica, que es diferente pero hemos estado ahí. El voluntariado no ha podido estar en hospitales pero sí ha ofrecido servicios a domicilio, y el piso que tenemos para pacientes oncológicos que lo necesiten  ha estado en funcionamiento y es gratuito, también tenemos el objetivo de abrir un segundo piso.  La AECC también proporciona a los pacientes muletas, pelucas, talleres de yoga o pintura, que han seguido desarrollándose durante la pandemia en la mayoría de los casos. El aspecto psicológico es muy importante y la Asociación lo sabe, aquí contamos con tres psicólogos, y hemos puesto en marcha más acciones, como dos becas que hemos dado a gente de aquí que se va a quedar trabajando aquí. El número de socios ha aumentado y esos ingresos son para los pacientes. También hemos dado ayudas sociales, porque la pandemia ha dejado a gente sin recursos, y estamos con voluntariado de asistencia psicológica en los tres hospitales. Estamos coordinados con el hospital y las instituciones y eso ayuda, debemos ir unidos.   

«Seguro que podremos cronificar el cáncer»
Comentarios