25.05.2020 |
El tiempo
lunes. 25.05.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

El SCS trabaja ya con sanidad privada para liberar camas

El Servicio Cántabro de Salud (SCS) ya está recurriendo a la sanidad privada y se está coordinando con ella para liberar camas y poder atender a más pacientes de la COVID-19.
Tiendas de campaña de la Cruz Roja en el Hospital de Sierrallana, Torrelavega. / S.D.
Tiendas de campaña de la Cruz Roja en el Hospital de Sierrallana, Torrelavega. / S.D.
El SCS trabaja ya con sanidad privada para liberar camas
El subdirector de Asistencia Sanitaria del Servicio Cántabro de Salud, Trinitario Pina, explica a Efe que la intención es liberar en la sanidad pública camas de hospitalización de enfermos quirúrgicos que no tengan la COVID-19 para disponer así de más recursos.

El viernes pasado ya comenzó el traslado de 36 pacientes del hospital psiquiátrico de Liencres al centro Padre Menni.

Se trata de la primera planta entera del hospital de Liencres, que se liberará junto a otros espacios de ese centro, que quedará íntegramente reservado para la atención a pacientes con la COVID-19, en caso de que la demanda de ingreso haga insuficientes los recursos de Valdecilla.

De esta forma, quedarían disponibles las tres plantas de Liencres. La primera, que ocupaban los pacientes psiquiátricos; la segunda, donde estaban medicina interna y ortopedia hasta que ambos servicios se trasladaron a Valdecilla en 2016; y la tercera, que alojó al servicio de geriatría en una de sus alas y en la otra a la unidad de aislamiento para la crisis del ébola en 2014.

Asimismo, el centro Padre Menni también ha ofrecido al Servicio Cántabro de Salud 10-15 camas con perfil de geriatría.

Por su parte, Santa Clotilde ha puesto a disposición de la Administración sanitaria 30 camas para pacientes de medicina interna, cuyo traslado ya está en curso.

Mutua Montañesa ha ofrecido 30 camas para derivar cirugía de traumatología urgente diferida, que principalmente se refiere a fracturas de cadera.

Y, en cuanto al hospital de Mompía, la idea es utilizar sus instalaciones para servicios quirúrgicos, y se valora realizar en este centro cirugía programada no demorable.

Mompía ha puesto a disposición de la Administración sanitaria 30-40 camas y sus quirófanos para que los profesionales del Servicio Cántabro de Salud puedan encargarse allí de ese tipo de cirugías.

En su comparecencia de ayer tras la Conferencia de Presidentes, el jefe del Gobierno regional, Miguel Ángel Revilla, aseguró que Cantabria está bien preparada" frente al coronavirus y subrayó que en las Unidades de Cuidados Intensivos no hay ahora un "problema acuciante" y que la situación "en general es buena" respecto a otras comunidades.

Además, el vicepresidente regional, Pablo Zuloaga, habló la pasada semana de que la sanidad pública estaba trabajando para habilitar 850 camas en sus hospitales para pacientes con la COVID-19, que se podrían ampliar a más de mil en una segunda fase. 

El SCS trabaja ya con sanidad privada para liberar camas
Comentarios