20.07.2024 |
El tiempo
sábado. 20.07.2024
El tiempo
El Diario de Cantabria

ELECCIONES 28M

El «revillismo» marcado por la corrupción puede ver su final

Los cántabros votarán el próximo 28 de mayo en los que serán los útimos comicios a los que se presente el líder del PRC, Miguel Ángel Revilla, quien ha marcado en los últimos años la deriva «populista» de la política en la región y el goteo de noticias por la corrupción que vinculan al PRC y a su Gobierno
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, en la fiesta de la corrupción al exconsejero de Obras Públicas, José Luis Gochicoa.
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, en la fiesta de la corrupción al exconsejero de Obras Públicas, José Luis Gochicoa.
El «revillismo» marcado por la corrupción puede ver su final

Las próximas elecciones del 28 de mayo serán las últimas a las que se presente el jefe del Ejecutivo regional, Miguel Ángel Revilla, una figura que durante los últimos tiempos ha marcado la deriva «populista» de la política en Cantabria. Frente al regionalista, que aspira a poder reeditar algún tipo de pacto electoral que le permita mantenerse en el poder, la oposición, liderada por la presidenta del PP, María José Sáenz de Buruaga, insta a los cántabros a votar para liberar a la región del «revillismo» y la «demagogia». Para la candidata a la Presidencia del PP, en la región «falta seriedad, trabajo y diálogo», por lo que ha propuesto «hablar de las cosas del comer». «No queremos más comedias, ocurrencias y escándalos», ha dicho. Frente a esto, ha apostado por planteamientos «realistas» para «recuperar la sanidad», bajar impuestos y ser «reivindicativos» con el Gobierno de España. «Sabemos hacerlo, lo vamos a volver a demostrar», ha prometido. Pero 

Unos comicios que pueden suponer un cambio, según todas las encuestas, que dan la victoria al PP junto a Vox, y que claramente están marcadas por los casos de corrupción que vinculan al «revillismo». Puede ser el final de una larga época en el poder. La regeneración democrática es urgente, demasiado tiempo corrompe, según hablan muchos políticos de Cantabria. 

El Gobierno regional, liderado por el regionalista Miguel Ángel Revilla con el apoyo del PSOE, atraviesa momentos complicados por la trama de corrupción millonaria de adjudicaciones amañadas de contratos públicos conocida como caso Carreteras. La judicialización surgida tras la detención de ocho personas hace menos de un mes ha provocado un goteo de ceses y dimisiones dentro de un Ejecutivo del hombre de Polaciones al que le crecen los enanos. 

Según el presidente cántabro, en ninguna de las 4.080 páginas del sumario se cita a estos dos cargos de la Consejería, aunque, según aseveró, su formación política, el Partido Regionalista de Cantabria, «tiene el listón ético muy alto». Aunque a estas alturas de la película ¿Quién cree a Revilla?

Un «cambio con mayúsculas» pero «sensato, tranquilo, urgente e imparable», ha señalado, y para el que cuenta con el equipo que «todos sueñan» pero solo el PP «es capaz de ofrecer». «Tenemos la obligación de gobernar», ha razonado la líder del PP, quien se ha presentado como «única alternativa» para «liberar» a la región de una «quinta coalición de ineficacia» PRC-PSOE. Sáenz de Buruaga ha destacado a los miembros de su equipos, de quien ha destacado a la número 18 de la lista, Yolanda García, por ser el «número mágico» de la mayoría absoluta que, ha asegurado, aspira a conseguir el partido, para poder gobernar en solitario. «Esta región iría al matadero si toca cuatro años más de lo mismo», ha lamentado.

Por su parte, el candidato regionalista, Miguel Ángel Revilla, ha respondido a los populares contra la gestión de su Gobierno (PRC-PSOE) que «cómo tienen la cara» de cuestionar las políticas puestas en marcha. Acostumbrado a que nadie le lleve le contraria, y tener todos los resortes del poder bajo su control. Ahora Revilla ha rechazado esa crítica porque según quiere hacer ver, Cantabria «no sólo tiene hoy 25.000 desempleados menos que los que alcanzó durante el mandato del PP con mayoría absoluta (2011- 2015), sino también una de las tasas de pobreza más bajas de España». «Y ha escalado posiciones entre las regiones más ricas y con mayor bienestar del país. ¡Vaya desastre!», ha ironizado en respuesta a las palabras de la candidata popular, María José Sáenz de Buruaga, quien dijo este sábado que Cantabria «iría al matadero si toca cuatro años más de lo mismo».

El secretario general del PRC ha alertado del «peligro» que supondría «una posible alianza» entre PP y Vox en caso de que sumen los 18 diputados que aseguran la mayoría en el Parlamento cántabro. «Me preocupa muchísimo porque Vox reniega de la autonomía, no pronuncia el nombre de Cantabria y quiere volver a Castilla y León», ha añadido. 12 candidaturas en liza. Doce partidos han presentado candidaturas a las elecciones al Parlamento cántabro del próximo 28 de mayo, el mismo número de formaciones que concurrieron en los anteriores comicios de 2019, según la Junta Electoral Provincial. Este órgano cerró el lunes pasado el plazo de recepción de candidaturas, que se proclamarán el 2 de mayo en el Boletín Oficial de Cantabria tras resolver recursos e irregularidades, si los hubiese.

Si todas ellas reciben el visto bueno, los cántabros podrán elegir entre doce papeletas diferentes cuando el próximo 28 de mayo voten la composición del nuevo Parlamentario regional, que estará formado por 35 diputados. Entre las fuerzas que han presentado candidaturas se encuentran los cinco partidos que cuentan con representación en la Cámara cántabra: PRC, PP, PSOE, Ciudadanos y Vox. Se mantienen en la cabeza de la lista de esas formaciones el actual presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), y el vicepresidente, Pablo Zuloaga (PSOE), así como la líder de la oposición, María José Sáenz de Buruaga (PP), y Félix Álvarez (Ciudadanos), mientras que Vox renueva número 1 con Leticia Díaz. Podemos e IU concurrirán juntos en coalición después de no conseguir representación en los últimos comicios de 2019. Repiten candidatura Cantabristas, el partido animalista Pacma, Ola Cantabria y el Partido Comunista de los Trabajadores de España (PCTE) y, como novedad respecto a las últimas elecciones, estará la papeleta de Verdes Equo y Cantabria Distinta.

El «revillismo» marcado por la corrupción puede ver su final
Comentarios