13.04.2021 |
El tiempo
martes. 13.04.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Revilla asume el adelanto del toque de queda a las 20 horas

Un control de policía durante la último cierre perimetral que hemos tenido durante el puente de San José. / ALERTA
Un control de policía durante la último cierre perimetral que hemos tenido durante el puente de San José. / ALERTA
Revilla asume el adelanto del toque de queda a las 20 horas
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha dicho este miércoles, sobre la posibilidad de un adelanto del toque de queda a las 20.00 horas, que la comunidad aplicará lo que acuerde el Consejo Interterritorial de Salud, "como ha hecho siempre, para bien o para mal".

Revilla ha insistido en que los que tienen que decidir sobre las medidas son los sanitarios y en que Cantabria se sumará a lo que se apruebe en el Consejo Interterritorial. "Si se dice que a las ocho, a las ocho", ha dicho, a preguntas de los periodistas, tras su visita a la fábrica de Siemens-Gamesa en Reinosa.

Según el presidente, Cantabria está ahora en un nivel dos "holgado" que le permite tener el toque de queda a las once, pero si el nivel de alerta pasará a tres, "aplicaría automáticamente lo que dice el protocolo nacional".

"Cantabria no se va a salir de esa norma porque es bueno que hagamos todo lo mismo", ha defendido Revilla, quien ha señalado que el Gobierno regional no ha recibido ninguna noticia del Ministerio sobre ese hipotético adelanto del toque de queda, al menos hasta esta mañana.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha asegurado este miércoles que "a día de hoy" no hay medidas adicionales a las ya pactadas con las comunidades autónomas para la Semana Santa con lo que descarta que de momento haya "nada" o que ya esté decidido ampliar hasta las 20.00 horas el toque de queda o el cierre de la actividad no esencial.

También a preguntas de los periodistas, Revilla ha insistido en que no ha querido "faltar" ni poner "en tela de juicio" la actuación de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díez Ayuso, después de que el lunes unos micrófonos le captaran decir que Madrid "va a ser una bomba dentro de quince o veinte días" porque habrá un pico de contagios después de Semana Santa.

"No quiero ninguna polémica con nadie. Cada uno hace lo que puede, lo que dije lo dije en una reunión con unos amigos, por la preocupación que tengo de que podemos estropear la buena marcha que tenemos hasta ahora", ha afirmado.

Según el presidente, él no es virólogo pero a diario se reúne con expertos del hospital Valdecilla, que advierten de que vendrá una cuarta ola si no se toman medidas restrictivas esta Semana Santa.

"Sería una pena que teniendo el horizonte del verano y la posibilidad de tener el 60 por ciento de la población vacunada, tengamos esa cuarta ola por acelerar el ansia que tenemos todos", ha señalado. 

Revilla asume el adelanto del toque de queda a las 20 horas
Comentarios