23.09.2020 |
El tiempo
miércoles. 23.09.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Las residencias ven "lógicas" las medidas anunciadas por Sanidad

Una mujer pasa ante una residencia de ancianos de Santander. / Cubero
Una mujer pasa ante una residencia de ancianos de Santander. / Cubero
Las residencias ven "lógicas" las medidas anunciadas por Sanidad
El presidente de la Federación Empresarial de la Dependencia, Rubén Otero, ha considerado "lógicas" las medidas anunciadas para las residencias este viernes por el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Según ha explicado el ministro, será obligatorio hacer PCR a todas las personas que ingresen en residencias y también a los empleados que vuelvan de vacaciones, y se limitan las visitas a una al día por residente y de una duración máxima de una hora.

En declaraciones a Efe, Otero ha aplaudido las medidas adoptadas por el Gobierno, unas decisiones que, según ha afirmado, venía reclamando el sector desde hace tiempo porque "hacer PCR es la única manera de saber dónde está el virus".

"A los nuevos ingresos sí se les hacía prueba, pero no a los trabajadores cuando volvían de vacaciones y hay que hacérsela. Es lógico", ha subrayado.

Además, ha opinado que si está habiendo "esta cantidad de positivos es porque se está haciendo una cantidad importante de PCR que no se hacían en marzo, abril o mayo".

Otero también es partidario de restringir las salidas, ya que cuando una persona sale del centro ya no pueden controlar a dónde va.

"Sé que es muy difícil ver a un familiar y no darle un abrazo o un beso, pero hay que hacerlo", ha insistido, apuntando a que, "como mucho", si alguien quiere sacar a su familiar lo haga firmando un documento que atestigue que lo hace con medidas de precaución.

Limitar las visitas también le parece "perfecto" porque lo que no quiere el sector es tener que volver a confinar a los residentes.

"Al final no se mueren del coronavirus, pero se mueren de pena. No queremos bajo ningún concepto a volver a confinar a los mayores en sus habitaciones porque va a ser peor el remedio que la enfermedad", ha recalcado.

Estas medidas se han acordado por unanimidad por el Gobierno y las comunidades autónomas en una reunión extraordinaria del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud celebrado este viernes.

Será obligatorio realizar PCR a nuevos ingresos en los centros residenciales con un decalaje máximo de 72 horas y a empleados que regresen de su permiso o periodo vacacional.

Se limitan las visitas a una por persona y residente extremando las medidas de prevención y con un máximo de una hora al día, pidiendo que se escalonen las visitas para evitar aglomeraciones y podrían exceptuarse las medidas, en el caso de pacientes que se encuentran en el proceso final de su vida.

Además, se limitan al máximo las salidas de los residentes en centros sociosanitarios.

Entre las tres recomendaciones acordadas por Gobierno y comunidades, está la de hacer pruebas PCR de cribado de forma periódica en los centros sociosanitarios para asegurar que no ha habido ningún trabajador que sea positivo. 

Las residencias ven "lógicas" las medidas anunciadas por Sanidad
Comentarios