17.04.2021 |
El tiempo
sábado. 17.04.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

CORONAVIRUS PANDEMIA

Las residencias duplican sus casos en 7 días

Vista exterior de la residencia de mayores San Francisco en la localidad cántabra de Reinosa. / Román G. Aguilera
Vista exterior de la residencia de mayores San Francisco en la localidad cántabra de Reinosa. / Román G. Aguilera
Las residencias duplican sus casos en 7 días
Las residencias de ancianos de Cantabria han duplicado en una semana los casos de covid-19 entre usuarios y profesionales, hasta cerca de 400 nuevos positivos, sin que exista una causa que pueda explicar este incremento más allá de los contagios exteriores introducidos en los centros, por lo que desde la patronal del sector y desde el Gobierno regional se pide "extremar" la prudencia, sobre todo de cara a las fiestas navideñas.

Según los datos del Instituto Cántabro de Servicios Sociales, la situación en las residencias de ancianos cántabras se mantuvo estable, con una escasa incidencia hasta mediados de octubre cuando empezó a incrementarse de forma progresiva en número de positivos, con un ascenso progresivo que remitió ligeramente a finales de noviembre.

Sin embargo, la llegada de diciembre ha provocado que se disparen los casos, con 100 nuevos positivos solo el primer día del mes, para pasar de poco más de 200 a 300 infectados por coronavirus entre los ancianos y los profesionales.

El incremento se ha mantenido los días siguientes para llegar ayer, domingo, a contabilizarse casi 400 casos, de los que 289 corresponden a usuarios y 106 a profesionales.

Más de la mitad de estos casos se concentran en tres residencias, con la de San Francisco I, de Reinosa, a la cabeza con más de 100 casos. También destacan San Cándido, de Santander, con 77 positivos, y Santa Eulalia, en Mataporquera, con 43 casos.

Para la patronal del sector en Cantabria, las "únicas" causas de este incremento, hasta los 395 casos, están en que los profesionales o los familiares hayan introducido el virus en las residencias o algún anciano se haya contagiado en alguna salida y lo haya transmitido al resto de usuarios.

Y la solución no son nuevas medidas sanitarias, porque según ha subrayado a Efe el presidente de la Federación Empresarial de la Dependencia de Cantabria, Rubén Otero, se están cumpliendo "todas", sino la prudencia por parte de las familias, sobre todo en estas próximas navidades a la hora de relacionarse con los ancianos.

También desde el Ejecutivo cántabro, el director general de Políticas Sociales, Julio Soto, ha relacionado, en declaraciones a Efe, el aumento "brusco" de casos en las residencias con el incremento de la incidencia en la región y ha recordado que dos de los centros donde más han repuntado los positivos están en la comarca de Campoo (Reinosa y Mataporquera), donde las tasas de contagio son superiores a la media nacional.

"Si el virus está en cifras altas en la población en general, tarde o temprano acaba entrando las residencias", ha indicado Soto, quien ha señalado sobre a los profesionales como vía "fundamental" de entrada del virus en los centros, sin que tengan la culpa, pero son los que "entran y salen todos los días" y son, en general, personas jóvenes que tiene "su red de relaciones con una amplitud de contactos mayor".

Y que, de igual forma, ha rechazado la posibilidad de aplicar nuevas medidas, sino insistir en la protección de los trabajadores y usuarios, y en "extremar" la aplicación de las que se han puesto en marcha para evitar que entre el virus en las residencias. "Mas allá de eso no podemos ir", ha apuntado Soto, quien ha apostado por "minimizar" las salidas de los usuarios.

"El coronavirus no está en las residencias, lo llevamos con los trabajadores, con los familiares o algún residente que ha salido", ha resumido Rubén Otero, para quien esta situación responde a la "mala suerte". "Seguimos haciendo todo igual que desde el mes de marzo, con mascarillas, con pantallas, batas, guantes, no acercarnos a la gente, separados por cortes en las residencias. Mas es imposible", ha alegado.

Y ha pedido a las familias que sean "muy prudentes" en sus visitas y respeten las medidas sanitarias, y que en estas próximas fiestas no se lleven a los residentes y que si lo hacen sea para todas las navidades y no solo en los días festivos, además de que cuando los usuarios vuelvan, lo hagan con una PCR negativa.

"Yo se que es muy difícil sacar a alguien en navidades, el día de la comida, y no acabar dándole un achuchón, pero el que no ha vivido lo que estamos viviendo nosotros en los centros, no sabe lo que estamos pasando", ha argumentado el presidente de la patronal cántabra de residencias de ancianos, para quien "es preferible perder unas navidades un año que no al año siguiente festejarlas sin un ser querido".

Otero también ha destacado la coordinación "perfecta" que estos centros mantienen con la Consejería de Políticas Sociales y ha resaltado la celeridad con que Sanidad les informa de los casos positivos, aunque ha pedido a este departamento que se agilice el plan de atención sociosanitaria, que llevan esperando tres meses, mientras cada día las residencias lo pasan "peor" por falta de profesionales. "Es muy importante terminar con la coordinación sociosanitaria para que esto empiece a funcionar mejor", ha concluido.

El director de Políticas Sociales ha incidido en que las navidades aumentan el riesgo de contagios, por lo que ha abundado en la necesidad de evitar "en la medida de lo posible" los contactos con los usuarios de las residencias y que, en caso de salir del centro para las fiestas, que esté "solo con una familia".

"Hacemos una llamada a la responsabilidad individual, que las personas entiendan que esta navidad va a ser especial, que tenemos que limitar los contactos, no sea que después de Reyes nos encontremos con una ola peor que la que estamos viviendo ahora", ha advertido Julio Soto. 

Las residencias duplican sus casos en 7 días
Comentarios