14.07.2020 |
El tiempo
martes. 14.07.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

PRC

"Que no me enfaden"

Defiende la "honorabilidad" de la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, que "está muy preocupada" por la "carroña en la política"

El secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla, en rueda de prensa para informar sobre la situación del partido tras el 'NO' a la investidura de Sánchez. / JUAN MANUEL SERRANO ARCE
El secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla, en rueda de prensa para informar sobre la situación del partido tras el 'NO' a la investidura de Sánchez. / JUAN MANUEL SERRANO ARCE
"Que no me enfaden"

El PRC pedirá al PSOE, su socio de Gobierno en Cantabria, "respeto" al presidente regional, Miguel Ángel Revilla, y reivindicar en Madrid los compromisos con la comunidad: "sin eso no puede haber gobierno", ha advertido Revilla.

"No es un órdago, si eso no se hace no puede haber gobierno", ha recalcado.

Así lo ha avisado el líder regionalista en una rueda de prensa celebrada esta mañana, después de que el PSOE de Cantabria decidiera anoche continuar en el Gobierno regional, tras haber amenazado con dar por roto el pacto si el PRC votaba 'no' a la investidura de Pedro Sánchez, como finalmente hizo el diputado nacional del PRC por Cantabria, José María Mazón.

Revilla ha explicado que esas dos cuestiones, que se abordarán esta tarde en la Ejecutiva del PRC, se llevarán a la reunión de la comisión de seguimiento del pacto, que espera tenga lugar en menos de una semana, y confía en que el PSOE las acepte porque, de no ser así, no pueden seguir gobernando juntos.

También ha pedido al PSOE, en concreto a Pedro Sánchez, que "entienda y respete" la decisión del PRC de votar 'no' a la investidura y ha advertido a los socialistas que "no se les ocurra tomar represalias" en cuanto a los compromisos con Cantabria porque, si lo hacen, "no les sale bien".

Yo no he recibido presiones de nadie y, si he recibido presiones de alguien, ha sido del PSOE, que ha llegado a amenazar con que, si votábamos 'no', rompía el Gobierno regional", ha enfatizado Revilla en una rueda de prensa este jueves, en la que se ha mostrado "muy disgustado" con las informaciones que dicen que habría recibido presiones de la presidenta del Banco Santander, Ana Botín.

Revilla ha negado tajantemente este extremo y ha asegurado que "no habló con esta señora desde hace tres meses y ni siquiera tengo su teléfono", pero ha desvelado que ayer Botín le llamó "naturalmente indignada" por esas "informaciones falsas" que estaban "circulando" por algunos medios y las redes sociales.

El presidente cántabro ha indicado que Ana Botín "está muy preocupada de que haya tal carroña en la política" que se dedique a meterla en estos asuntos, más cuando es una persona que, según Revilla, "en la vida me ha hablado de política ni me ha sugerido nada en política".

"Quiero salvar la honorabilidad de esta señora y que nadie dude que no me ha llamado para nada y que hace tres meses que sé de su vida", ha asegurado, que ha defendido que Ana Botín "no se dedica a chantajear a nadie que yo sepa". "No es el BBVA ni el González aquel que tenía a un señor Villarejo haciendo por ahí operaciones oscuras", ha apostillado.

Así, ha lamentado que "se ponga en duda que esta señora se pueda dedicar a presiones cuando lo que hace es dedicarse a ganar dinero con el banco y aquí en Cantabria es muy reconocida la labor de su familia que, además de ganar dinero, trae inversiones como el Centro Botín y que ahora va a hacer un gran museo en lo que antes era la sede central del Banco Santander".

Revilla ha advertido que él no admite "presiones de nadie" y, si alguien lo intenta, "hago lo contrario". "Tengo 77 años, a mí no me presiona nadie, ni siquiera mi partido, que vota y yo acato", ha enfatizado el líder regionalista.

Ha pedido "respeto" para las personas que, como los regionalistas, "tenemos coherencia y dignidad". "Yo no me he sometido a ningún chantaje de nadie y además, quien me conozca sabe que sólo hace falta que algún poderoso me venga a decir que haga algo para que yo haga la contraria", ha espetado.

Y, al hilo de esto, ha insistido en que el PRC "no ha cambiado" de junio a enero por votar primero 'sí' a la investidura de Sánchez y luego 'no', sino que "lo ha cambiado ha sido el planteamiento del PSOE", en concreto en lo que se refiere a los acuerdos con los independentistas.

Ha recordado que él ya avisó que "un tren no vale que se ponga en riesgo la unidad de España" por lo que el PRC ha sido "coherente" con ello tras conocer el acuerdo del PSOE con ERC, que ni cita la Constitución y está redactado para que "no se entienda nada", con "muchas ambigüedades" que "parece que no dicen nada pero que pueden dar lugar a todo".

"Que no me enfaden"
Comentarios