06.03.2021 |
El tiempo
sábado. 06.03.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

«Se puede considerar que Cantabria está iniciando la ‘tercera ola’ del coronavirus»

El consejero Miguel Rodríguez ha reconocido que el incremento de casos «todavía no tiene mucha trascendencia en los servicios sanitarios», pero cree que a medida que pasen los días tendrá un mayor impacto | Indica que es previsible que en los próximos días los datos sobre la covid-19 empeoren, y afirma que, si se pasa al nivel 4 de alerta, habrá que endurecer algunas medidas para reducir la socialización

Varias personas caminan bajo una intensa granizada en la zona de Valdenoja, Santander. / HARDY
Varias personas caminan bajo una intensa granizada en la zona de Valdenoja, Santander. / HARDY
«Se puede considerar que Cantabria está iniciando la ‘tercera ola’ del coronavirus»

El consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, ha apuntado que en Cantabria «se puede considerar que está empezando la tercera ola» de la Covid-19, porque es previsible que en los próximos día los datos empeoren, y ha agregado que, si se pasa a nivel 4 de alerta, habría que endurecer medidas para reducir la socialización. El consejero ha señalado que, a raíz de los días de Navidad, han empeorado los datos en la semana siguiente, que se ha cerrado con un aumento de un 44 por ciento de casos sobre la anterior. «Nos hemos plantado en más de 600 casos nuevos en la semana», ha comentado el consejero a los medios de comunicación.

La previsión que maneja la Consejería de Sanidad es que los datos «van a seguir empeorando posiblemente en relación con las Navidades». Rodríguez ha reconocido que el incremento de casos «todavía no tiene mucha trascendencia en los servicios sanitarios», pero cree que a medida que pasen los días tendrá un mayor impacto.

«Se puede considerar que estamos empezando la tercera ola en el sentido de que posiblemente en los próximos días las cifras todavía empeoren. Vamos a ver cómo evoluciona», ha destacado.

Aunque Cantabria sigue en el nivel 3 de alerta, la Consejería de Sanidad está revisando las medidas que recoge el documento del Consejo Interterritorial para esa situación para comprobar que se han implementado todas, ha abundado el consejero. «Tenemos que pensar ya qué medidas plantearíamos en el futuro si la cosa empeora y pasamos a nivel 4, que lógicamente habría que tomar medidas más drásticas, pero de momento seguimos en nivel 3», ha añadido. Y con el toque de queda y el cierre perimetral de la comunidad, que vuelve a estar vigente el día 7 de enero tras la suspensión en Navidad, «no quedaría más que revisar aforos y limitar todavía más la actividad que suponga socialización», ha manifestado Rodríguez.

El consejero ha agregado que en Cantabria por el momento no se ha constatado que haya casos de la cepa británica de Covid. Pero ha explicado que el laboratorio está haciendo algún muestreo esta semana aleatorio para ver si se identifican casos de esta cepa. «Pero de momento no tenemos noticia de que haya, lo que no quiere decir que no los haya», ha aseverado Rodríguez. Sobre los test de antígenos en farmacias, ha dicho que su Consejería no los tiene planteados «como una estrategia dentro de la acción anticovid».

Cantabria recibió ayer 5.800 dosis de la vacuna contra el coronavirus de las que prevé aplicar esta semana unas 1.400 en tres residencias: Padre Menni y Santa Lucía, en Santander, y Asilo San José, en Torrelavega, tanto a usuarios como a trabajadores.

Sanidad vacunó ayer a un total de 300 personas del Centro Hospitalario Padre Menni de Santander, que son tantas como las vacunadas durante la semana de inicio de la campaña. Una cifra que se irá incrementando exponencialmente ya que, a lo largo de esta semana, se aumentará el ritmo de vacunación y, a partir del jueves, se comenzará a inmunizar a los profesionales sanitarios de primera línea, el segundo grupo diana en la estrategia diseñada para la región siguiendo las directrices del protocolo ministerial.

De hecho, el mismo jueves, se simultaneará la vacunación de profesionales en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Hospital Sierrallana y Hospital de Laredo, así como en dos centros de salud de atención primaria.

Los equipos de vacunación del Servicio Cántabro de Salud trabajarán durante toda la semana, de lunes a domingo, incluido el día de Reyes. La planificación establecida para esta semana contempla la vacunación de los residentes y trabajadores del propio Padre Menni, así como del Asilo San José de Torrelavega y la Residencia Santa Lucía en Santander.

Además, el mismo jueves, tendrá lugar una reunión con la dirección del penal El Dueso y del Centro de Inserción Social (CIS) José Hierro para abordar la vacunación tanto de sus profesionales sanitarios como de los internos y los trabajadores.

Primeros positivos de la variante británica. Por otro lado, la Consejería de Sanidad confirmó ayer la presencia en la región de un caso primario y tres secundarios de la cepa conocida comúnmente como la variante británica del COVID-19.  Se trata de una persona procedente de Reino Unido que llegó a Cantabria con PCR negativa, pero que inició síntomas a los tres días de su llegada. El resto de positivos son parte de la misma agrupación familiar.

LENTITUD. El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha reconocido que está habiendo «un poco de lentitud» en el inicio de la campaña de vacunación contra el coronavirus, que ha comenzado en las residencias de mayores, pero confía en que se agilizará en las siguientes fases y cree que, siguiendo las perspectivas del Ministerio de Sanidad, podrían estar vacunadas en junio unas 200.000 personas en la comunidad.

En declaraciones a los medios de comunicación, Revilla ha achacado esta «lentitud» a que, por una parte, están llegando «pocas dosis» de la vacuna de Pfizer a las comunidades autónomas y, por otra, al hecho de que, al iniciarse la vacunación en las residencias de mayores, hay que trasladar a estos centros todo el material para administrar allí mismo la vacuna. Revilla confía en que, una vez que vayan llegando más dosis y se vaya autorizando nuevas marcas de vacunas y se concluya la vacunación a las 10.000 personas de las residencias de mayores, entre usuarios y trabajadores, el proceso vaya «más rápido» en las siguientes fases, las correspondientes al personal sanitario, que se realizará en sus propios centros, y, posteriormente, a la población en general en los centros de salud. «Nosotros los medios los tenemos», ha asegurado.

Revilla ha explicado que habló con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, para hablar de la vacunación y éste le explicó que tras el «parón» motivado por un «problema» en el suministro de la vacuna, el proceso se va a reanudar «a todo ritmo» y las comunidades autónomas van a recibir las dosis que les corresponden en función de su población (a Cantabria llegarán poco más del 1% del total). Además, el presidente regional ha señalado que las comunidades recibirán más dosis a medida que se vayan autorizando nuevas marcas de vacunas, como la de Moderna, algo que espera que ocurra en «menos de un mes», o la de Janssen «en febrero o marzo».

Revilla ha indicado que el ministro «mantiene» la idea de poder llegar a junio con 20 millones de personas vacunadas en España, algo que ya supondría un «porcentaje importante», lo que si se extrapola a la población de Cantabria supondría tener unas 200.000 vacunados para mitad de año.

«Se puede considerar que Cantabria está iniciando la ‘tercera ola’ del coronavirus»
Comentarios