22.11.2019 |
El tiempo
viernes. 22.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

PODER JUDICIAL

El presidente del TSJ de Cantabria cree que "la única puerta abierta" para derribos es la justicia europea

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, José Luis López del Moral, ha dicho hoy que la política de comunicación en la Justicia "tiene que cambiar" y se ha preguntado si no se tendría que reaccionar ante eslóganes como el "Yo sí te creo" que se han publicado en las redes sociales.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, José Luis López del Moral.
El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, José Luis López del Moral.
El presidente del TSJ de Cantabria cree que "la única puerta abierta" para derribos es la justicia europea

López del Moral se ha pronunciado así en el foro de la Cadena SER en Cantabria, donde se ha referido a las críticas a los jueces y tribunales por sentencias como la de La Manada, que ha generado malestar en sectores de la sociedad y cadenas de mensajes en redes sociales con eslóganes como "Yo sí te creo".

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha puesto como ejemplo un wasap que le han mostrado en el que, según ha contado, se ve a dos mujeres abrazadas, con la leyenda sobreimpresa "Yo sí te creo".

Y se ha preguntado "qué ocurriría" si desde el Poder Judicial se emitieran mensajes, por ejemplo, con un eslogan como "Yo sí te protejo" y la imagen "de una jueza que está hasta las nueve de la noche en su juzgado" atendiendo a víctimas, que "llega a su casa y tiene que ponerse a preparar los juicios" del día siguiente, y que "tiene que dedicar su tiempo libre a poner sentencias", ha relatado.

"Y que sabe además que esa víctima muy probablemente no acudirá al juicio, no querrá declarar o querrá retirar su denuncia", ha apostillado, antes de defender la labor de los jueces y afirmar que "son expertos" en violencia de género, en el tratamiento de las víctimas y en igualdad.

López del Moral ha reflexionado sobre si desde el Poder Judicial se debería reaccionar a través de los gabinetes de comunicación a esos mensajes que ponen en cuestión la labor de la Justicia "con sistemas de comunicación similares".

Lo que sí tiene claro el presidente del TSJC es que la política de comunicación que se hace "tiene que cambiar" para "explicitar ante la sociedad" cuáles son los fundamentos del trabajo de un juez y "qué es lo que hace, cómo lo hace, y con arreglo a qué criterios" decide.

Sobre la sentencia de La Manada, ha enfatizado que se ha dictado "con criterios técnicos", pero que se ha producido "un problema semántico" de la denominación de las conductas delictivas tal y como se recogen en el Código Penal. "Lo que nunca se puede poner en cuestión es que los jueces hayan dictado esa resolución trasladando determinadas ideologías que se supone que son contrarias a la víctima", ha apuntado.

El presidente del Tribunal Superior de Cantabria ha opinado además que la Justicia ha sufrido "un proceso de degradación" de su imagen y ha lamentado que la confianza ciudadana ha disminuido en los últimos tiempos.

A su entender, la Justicia "tiene una imagen poco fotogénica" y "distorsionada", y su "prestigio" se está viendo mermado con cuestiones como "el proceso de falta de legitimación" en el que "parece que está inmersa la sociedad".

López del Moral ha aludido así a cuando se habla "de justicia patriarcal" o de que "los jueces o las juezas son machistas" o "no tienen sensibilidad con las víctimas".

"Y antes de que termine el proceso ya tenemos la calificación realizada de la actuación judicial", se ha quejado.

Con todo, no cree que se deba "culpabilizar" a la sociedad de esta imagen de la Justicia que se le transmite. "Obviamente, los mensajes que a la sociedad se transmiten son los que son, y la sociedad los recibe como los recibimos todos, con muy poca capacidad de crítica porque ahora los mensajes se reciben en 140 caracteres", ha remachado.

López del Moral ha añadido que, "sin duda", para mejorar la Justicia se debe "hacer autocrítica": ver qué se ha hecho mal y corregirlo.

Y también ha hablado de otras cuestiones que se deben "corregir" y que "no dependen de los propios jueces"; la figura del magistrado autonómico, las puertas giratorias, y el proceso de selección del Consejo General del Poder Judicial.

Comentarios