13.11.2019 |
El tiempo
miércoles. 13.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

ESTAFAS

La Policía alerta sobre estafas bancarias on-line en Santander

La Policía Nacional ha alertado0 sobre estafas bancarias on-line en Santander, en concreto, sobre reintegros no autorizados en cuentas corrientes mediante capturas de claves por Internet.

La Policía alerta sobre estafas bancarias on-line en Santander

En un comunicado, Jefatura ha advertido a la población que utiliza habitualmente los servicios de banca on-line para que adopte una actitud vigilante con el fin de evitar una eventual captación de sus claves de acceso.

Se trata de la modalidad delictiva denominada 'phishing', cuyo modus operandi consiste en suplantar a una entidad bancaria mediante el envío de emails. Estos correos electrónicos ofrecen una información falsa, propiciando que se pulse en un enlace, que redirige hacia una página web fraudulenta que suplanta a la del banco.

El objetivo final es capturar los datos y contraseñas de la víctima y los de su tarjeta. Una vez que poseen estos datos realizan reintegros no autorizados por el titular de la cuenta en diversas sucursales bancarias de la geografía nacional.

Si se ha recibido un correo de estas características, accedido al enlace y facilitado los datos de sesión, se debe contactar lo antes posible con la entidad bancaria para informarles de lo sucedido.

La Jefatura Superior de Policía de Cantabria, para evitar ser víctima de este tipo de estafas, recomienda no abrir nunca correos de usuarios desconocidos o que no se haya solicitado, no contestarlos y eliminarlos.

También, tener precaución al seguir enlaces y descargar ficheros adjuntos de correos aunque sean de contactos conocidos.

Si no hay certificado, o si no es del sitio al que se entra, no facilitar ningún tipo de información personal --nombre de usuario, contraseña, datos bancarios, etcétera--; y cerrar todas las aplicaciones antes de acceder a la web del banco.

Escribir directamente la URL del banco en el navegador en lugar de llegar a ella a través de enlaces disponibles desde páginas de terceros o en correos electrónicos; y no acceder al servicio de banca online desde ordenadores públicos, no confiables o que estén conectados a wifi públicas.

Finalmente, realizar una revisión periódica de los movimientos de las cuentas a las que tenga asociadas tarjetas por si se observa algún cargo sospechoso para, en su caso, poder reclamar.

Comentarios