21.01.2021 |
El tiempo
jueves. 21.01.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Podrían cerrar un 40% de las discotecas en la región

Así lo ha manifestado el representante del ocio nocturno, Tomás Sánchez, que ha explicado que la treintena de discotecas y salas de fiestas que hay en Cantabria necesitan abrir dos horas más

Sala Kudeta en Santander, ubicada en la Calle Ataulfo Argenta. / ALERTA
Sala Kudeta en Santander, ubicada en la Calle Ataulfo Argenta. / ALERTA
Podrían cerrar un 40% de las discotecas en la región

La Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC) ha alertado este viernes de que, como consecuencia de la COVID-19, cerrarán un 40 por ciento de las discotecas de la comunidad, que reclaman poder abrir dos horas más que el resto de bares, hasta las 3.00 horas.

Así lo ha manifestado el representante del ocio nocturno de la Asociación, Tomás Sánchez, a la salida de una reunión que han mantenido varios miembros de la AEHC con el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla.

Sánchez ha explicado que están «contentos» con que todos los bares puedan abrir hasta la 1.00 horas desde este sábado porque posibilita la apertura de los pubs, que, dentro de la situación, «por lo menos tiene una muleta».

Sin embargo, ha explicado que la treintena de discotecas y salas de fiestas que hay en Cantabria necesitan poder abrir dos horas más que los bares normales, en este caso hasta las 3.00 horas.

Según ha dicho, lo harían sin pista de baile y trabajando como un pub normal, defendiendo además que están «más preparados» para ello por los sistemas de ventilación que tienen las discotecas, lo que «es prioritario» para evitar la transmisión de la COVID-19.

Durante la reunión que han mantenido con Revilla, le han trasladado que los contagios han seguido aumentando a pesar de que las discotecas han estado cerradas.

«Si no tenemos ese margen de dos horas, la muerte está garantizada. Llevamos siete meses cerrados y lo que le decimos al presidente es que los contagios no han variado, han subido incluso. Luego el contagio no viene por ahí», ha incidido.

Además, ha sostenido que estando abiertas estas salas se evitan los «botellones paralelos» que se producen a partir de la 1.00 horas cuando se cierran los bares.

«Simplemente pedimos que nos dejen trabajar porque, por otra parte, no tenemos ayudas. Ha habido Expedientes de Regulación Temporal de Empleo en su día, pero hay muchos más gastos que hay que pagar, y si no hacemos caja, ni pagarlos ni comer. Estamos hablando de la ruina de nuestros negocios de por vida», ha aseverado

Sánchez ha señalado que, incluso permitiéndoles abrir dos horas más, va a haber un 40 por ciento de discotecas que cierren, según un estudio de la AEHC.

De media, cada empresa da trabajo a unas diez personas, por lo que se calcula que hay unos 300 trabajadores en el sector.

TEMEN UN DURÍSIMO INVIERNO. La Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria ha señalado que la ocupación hotelera para el puente del Pilar es, a día de hoy, un 30 % menor que en 2019, la misma caída que han sufrido los precios, y ha apuntado que la situación es «tremendamente preocupante» de cara al invierno, que «va a ser durísimo».

Su presidente, Ángel Cuevas, que este viernes se ha reunido con el jefe del Gobierno regional, Miguel Ángel Revilla, ha explicado que hasta el 20 de septiembre el turismo «se ha comportado bastante bien».

«Estamos bastante satisfechos con la marcha de la temporada de verano, con dos excepciones muy puntuales: los que no tienen terraza y el ocio nocturno. Si excluimos eso, el resto de la hostelería ha estado bastante bien en verano», ha incidido.

Sin embargo, ha lamentado «la desbandada» de turistas que se ha producido desde el 20 de septiembre. «Más que nunca», ha enfatizado.

La ocupación hotelera para el puente, ha indicado, va a ser un 30 por ciento menor que la del año pasado, lo mismo que el precio, por lo que el sector «ya» está «notando la herida».

Para este viernes la ocupación se sitúa en un 35 por ciento, mientras que las noches del sábado y el domingo cerca del 65 de media, aunque Cuevas ha puntualizado que «hay excepciones».

Por ejemplo, puede que Liébana repunte, mientras que Santander «lleva todo el año pinchando, más que los pueblos».

LAS CAROLINAS. Cuevas y Revilla han abordado un proyecto de formación «a largo plazo» en el Hotel Escuela Las Carolinas. «Porque necesitamos darle una vuelta a todo el recinto y la operativa», ha enfatizado el presidente de los hosteleros.

Cuevas ha apostado por una mayor eficiencia energética del edificio, más formación, más accesibilidad y mejores «profesionales» porque al sector le espera «mucha competencia y muy dura».

Además de hablar sobre el ocio nocturno, también ha pedido un «bono verde» para que los turistas que se animen a visitar Cantabria tengan una pequeña parte del viaje subvencionada, abogando también por la unión de «la España verde», hablando con los presidentes de cada comunidad para que lo pongan en marcha.

Según ha dicho, «hace falta porque la verdad es que el invierno viene durísimo» y ve necesarios «por lo menos dos o tres depósitos de gasolina para llegar a la Semana Santa».

«El presidente ha tomado nota de todo, hemos quedado en pasarles una serie de dossieres y de informaciones para todo lo que le hemos propuesto y esperemos que estos puntos se vayan solucionando en las próximas semanas», ha apostillado Cuevas.

Podrían cerrar un 40% de las discotecas en la región
Comentarios