23.10.2020 |
El tiempo
viernes. 23.10.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

PSOE

Oyabirde, Ursuguía y Domingo denuncian la "opacidad" y falta de transparencia de la actual dirección del partido

José Otto Oyarbide, Zara Ursugía y Marta Domingo. / J. Ramón
José Otto Oyarbide, Zara Ursugía y Marta Domingo. / J. Ramón
Oyabirde, Ursuguía y Domingo denuncian la "opacidad" y falta de transparencia de la actual dirección del partido

Tres militantes del PSOE que tuvieron responsabilidades institucionales en la pasada legislatura, José Otto Oyarbide, Zara Ursugía y Marta Domingo, denuncian la "opacidad" y falta de transparencia de la actual dirección del partido y creen que la venta de la sede responde a un "capricho infantil" de Pablo Zuloaga.

Los tres, que en el proceso congresual que ganó Zuloaga frente a Eva Díaz Tezanos apoyaron a esta última, han acudido este viernes precisamente a esa sede del partido, que la actual dirección quiere vender, y donde han presentado en el registro una petición para que les trasladen información económica financiera y administrativa.

Se trata de unos datos que, según se recoge en el escrito que han presentado, se ha solicitado reiteradamente en el Comité Regional con resultado "insatisfactorio".

José Otto Oyarbide, que fue concejal de Torrelavega en la pasada legislatura, ha explicado a los periodistas, en la puerta de la sede del PSOE, que la militancia socialista está "está preocupada" por las informaciones que se han publicado sobre la venta de la sede de Bonifaz.

Según ha recalcado, la situación económica del PSOE cuando Zuloaga llegó a la Secretaría General era "totalmente sostenible", con una deuda "controlada" y "avalada" por Ferraz, y que se había generado principalmente porque entre 2011 y 2015 los socialistas estuvieron en la oposición, lo que mermó sus ingresos.

Pero en 2015 se volvió al Gobierno y además en las últimas elecciones subió el número de diputados, lo que debería redundar en más ingresos para el PSOE, según su argumento.

Oyarbide cree que con esos datos, y con la decisión de vender la sede, la gestión económica de Zuloaga está "en duda", porque podría haber tomado decisiones en perjuicio de las arcas socialistas.

En el escrito que han presentado estos militantes preguntan por el presupuesto del partido para 2019, el número total de militantes y los ingresos por cuotas, la relación del personal administrativo y de gestión con sus costes salariales, y también información sobre el personal externo y auxiliares de prensa.

También quieren saber la deuda financiera y de proveedores y preguntan además específicamente por el salario y la duración del contrato de los miembros de la Ejecutiva con dedicación total o parcial desde que Zuloaga ganó el Congreso.

Oyarbide ha aludido en concreto a la secretaria de Organización, Noelia Cobo, cuyo salario ha asegurado que ha preguntado en el Comité Regional sin que le hayan dado respuesta.

Otra de las cuestiones sobre las que se piden datos es sobre las aportaciones económicas que realizan al partido cargos institucionales y de confianza del actual Gobierno regional.

Y ello porque los estatutos regionales del PSOE estipulan que los cargos del partido con responsabilidades de ese tipo deben dar al partido un 10 % del salario que ingresan por ese concepto. Ese porcentaje se subió en el último Congreso Regional, el que ganó Zuloaga, del 5 al 10 %.

Por último, también preguntan por el coste detallado y desglosado de todas las campañas electorales de este año. Y ello porque estos militantes se temen que tanto Zuloaga como Pedro Casares han primado "su promoción personal" en las campañas con gastos "excesivos".

Oyarbide ha subrayado que Zuloaga lleva 28 meses como secretario general y que cualquier decisión que se tome será responsabilidad suya y de la Ejecutiva actual.

Ha insistido en que la dirección está "ocultando muchísima información", que se ha pedido en el Comité Regional y que no se ha dado. "Se nos ha mentido u ocultado", ha asegurado.

"Es nuestra obligación reclamar por escrito la información, por la preocupación surgida en la militancia por la decisión de la venta de la sede", ha agregado Oyarbide, que cree que las declaraciones que hizo sobre esa operación la secretaria de Organización, Noelia Cobo, lejos de tranquilizar "agravaron" la inquietud existente.

Y ello porque, según ha dicho, de esas manifestaciones de Cobo se deduce que la decisión de vender no se debe a razones económicas, sino a "un capricho infantil" para cambiar la ubicación.

Oyarbide ha lamentado que además de "cargarse" el patrimonio humano del partido, la actual dirección "quiere cargarse el patrimonio inmobiliario" que lleva en poder del PSOE 25 años.

Estos militantes, ahora de base aunque están en el Comité Regional, tenían responsabilidades institucionales en la anterior legislatura: en el Ayuntamiento de Torrelavega, Oyabirde, y en el Gobierno regional como directoras generales, Ursuguía y Domingo.

Oyarbide ha negado a los medios de comunicación que haya "guerra interna" ni conflicto en el PSOE de Cantabria y ha asegurado que el resultado del Congreso de 2017, en el que salió elegido Pablo Zuloaga como secretario general frente a Eva Díaz Tezanos, está "superado".

Oyabirde, Ursuguía y Domingo denuncian la "opacidad" y falta de transparencia de la actual dirección del partido
Comentarios