15.11.2019 |
El tiempo
viernes. 15.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

La necesidad de incorporar el talento de la mujer cierra la última jornada

Intervinieron la presidenta de ADIF, Isabel Pardo; la representante de UNODC en Kenya, Wambui Kahara; y la Subsecretaria de Responsabilidades Administrativas de México, Tania de la Paz

Pombo, De la Paz, De Vera y Kahara. / ALERTA
Pombo, De la Paz, De Vera y Kahara. / ALERTA
La necesidad de incorporar el talento de la mujer cierra la última jornada

La necesidad de asegurar la igualdad y de incorporar plenamente a la sociedad el talento de las mujeres protagonizó la sexta y última jornada de la 4ª Edición del Global Youth Leadership Forum en el Palacio de la Magdalena en Santander. El panel contó con la intervención de la primera mujer Presidenta de ADIF y actual responsable de la empresa pública ferroviaria, Isabel Pardo de Vera; la representante en Kenia de la oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en África oriental (UNODC), Wambui Kahara; y la Subsecretaria de Responsabilidades Administrativas y Contratos Públicos.

Isabel Pardo subrayó la necesidad de «incorporar el talento de la mujer» al sector del transporte en general, donde solo ocupa un 10% de las plantillas, y a ADIF en particular, donde son solo el 14% de los 12.000 trabajadores. Especialmente crítico es el descenso en los últimos años de la cifra de mujeres cualificadas en carreras técnicas. «Necesitamos ese talento femenino y no lo estamos explicando bien», dijo. A este respecto, recordó el convenio de ADIF con la Real Academia de Ingeniería para el fomento de programas de mentorización y motivación para que haya más mujeres en las carreras STEM. Pardo indicó que ADIF ha querido ser pionera, dentro del sector público, en «mejorar la conciliación familiar» con medidas de flexibilidad de horarios o jornadas reducidas, así como «reclutamiento dirigido», de modo que en el gran relevo generacional que se tiene que operar en la compañía ferroviaria (la media de edad actual es de 56 años) pueda producir más participación de la mujer y más diversidad para formar equipos transversales. 

La Presidenta de ADIF recordó que las primeras mujeres maquinistas se incorporaron en 1980, pero en puestos más altos del organigrama la entrada de mujeres ha sido mucho más reciente, en los primeros años de este siglo. Pardo indicó que el 60% de las personas que usan los transportes son mujeres, por lo que no es lógica su baja participación en los servicios públicos y privados de este sector. La Presidenta de ADIF hizo «una llamada optimista» a la posibilidad de captar ese talento femenino en ambos casos.

KAHARA: «EDUCAR A LAS JÓVENES ES CLAVE». Por su parte, Wambui Kahara, responsable en Kenia de UNODC, manifestó que «la educación de las jóvenes es clave» para cambiar la situación en África y lograr la igualdad. Además, insistió en la necesidad de que las mujeres tengan acceso a «una atención sanitaria de calidad que merecen y en que su remuneración por el duro trabajo que realizan en el mercado laboral sea equitativa». La educación tiene la ventaja, subrayó, de que el conocimiento va con la propia persona y no se le puede quitar. Además, el aprendizaje de ‘destrezas’ permite a las familias salir del círculo de pobreza y tasa de delitos que se ha observado estadísticamente en muchas áreas urbanas. Kahara apuntó también la importancia de la participación femenina en política, no para imitar a los hombres, sino para aportar la propia personalidad de la mujer. En este sentido, recordó algunos de los obstáculos de mentalidad que ella misma encontró cuando empezó a dedicarse a la vida pública. «Hay que empoderar a las jóvenes», concluyó.

DE LA PAZ: «CAMBIAR EL CHIP DE LOS SERVIDORES PÚBLICOS». Dentro del panel sobre Mujer y Liderazgo intervino también la Subsecretaria de Responsabilidades Administrativas y Contratación Pública del Gobierno federal mexicano, la jurista Tania de la Paz Pérez Farca. Tras señalar que todos los días el entrar en su despacho recuerda que «treinta millones de mexicanos votaron por el cambio y no les podemos fallar», esbozó los cinco puntos de su programa para asegurar el cumplimiento de las leyes y «cambiar el chip de los servidores públicos». En primer lugar, «ciudadanización», para acercar la administración a la gente. En segundo, los «alertadores internos», con un sistema de confidencial que proteja a los denunciantes de ilegalidades privadas o públicas. En tercero, la «democratización de las tecnologías, porque México es muchos Méxicos» y no todos tienen igual acceso a la información. En cuarto, la «austeridad republicana», moderando el gasto porque «nos debemos al pueblo y no debemos servirnos del cargo». Y en quinto lugar, «la perspectiva de género» incidiendo en la capacitación de las mujeres para desempeñar el rol que merecen. De la Paz recordó que ya se ha aprobado el primer Código Ético de la Administración pública general mexicana y que se preparan otras normas de orientación para trabajar sobre «los valores».

Comentarios