04.04.2020 |
El tiempo
sábado. 04.04.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

INUNDACIONES

Tres localidades de Cieza han quedado aisladas por argayos

Los pueblos Collado, Villasuso y Villayuso, del municipio de Cieza, han quedado aislados este mediodía como consecuencia de argayos.

El puente de Ruente que aísla el Valle de Cabuérniga. / HOYOS
El puente de Ruente que aísla el Valle de Cabuérniga. / HOYOS
Tres localidades de Cieza han quedado aisladas por argayos

Según ha informado el 112, al no haberse registrado nuevas incidencias que afecten directamente a la integridad de personas, todos los esfuerzos están centrados en reabrir carreteras y ferrocarriles, garantizar los suministros de agua y electricidad, y ayudar a los afectados en la recuperación de sus bienes, negocios, industrias y ganaderías.

En estos momentos, según precisa el 112, "preocupan especialmente" las localidades que tienen sus principales vías de acceso bloqueadas por argayos, como es el caso de las localidades de Collado, Villasuso y Villayuso que se están, por el momento, aisladas.

Además, hay diez carreteras cortadas, la N-643 a su paso por el puerto de Lunada, la N-611 en Pesquera y Los Corrales de Buelna, la CA-803 en Villasuso, la CA-802 en Collado, la CA-804 en Los Llanos, la CA-425 en Hoz de Anero, la CA-180 en Ruente, la CA-281 entre Puentenansa y Piedrasluengas.

Con incidentes que permiten el paso se registran 26 vías más y las líneas férreas continúan cortadas entre Torrelavega y Cabezón, y la comunicación con la meseta a la altura de Las Caldas.

Como ha explicado el consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra, aunque la situación está "relativamente estabilizada", gracias a la mejora meteorológica, "se continúa haciendo un estricto seguimiento de riesgos que pueden evolucionar", como los argayos que han cerrado hoy los accesos a las poblaciones de Cieza, y las derivas de ríos a antiguos cauces.

En este sentido, ha matizado que se está procediendo a realizar labores de "reconstrucción, consolidación y limpieza, que están permitiendo contener agua, y abrir viales, y accesos a viviendas y poblaciones".

Actualmente se están gestionando 165 incidencias registradas.

Todas se corresponden con acumulaciones de agua en núcleos poblacionales; desbordamiento de ríos, inundaciones en garajes, locales, sótanos, cuadras y fincas; y argayos y desprendimientos que afectan a la red viaria y férrea.

El municipio que más intervenciones requiere es Los Corrales de Buelna y su área de influencia con 113, seguido de Cabezón de la Sal y su entorno con 28, Campoo con 8, el área oriental con 6, la zona norte con 6 y Unquera con 4.

Para conocer de primera mano la situación en campo, comprobar que no haya incidentes no comunicados al 112 y conocer los requerimientos de los afectados, la Guardia Civil está realizando un inventario de las necesidades más urgentes en las localidades más afectadas, lo que facilitará priorizar los trabajos de los efectivos en aquellos lugares en los que más se necesitan.

En el día de hoy están trabajando con este objetivo 45 bomberos del 112, el Centro de Coordinación de Emergencias de este servicio, 300 agentes del Medio Natural, 15 técnicos de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, 20 sanitarios del 061, 60 voluntarios de las agrupaciones de Protección Civil, 60 bomberos municipales, 30 personas de Cruz Roja, 200 agentes de la Guardia Civil, 271 efectivos de la UME y 17 Policías Locales.

Según las mediciones de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico todas las cuencas de Cantabria se encuentran en niveles normales con tendencia a la estabilización y bajada del caudal, y no hay avisos por fenómenos meteorológicos adversos previsto por parte de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), aunque se anuncian, de nuevo, lluvias intensas para la próxima semana.

En este sentido, el consejero ha destacado que se está controlando "continuamente" la situación meteorológica y la evolución de los ríos. "No hay que levantar la guardia", ha concluido.

Comentarios