25.07.2021 |
El tiempo

La lenta vacunación en Cantabria hace peligrar el verano para los hosteleros

Los docentes todavía no están vacunados y los sindicatos se quejan del lento proceso de vacunación mientras el Gobierno regional culpa a los jóvenes de ser irresponsables
Varias personas esperan su turno para recibir la primera dosis de la vacuna en el centro de Salud del Sardinero. / HARDY
Varias personas esperan su turno para recibir la primera dosis de la vacuna en el centro de Salud del Sardinero. / HARDY
La lenta vacunación en Cantabria hace peligrar el verano para los hosteleros

El pasado jueves día 17, el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, aventuraba que va a iba ha producirse un "repunte" de la incidencia de la Covid-19 en Cantabria, aunque subrayó que, por el momento, los datos de hospitalización son "muy buenos" y la comunidad autónoma se encuentra en un "mínimo histórico" en cuanto a la ocupación de las UCI, con solo 4 pacientes en esta situación.

"Creo que los datos de incidencia van a aumentar" ha señalado Rodríguez y, a preguntas de los periodistas, ha explicado que tiene esa percepción porque hay una "mayor interacción en todos los ámbitos, no sólo en la hostelería".

"Se ve en las calles, se ve en las casas y al haber mayor interacción hay más posibilidad de propagación del virus", insistió el consejero.

VACUNACIÓN. Cantabria ya ha vacunado contra el coronavirus, al menos con una dosis, al 40,4 por ciento de la población de entre 40 a 49 años, el último grupo de edad que se ha incorporado, por ahora, a la vacunación en la comunidad autónoma.

Según los últimos datos ofrecidos por la Consejería de Sanidad, el 29,5% de las personas de entre 40 y 49 años que han sido vacunadas solo se les ha administrado por el momento una dosis, mientras que 10,9 por ciento están inmunizadas.

Esta semana la gerente del Servicio Cántabro de Salud (SCS), Celia Gómez, indicó que se esperaba terminar a mediados de julio la vacunación de este grupo de edad, el más numeroso. Sin embargo, no descartaba terminar antes si llegaban más dosis de las previstas.

En este sentido, Sanidad trabaja ya en la incorporación de las nuevas franjas de población aprobadas, que van desde los 12 hasta los 39 años de edad, y que serán inmunizados con Pfizer y Moderna.

El Servicio Cántabro de Salud (SCS) espera cerrar la vacunación del grupo de 40 a 49 años, que centra ahora la campaña, a mediados de julio para empezar inmediatamente con el siguiente, el de 30 a 39.

Así lo ha señalado, a preguntas de los periodistas, la gerente del SCS, Celia Gómez, quien ha explicado que se seguirá el criterio que ha aprobado la Comisión de Salud de "poder hacer una apertura" a otros grupos aunque se siga con el orden de edad.

La Comisión aprobó ayer la vacunación desde los 39 a los 12 años, y se acordó que se podrá ir solapando la administración de la vacuna a los diferentes grupos, manteniendo el orden de edad descendente.

REVILLA. El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, asegura que le "parece bien" que la mascarilla deje de ser obligatoria "porque es una pesadilla", más ahora en verano, pero afirma que él seguirá usándola "salvo cuando esté al aire libre", con pocas personas y con distancia "y que no haya aglomeraciones".

"Me parece bien porque es una pesadilla el tener que llevar la mascarilla y sobre todo ahora que viene el verano con el calor. Es impensable que pudieran obligar a las personas a estar en una playa con una mascarilla", ha considerado el presidente cántabro en la inauguración del nuevo puente sobre el río Saja, en Ruente.

UGT. El sector de Policía Local de UGT ha denunciado que en Cantabria hay agentes de estos cuerpos "que aún no han sido vacunados" y que la gran mayoría de los que recibieron la primera dosis el pasado mes de febrero aún no saben cuándo se les suministrará la segunda.

Según precisa en una nota de prensa el sindicato, que se plantea denunciar a la Inspección de Trabajo la situación actual de la vacunación contra la covid-19 en la Policía Local, ya ha habido reuniones con el Gobierno de Cantabria "para conocer con exactitud cómo está el proceso de vacunación" en los cuerpos de Policía Local de la región, "aunque nadie sabe nada o simplemente no quieren informar de ello".

DOCENTES. La Junta de Personal Docente de Cantabria ha exigido este jueves a la Consejería de Sanidad que "todos" los docentes de la comunidad autónoma tengan completada su pauta de vacunación antes del 30 de junio.

"Esa es la promesa que queremos que nos hagan", ha señalado en declaraciones a los periodistas la presidenta de la Junta de Personal Docente, Belén González, antes de mantener una reunión con el director general de Salud Pública, Richard Wallmann.

La portavoz de la junta de personal, Henar Arguiñarena (Csif) ha señalado que "tras un curso entero solicitándolo", esta mañana se les ha citado a una reunión con Wallman. "Parece que sólo amenazando con medios de presión, se escucha a los docentes", la lamentado la representante de Csif.

Arguiñarena ha expresado el "altísimo grado de malestar e inquietud" de la práctica totalidad de los docentes sobre cómo se ha venido desarrollando el proceso de vacunación de este colectivo de trabajadores considerados "esenciales”.

Zuloaga. El vicepresidente de Cantabria, Pablo Zuloaga, ha afirmado este viernes que es "el momento necesario" para que la mascarilla deje de ser obligatoria al aire libre, con el fin de "activar" la economía y la actividad turística.

Zuloaga se ha expresado así en Suances, adonde ha acudido a presentar la rehabilitación del Palacio del Amo, a preguntas de los periodistas que la mascarilla dejará de ser obligatoria en espacios exteriores a partir del sábado, 26 de junio.

La lenta vacunación en Cantabria hace peligrar el verano para los hosteleros
Comentarios