17.02.2020 |
El tiempo
lunes. 17.02.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

EDUCACIÓN

La Junta de Personal Docente insta a negociar un acuerdo de legislatura

Se trata del órgano de representación de unos 8.000 docentes que trabajan en la enseñanza pública de Cantabria y está formado por 35 delegados de seis sindicatos: STEC, ANPE, TU, CCOO, UGT y CSIF

Integrantes de la Junta de Personal Docente. / José Ramón
Integrantes de la Junta de Personal Docente. / José Ramón
La Junta de Personal Docente insta a negociar un acuerdo de legislatura

La Junta de Personal Docente insta a la Consejería de Educación a sentarse a negociar para alcanzar un acuerdo de legislatura para «dignificar» salarios de profesores y maestros, poder adaptar la jornada de los mayores de 55 años con horas no lectivas, reducir ratios y tasa de interinidad en plantillas y para que la Administración asuma servicios externalizados. La Junta de Personal Docente es el órgano de representación de cerca de 8.000 docentes que trabajan en la enseñanza pública de Cantabria y está formada por 35 delegados de seis sindicatos: Stec, Anpe, TU, CCOO, UGT y CSIF. El pasado 4 de diciembre el pleno de la Junta de Personal Docente eligió una nueva presidenta que como la anterior, que dimitió por razones personales, pertenece al sindicato mayoritario de este órgano, el Stec. La nueva presidenta es Belén González.

En ese mismo pleno se debatieron las grandes líneas de acción sindical que, de manera unitaria, va a mantener la Junta de Personal Docente a lo largo de la legislatura. El objetivo que se ha marcado este órgano es alcanzar acuerdos para los próximos cuatro años que supongan «una revalorización del trabajo docente», una condición que los sindicatos ven indispensable para la mejora de la calidad del sistema educativo público. La Junta de Personal Docente insta a la Consejería de Educación a sentarse a negociar y centra sus reivindicaciones en cinco puntos fundamentales.

El primero es la dignificación salarial del trabajo docente con una nueva adecuación retributiva como las que hubo en 1998, 2003 y 2008, si bien la Junta de Personal Docente pide que, como primer paso, se abonen 30 euros que quedaron pendientes de la que se pactó la última, la de 2008. Se trata de una cantidad que se dejó de pagar por una congelación salarial y desde entonces ninguna Administración ha abonado ese dinero.

Los sindicatos quieren que se ponga en la mesa como primera medida y, a partir de ahí, negociar más mejoras retributivas para los docentes de Cantabria.

Otra de las reivindicaciones es que se adapte la jornada a los docentes mayores de 55 años con la implantación de un sistema de sustitución parcial de las horas lectivas por otras actividades en los centros. También se pide una reducción generalizada de las ratios máximas en las aulas, aprovechando el descenso demográfico. La Junta de Personal Docente quiere que ese descenso de las ratios empiece por Educación Infantil y se vaya extendiendo «hacia arriba» al resto de etapas del sistema educativo.

Ahora mismo las ratios están en 25 alumnos por aula en Infantil y Primaria, y la Junta de Personal Docente cree que lo ideal sería bajar a 20. En las aulas de dos años la ratio está en 18 niños, que a su juicio podría también rebajarse algo. La Junta de Personal Docente reclama asimismo que se baje la tasa de interinidad con ofertas de empleo público «potentes» que no se limiten «a la simple reposición de efectivos».

Y aboga por dar a las pruebas de acceso «el mayor grado posible de transparencia, objetividad, claridad y ecuanimidad», al tiempo que solicita que las ofertas de empleo público se negocien y se den a conocer al menos con dos cursos de antelación. Finalmente, la Junta de Personal Docente pide que todos los servicios complementarios que cumplan una finalidad educativa y que ahora están externalizados dejen de estarlo y pasen a la gestión directa de la Administración educativa.

Se trata de los técnicos de las aulas de dos años, los monitores de transporte escolar, la gente de programas como el PROA (Programa de Refuerzo, Orientación y Apoyo), o los auxiliares de conversación, que aún no han llegado a los centros educativos y que se esperan para inicio de año.

La Junta de Personal Docente elogia que la Administración apuesta por la educación bilingüe, pero pide que se dote a los centros adecuadamente para llevarla a cabo.

Estas reivindicaciones ya se han presentado por escrito, por el registro, a la Consejería de Educación, de modo que la Junta de Personal Docente está a la espera de respuesta. A juicio de la Junta de Personal Docente, la nueva Administración educativa regionalista «tiene ahora la oportunidad de demostrar que la educación es una prioridad para este Gobierno», y que el PRC no se ha hecho cargo de estas competencias para gestionar el día a día sino que «de verdad quiere dar un nuevo impulso» a la educación en Cantabria. 

Comentarios