18.09.2019 |
El tiempo
miércoles. 18.09.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

TRIBUNALES

A juicio en noviembre el padre acusado de zarandear a su bebé

A juicio en noviembre el padre acusado de zarandear a su bebé

La Audiencia de Cantabria prevé celebrar el 27 de noviembre el juicio a un padre acusado de un delito de lesiones y al que la Fiscalía pide 7 años de cárcel por zarandear presuntamente a su bebé cuando tenía 45 días, el cual tuvo varias lesiones, entre ellas, traumatismo craneoencefálico grave y trauma medular. Según informan fuentes judiciales, el juicio se ha fijado para el 27 de noviembre en la sección primera de la Audiencia de Cantabria.

En su escrito de calificación provisional, la Fiscalía acusa al padre por un presunto delito de lesiones y, además de la pena de prisión, solicita la prohibición de acercarse y comunicarse con el menor durante quince años y la privación de la patria potestad. También pide una indemnización de 14.700 euros por las lesiones y 20.000 euros por las secuelas, así como el abono de 15.355,22 euros al Servicio Cántabro de Salud por los gastos devengados. El Ministerio Público entiende que han de aplicarse las agravantes de alevosía y parentesco y una atenuante, dado que el presunto autor tiene una leve afectación en su capacidad volitiva.

En marzo del pasado año el Juzgado de Instrucción número 2 de Santander ordenó continuar la tramitación de las diligencias previas seguidas sobre este padre investigado por, supuestamente, zarandear a su bebé de 45 días, al considerar que existían indicios «bastantes» para imputarle un presunto delito de lesiones.

En el auto, el juez decretó el sobreseimiento provisional y el archivo de las actuaciones que se habían llevado a cabo respecto a la madre, ya que se constató en la investigación que no estaba en el domicilio cuando sucedieron los hechos.

El bebé, que presentaba diversas lesiones, entre ellas, traumatismo craneoencefálico grave y trauma medular, así como hematomas y hemorragias, sufrió secuelas como retraso psicomotor del desarrollo y una epilepsia. El auto del Juzgado explicaba que de las primeras actuaciones se desprendía que el 21 de febrero de 2017, cuando el padre estaba al cuidado de su hijo, sometió al bebé, que en ese momento tenía 45 días, a varias sacudidas que le causaron lesiones compatibles con el conocido médicamente como «síndrome del niño zarandeado».

El bebé precisó tratamiento médico para sus lesiones que tardaron en estabilizarse 245 días.

El juez instructor consideró que, por estos hechos, se podía haber producido un presunto delito de lesiones, al existir indicios «racionales» de criminalidad contra el padre.

Comentarios