23.02.2024 |
El tiempo
viernes. 23.02.2024
El tiempo
El Diario de Cantabria

SINDICATO SOLIDARIDAD

Los jóvenes cántabros quieren ir a la Huelga General pero el "profesorado progre" les boicotea

La movilización en Cantabria comentó que «llevo unos días recibiendo notificaciones de jóvenes que quieren hacer la huelga, pero están siendo coaccionados por todo ese profesorado progre que les quieren poner exámenes en el día de la huelga»
El activista político y sindical de Solidaridad, José Ignacio Monroy. / AEP
El activista político y sindical de Solidaridad, José Ignacio Monroy. / AEP
Los jóvenes cántabros quieren ir a la Huelga General pero el "profesorado progre" les boicotea

José Ignacio Monroy ha dedicado gran parte de su vida laboral a la docencia y a luchar por la democracia. Activista político y sindical muy comprometido desde hace años con el asociacionismo y el deporte. Medalla de oro de la Real Federación Española de balonmano lo deja todo para dedicarse a la actividad política y sindical con la misma actitud de compromiso y trabajo desinteresado que el que le dedicó al asociacionismo o el deporte.

En los últimos años, las amenazas a nuestras libertades se han intensificado, afirma. Para él ha quedado claro que el autoritarismo de la extrema izquierda está, una vez más, ganando terreno en España.

Dice que: «Esta circunstancia se ha convertido en un desafío para los educadores, políticos y sindicalistas, así como para todos los demócratas legítimos.»

En una conversación profunda y esclarecedora, el líder sindical de Solidaridad compartió las motivaciones personales que le llevaron a convertirse en un apasionado defensor de este sindicato singular y a liderar la convocatoria de una huelga general, programada para el próximo viernes 24 de noviembre.

Su ferviente deseo por lo desconocido y la posibilidad de influir en el cambio y mejora de la vida de las personas le condujo hacia Solidaridad, un sindicato que se distingue por rechazar subvenciones públicas y financiarse exclusivamente con las contribuciones de sus afiliados.

La aversión hacia lo que él llama «sindicatos de poca clase», vinculados al poder establecido, impulsó su compromiso con una organización que abraza principios de unidad nacional y defensa intransigente de los derechos laborales.

La convocatoria de la huelga general, según el líder sindical, se fundamenta en la percepción de una traición a los pactos gubernamentales, especialmente aquellos con el independentismo, y la amenaza de una ley de amnistía que considera indecente. Según sus palabras, Solidaridad cumple con su deber al brindar a los ciudadanos la oportunidad de expresar su rechazo a estos pactos, que, según él, auguran más miseria, expolio fiscal, paro y la desarticulación de la seguridad social.

Desafiando las críticas sobre la representatividad del sindicato, el líder sindical enfatizó que la huelga no es política ni ilegal, subrayando el derecho fundamental a la huelga consagrado en la Constitución Española. Para respaldar la legitimidad de la acción, señaló que Solidaridad registró legalmente la solicitud de convocatoria de Huelga General ante el Ministerio de Trabajo y Economía Social. Al abordar la participación de otros sindicatos y partidos políticos, el sindicalista cuestionó la postura de UGT y CCOO, acusándolos de abandonar la defensa de los trabajadores. También expresó su descontento con el Partido Popular, acusándolos de falta de valentía y compromiso en cuestiones cruciales como la batalla ideológica y cultural.

Respecto a la posibilidad de piquetes informativos, el líder sindical aseguró que su sindicato, Solidaridad adopta un enfoque libre, pacífico y valiente, rechazando tácticas coercitivas y enfatizando la diferencia de su sindicalismo. En cuanto a las críticas sobre la elección del día de la huelga coincidiendo con el Black Friday, el sindicalista argumentó que la situación del país justifica la acción y que la huelga es una manifestación contra el sanchismo que impacta en diversos sectores. Destacó que la huelga es una herramienta legal para expresar el descontento ciudadano y no solo una respuesta a consideraciones comerciales. En cuanto a manifestaciones, confirmó una convocatoria en Madrid y destacó el interés de la juventud en la causa, a pesar de las presiones del profesorado que intenta desalentar su participación.

El líder sindical abordó la polarización y la violencia en la sociedad, rechazando la violencia y abogando por la concordia. No obstante, señaló que los actuales acontecimientos han generado polarización y odios, atribuyéndolo a las políticas gubernamentales y resaltando la necesidad de un cambio.

En relación con el seguimiento de la huelga, el líder sindical reconoció las dificultades mediáticas que enfrentan, pero aseguró que compartirán la información disponible a nivel nacional.

Respecto a la movilización en Cantabria comentó que «llevo unos días recibiendo notificaciones de jóvenes que quieren hacer la huelga, pero están siendo coaccionados por todo ese profesorado progre que les quieren poner exámenes en el día de la huelga o avanzar materia invitándoles a que no acudan a la huelga. Pero no van a coartar sus derechos fundamentales. Si algo caracteriza hoy a la juventud española es su valentía».

Los jóvenes cántabros quieren ir a la Huelga General pero el "profesorado progre" les boicotea
Comentarios