04.04.2020 |
El tiempo
sábado. 04.04.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

CASO SCS

Izquierda Unida exige al presidente regional que cese a la consejera Real

«Por llevar a la sanidad al ‘bochorno’ de una investigación judicial»  La investigación», recalca Ruiz Salmón, «convierte a Revilla en consentidor de la gestión de sus socios del PSOE en el Gobierno»

Israel Ruiz Salmón. / ALERTA
Israel Ruiz Salmón. / ALERTA
Izquierda Unida exige al presidente regional que cese a la consejera Real

El candidato de Izquierda Unida al Parlamento de Cantabria, Israel Ruiz Salmón, ha exigido al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que cese a la consejera de Sanidad, María Luisa Real, como responsable de «conducir a la sanidad cántabra al desprestigio de una investigación judicial».

Ruiz Salmón se pronuncia así después de que la coordinadora autonómica de IU, Leticia Martínez, recibiese la notificación por parte de la Fiscalía Superior de Cantabria, que ha acordado trasladar al Juzgado diligencias de investigación sobre las adjudicaciones de contratos en el Servicio Cántabro de Salud (SCS), a raíz de la denuncia presentada precisamente por IU.

Esto quiere decir que se abrirá una investigación en el Juzgado, lo que, recalca Ruiz Salmón, «convierte a Revilla en consentidor de la gestión de sus socios del PSOE en el Gobierno». «El todavía presidente de Cantabria tiene una gran ocasión de dignificar las instituciones y lanzar el mensaje alto y claro de que en el Gobierno no hay sospechosos», ha aseverado, lamentando también «el respaldo del PSOE de Pablo Zuloaga a una gestión que no hubieran dudado en criticar si afectara al Partido Popular».

En un comunicado, el candidato ha remarcado que acudieron a la Fiscalía «por una cuestión de responsabilidad en la gestión pública», más aún, ha aseverado, «en un asunto de tanta importancia como es la sanidad pública». A la espera de conocer más detalles sobre la investigación judicial, desde IU han recordado que en su denuncia original las supuestas irregularidades podrían implicar por su gravedad la comisión de delitos de prevaricación administrativa, tráfico de influencias y malversación de caudales públicos, tipificados todos ellos en el Código Penal, los artículos 404, 428 y 432. Ruiz Salmón ha incidido que «de lo que se habla es de presuntas adjudicaciones irregulares de contratos en la sanidad cántabra, algunas de las cuales, a una red de empresas relacionadas entre sí y vinculadas a políticos socialistas». Y ha preguntado al presidente cántabro si su actitud de «mirar hacia otro lado se debe a que consejeros del PRC también han adjudicado contratos menores a esas mismas empresas», como en su día indicó la formación de izquierdas señalando a áreas como Obras Públicas o Turismo. 

El candidato de Izquierda Unida ha afirmado que «la sanidad cántabra necesita hablar de inversiones, de recuperarse de los recortes, de mejorar los servicios, de reducir las listas de espera y de potenciar la investigación», pero la gestión de PRC, PSOE y PP «está llevando a las sospechas sobre sus adjudicaciones, tanto con el propio Valdecilla a Ferrovial» como ahora con estas contrataciones «y las continuas externalizaciones de servicios». Además, ha pedido al Ejecutivo que no «enturbie el reconocido trabajo de los profesionales de la sanidad pública cántabra».

Ruiz Salmón ha reivindicado la «apuesta firme» de su partido en defensa de los servicios públicos y la buena gestión y contra la corrupción, como pone de manifiesto que «ante las sospechas en el Servicio Cántabro de Salud, acudimos a la Fiscalía antes que nadie», al igual que hicieron también en el Ayuntamiento de Astillero, donde son acusación en la causa contra el ex alcalde popular Carlos Cortina, acusado de prevaricación administrativa.

Y lo ha puesto en contraste con el «falso discurso público de Revilla contra la corrupción que a la hora de la verdad se traduce en consentir actuaciones de sus consejeros y en dejar a la Oficina Anticorrupción de su Gobierno sin ni un euro para su funcionamiento».

Comentarios